No usamos más la diplomacia para defender a transgresores de derechos humanos: Iruegas

martes, 16 de abril de 2002
México, DF - Será asunto de Cuba si decide tomar el voto mexicano en Ginebra como una cuestión de alcances diplomáticos, dijo el subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina, Gustavo Iruegas, quien también señaló que en el tema de los derechos humanos México busca la viga en su propio ojo, pero no la ignora "en el ojo ajeno" En entrevista, el funcionario, encargado directo de la relación con Cuba, se pronunció en torno del anuncio hecho la víspera por la Presidencia de la República, en el sentido de que apoyará la resolución hecha por Uruguay para exhortar a dicho país a avanzar en materia de derechos humanos y admitir la visita de la alta comisionada de la ONU en la materia, Mary Robinson Aseguró que, a diferencia del año pasado, el documento que este año se presentó ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU no está "cargado" en contra de Cuba, no es una condena Por ello, México tomó la decisión de votarlo "El año pasado el documento estaba muy cargado No reflejaba un interés real por los derechos humanos en Cuba, sino que se enmarcaba más en el diferendo que puede tener con otros países como Estados Unidos, y por eso nos abstuvimos", dijo Agregó que el documento que Uruguay elaboró es diferente "Hemos llegado a la conclusión de que este documento no es como el del año pasado y que debe votarse Decidió el presidente Fox, por la recomendación del canciller, que en esta ocasión debía ser así" Luego de admitir que el problema de los derechos humanos puede ser en México más grave que en Cuba, Iruegas dijo que de cualquier modo México no puede dejar de expresar preocupación por lo que acontece en Cuba Tenemos que buscar la viga en el ojo propio, pero no tenemos por qué "obviarla en el ojo ajeno" Y agregó: "Hemos dejado de usar la diplomacia para defender a los transgresores de los derechos humanos" y este giro se tomó sin presión alguna de Estados Unidos Esta decisión, apuntó, no tiene relación alguna con lo que ha dado en llamarse el "incidente de Monterrey" Iruegas expresó que Cuba decidirá si un asunto de corte multilateral se convierte en un problema bilateral que afecte las relaciones con México Y añadió que son ellos, los cubanos, los que están haciendo de este asunto algo de demasiada importancia Agregó que México mismo ha recibido de la CDH de la ONU "acusaciones importantes" en el pasado y nunca se generó un diferendo con ningún país por ello Aspiramos, dijo, a que el voto no tense las relaciones bilaterales, pero eso será decisión de Cuba Será parte "de lo que el gobierno de Cuba quiera hacer o decir", anotó "Este asunto es un asunto que nosotros manejamos en la Comisión de Derechos Humanos, allí lo hacemos y allí lo dejamos" Luego aseguró que en forma alguna se violenta el principio de no intervención asentado en la Constitución México ha votado resoluciones contra otros países y nunca se le ha acusado de intervencionismo, dijo Y citó resoluciones contra Guatemala, Chile, El Salvador, Sudáfrica, Nigeria, Rumania y Afganistán A su vez, México se ha puesto bajo el escrutinio internacional y ha recibido visitas de relatores y observadores, y recientemente ha decidido "enfrentar nuestro problema de derechos humanos y comprometernos en todos los convenios que no habíamos firmado", dijo finalmente