Vence la "doctrina Castañeda": Batres

martes, 16 de abril de 2002
México, DF - Luego de la decisión de México de apoyar la resolución que presentó el gobierno de Uruguay en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, para que en Cuba sea revisada la situación de los derechos humanos, las reacciones de quienes están a favor y en contra de tal determinación no se hicieron esperar La más fuerte de ellas vino del coordinador de la bancada perredista en la Cámara de Diputados, Martí Batres, quien señaló que la política exterior del gobierno mexicano está dominada por el miedo y la cobardía y que "la 'doctrina Castañeda' es muy clara: atacar al débil y obedecer al fuerte" En tanto, el Secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, se lanzó a defender al gobierno foxista En ocasiones pasadas, dijo, México se "lavó las manos" en torno de la situación de los derechos humanos en Cuba, y esto no puede continuar Luego aseguró que el voto favorable de México al proyecto uruguayo de exhorto a Cuba para que mejore su situación en derechos humanos es parte del "cambio" prometido por Vicente Fox Creel aseguró que las acciones que el gobierno de Vicente Fox ha tomado en la materia le facultan para ya no seguir callado Las viejas "unanimidades", consideró, muchas veces eran falsas y sólo servían "para tapar cosas", remarcó "Era una especie de lavarse las manos No podemos seguir en un país democrático tomando actitudes de Poncio Pilatos, en donde el gobierno no tiene nada que decir Al contrario, yo pienso que hay un compromiso muy claro con los derechos humanos, aquí lo hemos hecho, se ha establecido un fiscal especial para revisar el pasado, los desaparecidos; hemos excarcelado a personas cuyos derechos humanos habían sido violados", además de otras medidas, detalló Por ello, "somos consistentes con lo que estamos haciendo en el país adentro y con lo que estamos haciendo afuera", dijo Por su lado, en entrevista radiofónica, el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda, se lavó las manos al señalar que la decisión tomada por el gobierno mexicano en relación a los derechos humanos en la isla se apega principalmente a un texto de autoría peruana y uruguaya que "nos pareció muy sensato y propositivo, pues reconoce los avances en materia de derechos sociales en Cuba, lo que llama un entorno internacional adverso, pero no condena, ni evalúa, ni juzga la situación de los derechos humanos" Aseveró, asimismo, que el voto es congruente con la tradición mexicana, con la preocupación que el presidente Fox a introducido a la política exterior de derechos humanos y democracia, y esa fue la decisión del Poder Ejecutivo, que es quien decide los votos Un voto al amparo de la ONU En entrevista, Creel Miranda abundó sobre la postura que la víspera se dio a conocer en torno del proyecto presentado por Uruguay ante la ONU y que hace una serie de recomendaciones a la isla para que mejore su situación sobre los derechos humanos, pero no la condena, como en ocasiones anteriores Aseguró que el voto que emitirá México no es un voto en contra de Cuba, de país a país, sino un voto "al amparo de las Naciones Unidas, de la que por cierto también Cuba es parte", y por ello debe aceptarlo Los países que estamos en la ONU "como parte de las Naciones Unidas tenemos que aceptar las resoluciones de ese organismo internacional Ya nosotros hemos aceptado, por ejemplo, la visita de relatores humanos que tienen que ver con asuntos migratorios, con asuntos de tortura, con la revisión de las cuestiones de los tribunales y los jueces" Aseguró que esta clase de pronunciamientos son compromisos que exigen a los países el mundo moderno Al interior del país, estas decisiones se toman "para que quienes votaron por el presidente Vicente Fox puedan empezar a notar el cambio El cambio en materia de política exterior, en materia de política interior" Y negó que haya sumisión a las presiones de Estados Unidos, pues en fecha reciente se condenó la resolución de la Suprema Corte de Justicia de ese país, que falló en contra de un trabajador mexicano, según refirió Finalmente, descartó que esta situación lleve a una ruptura de relaciones con Cuba Este país entenderá que no se trata de una "cuestión personal", sino una consecuencia de la política exterior de defensa de los derechos humanos "Estoy convencido de que es posible limar asperezas", manifestó La moral del PAN En tanto, el líder nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, aseguró que México sí tiene "autoridad moral" como para pronunciarse respecto de la situación de los derechos humanos de otros países "Este ejemplo de México y esta actitud de México, ahora encabezado por un gobierno democrático, comprometido con los derechos humanos, le da autoridad moral para decirle a otro país y a otros países 'ábranse, cooperen con la comunidad internacional y con los organismos multilaterales que la propia humanidad ha creado para resguardar los derechos humanos en el mundo", dijo, en conferencia de prensa En conferencia de prensa, efectuada en la sede nacional del Partido Acción Nacional (PAN), rechazó que la resolución de Uruguay a la que México se adhirió sea intervencionista, pues no ataca a ningún país sino que, por el contrario, busca impulsar la cooperación internacional de los órganos multilaterales para avanzar en la vigencia de los derechos civiles y políticos en Cuba, al tiempo que reconoce los avances de los derechos sociales en el país caribeño Luego se lanzó contra los legisladores de oposición, quienes, criticó, se dicen defensores de los derechos humanos, y ante Cuba hacen como que no pasa nada "A mí me llama mucho la atención y es de lamentarse el doble lenguaje de quienes se les llena la boca para luchar por los derechos humanos para México y otros lugares, y en el caso de Cuba simplemente cierran los ojos", expuso Por su parte, el coordinador de los diputados perredistas, Martí Batres, aseguró que la política exterior del gobierno de Vicente Fox "está dominada por el miedo y la cobardía" En la tribuna de San Lázaro, Batres formalizó el rechazo de su bancada a la decisión presidencial de apoyar en la ONU un documento que pide al gobierno de Cuba mejorar la situación de los derechos humanos en la isla, y acusó directamente al secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda, de aplicar la doctrina de obedecer a Estados Unidos y atacar a Cuba El legislador tachó de cobarde a la administración foxista porque, sostuvo, luego de sumarse a los señalamientos internacionales contra el gobierno cubano, no se atreverá a hacer lo mismo en lo que se refiere a las violaciones a las garantías de los mexicanos que viven en Estados Unidos "¿Tendrá el gobierno mexicano la valentía de llevar al gobierno de Estados Unidos a Ginebra -sede de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU--, para condenarlo por la continua violación a los derechos humanos de los mexicanos que viven en ese país?", soltó También cuestionó: "En su nuevo papel de guardián de la democracia en América, ¿el gobierno mexicano se atrevería a señalar que en Estados Unidos no gobierna el candidato presidencial que tuvo más votos y que a estas alturas del siglo XXI no existe en ese país el voto directo?" El legislador no quiso hacer esperar para conocer la respuesta "Suponemos -dijo-- que no se atreverá, porque la política exterior del gobierno mexicano está dominada por el miedo y la cobardía La 'doctrina Castañeda' es muy clara: atacar al débil y obedecer al fuerte", asentó el coordinador partidista en San Lázaro, donde se esperaba la determinación de la fecha para que el canciller comparezca ante los legisladores sobre el vuelco que se ha dado en la relación con Cuba La debilidad de Fox frente a EU La víspera, Demetrio Sodi, senador del PRD, señaló que el voto de México en la ONU, aun cuando viene amortiguado por el argumento de que se trata de "una propuesta positiva", es finalmente una condena a Cuba y a Fidel Castro y, por ende, contrario a los principios de política exterior asentados en la Constitución Agregó: "Es lamentable que el gobierno ignore al Senado de la República, que apenas el jueves pasado emitió un punto de acuerdo para que la delegación mexicana en Ginebra se abstuviera de votar contra la isla" Esta postura, consideró, sólo muestra que el gobierno de Fox es cada vez más débil para resistir las presiones de Estados Unidos La iniciativa uruguaya, presentada la semana pasada ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, exhorta a Cuba a firmar o ratificar algunos pactos de derechos humanos a nivel interamericano e internacional y recibir a la alta comisionada de la ONU, Mary Robinson, para que conozca la situación de los derechos humanos en la isla Estos puntos fueron destacados tanto por Castañeda como por Fox, quienes aseguraron que la iniciativa uruguaya es positiva y reconoce a Cuba su gran avance en materia de derechos sociales para los cubanos Al argumentar su voto, el gobierno foxista señala que la actuación internacional de México "parte del reconocimiento de que los derechos humanos constituyen valores absolutos y universales, y de que es obligación de los Estados, tanto individual como colectivamente, velar por su respeto" Advierte, en este sentido, que la posición mexicana sobre la situación de los derechos humanos en otros países no se basa en consideraciones políticas ni en un criterio selectivo Otros casos En el comunicado que envió la Presidencia de la República para dar a conocer su decisión en torno a los derechos humanos en Cuba, el gobierno de Fox también ofrece la posición que tomará en el caso de Irán, sobre el cual señala que si bien se reconocen desarrollos positivos, se expresa preocupación por la persistencia de violaciones, y solicita que el gobierno coopere con los mecanismos de derechos humanos de Naciones Unidas, tomando en cuenta que desde 1996 no ha invitado al relator especial a visitar el país Para Chechenia, adelanta que, al igual que en 2001, México votará en favor del proyecto de resolución presentado por la Unión Europea, tomando en cuenta que el informe presentado por la alta comisionada da cuenta del grave deterioro de la situación en esa república En la consideración de proyectos de resolución sobre la situación en Medio Oriente, señala que México mantendrá su tradicional apoyo a iniciativas que reconocen el derecho del pueblo palestino a la libre determinación y que hagan un llamado al fin de la violencia y al restablecimiento de las negociaciones en la región "México votó en favor del proyecto presentado por la UE, en el que, entre otras disposiciones, se expresa grave preocupación por el dramático agravamiento del conflicto israelí-palestino; se condenan todos los actos de violencia; se insta al gobierno de Israel a revertir su política de asentamientos humanos en los territorios ocupados y se llama a las partes en conflicto a reanudar negociaciones para un arreglo político basado en las resoluciones del Consejo de Seguridad", señala el gobierno foxista Y de manera más precisa para el caso de Palestina, señala que México votó en favor del proyecto presentado por Argelia en el que, entre otras disposiciones, se reafirma el derecho del pueblo palestino a la libre determinación; se condenan las violaciones de derechos humanos y la muerte de civiles, incluyendo mujeres y niños, derivadas de las operaciones militares del ejército de Israel; reafirma la aplicabilidad del Cuarto Convenio de Ginebra de 1949, relativo a la protección de civiles en tiempos de guerra; e insta a Israel a desistir de todas las formas de violación de garantías y a respetar los principios de derecho internacional y derecho internacional humanitario Esta, pues, será la segunda ocasión que México se sume a propuestas internacionales en relación con Cuba La primera fue en 1989, cuando se unió a un exhorto para que Castro recibiera relatores sobre derechos humanos 16/04/02

Comentarios