Responde Cuba a la ONU: El voto condenatorio, "patraña" de EU

viernes, 19 de abril de 2002
Ginebra, Suiza - La Comisión de Derechos Humanos de la ONU debe ser fundada de nuevo, afirmó el gobierno de Cuba al responder a la condena en su contra, emitida por esa instancia internacional y en cuyo sufragio se destacó el caso de México, que por primera vez en la historia ha cambiado el sentido de su voto y con ello, también su tradicional política exterior, de apoyo al gobierno de Fidel Castro, lo que le ha valido un enfrentamiento con el Poder Legislativo --de mayoría opositora-- que lo exhortó hasta un día antes de la votación a repetir la abstención del año pasado Tanto el canciller Felipe Pérez Roque como el diario oficial Granma?a través de su página de internet?arremetieron en contra de la Casa Blanca y señalaron que el resultado de la reunión de Ginebra es sólo una "patraña" más de Estados Unidos para mantener vigente el bloqueo económico Además, el embajador cubano ante la ONU, Iván Mora Godoy, dijo, luego de aprobado el documento, que ninguno de los países que votaron en a favor?y entre los cuales se encuentra México?tiene la autoridad moral para juzgar a Cuba Agregó que si, tal como recomienda la resolución, se insiste en que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Mary Robinson, visite la isla, Cuba tendrá que negarse En declaraciones que reiteran los pronunciamientos hechos por la embajada cubana en México el martes 16, el gobierno de la isla condenó a todos los países que votaron en favor del documento, pues lo hicieron, según dijo, bajo presiones norteamericanas Pérez Roque aseguró en declaraciones difundidas por radio y televisión que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU debe ser refundada y reiteró que "es Estados Unidos quien necesita de este proyecto para justificar el bloqueo" Agregó que "la razón está de nuestra parte y también el apoyo de los pueblos latinoamericanos que reconocen en Cuba un ejemplo de dignidad" A su vez, Granma, medio oficial del Partido Comunista dio a conocer el resultado de la votación como "una nueva victoria moral para Cuba" El sitio de Internet de dicho diario consignó que el documento presentado por Uruguay fue aprobado por un "ridículo margen de 2 votos", a pesar de "la coacción y las brutales presiones" por parte de Estados Unidos Los países que votaron en contra o se abstuvieron, dijo, fueron aquellos que se negaron a "secundar los designios de Washington y sus intentos de justificar la política de bloqueo y agresión que por más de 43 años han seguido contra nuestra patria" Los demás adoptaron, agregó, una "inconcebible actitud" Entre estos países, por primera vez se encuentra México, que en un giro histórico en su política hacia Cuba, cumplió su amenaza, anunciada con anticipación, y votó en favor del proyecto uruguayo El voto mexicano se dio a pesar de las diatribas cubanas emitidas desde hace varias semanas en el sentido de que Estados Unidos buscaba un "judas" latinoamericano que, ante su ausencia en la Comisión de Derechos Humanos, promoviera una condena contra Cuba Así, para la isla, México se convirtió en un "un gran Judas de última hora", según quedó establecido en el programa cubano "Mesa Redonda Informativa", pues el sentido del voto se anunció apenas este lunes, aun cuando ya había muchos indicios que apuntaban que no habría el tradicional apoyo hacia el país caribeño En tanto, la resolución en contra de Cuba fue calificada positivamente por la disidencia cubana El líder opositor, Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y reconciliación nacional, dijo que aquélla es "el reconocimiento de una penosa realidad" En Cuba, dijo, "no sólo hay violaciones significativas a los derechos humanos por parte del gobierno, sino que éste impone un sistema que anula o limita muchos derechos sin ofrecer alternativas"Esta situación, manifestó Sánchez, "justifica en alguna forma el escrutinio internacional" La sesión y el voto mexicano Durante la sesión celebrada en la ciudad de Ginebra, Suiza, sede de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, los países miembros votaron el proyecto que, a diferencia de años anteriores, no condena de forma expresa al régimen cubano, pero sí señala la necesidad de hacer avances sustanciales para garantizar el respeto a los derechos humanos, civiles y políticos de su población La iniciativa presentada por Uruguay fue copatrocinada por Argentina, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, Canadá, República Checa, Suecia y Polonia Recibió, además, el apoyo de Chile, México, Panamá, El Salvador y Perú Brasil y Ecuador se abstuvieron y Venezuela votó en contra La Unión Europea también votó en favor de la resolución El voto norteamericano no estuvo presente, debido a que este año Estados Unidos no tiene un asiento en la Comisión de Derechos Humanos Sin embargo, de acuerdo con los cubanos, las presiones de rigor ?obviamente de EU- para lograr un documento mucho más severo y la mayoría de votos posibles en su favor estuvieron presentes, como cada año Así, a pesar del descontento en México por la decisión presidencial de aprobar el proyecto, de las quejas cubanas en contra de Estados Unidos y de los exhortos de legisladores federales para que la delegación mexicana se abstuviera de votar, el sufragio del gobierno foxista se realizó de la forma anunciada El sufragio fue la culminación de un enconado debate entre los actores políticos de México y de Cuba, en que el gobierno federal ignoró persistentemente los llamados de los legisladores a abstenerse, lo que le impidió a Cuba librarse de la condena El texto aprobado, que según el gobierno mexicano es "propositivo" y no injerencista ?y, según los cubanos, es más injerencista que cualquier documento anterior?, reconoce al gobierno cubano haber hecho enormes avances en materia de derechos sociales, como es el acceso a la educación y la salud Sin embargo, señala que estos avances no han sido los mismos en el ámbito de los derechos civiles y políticos, por lo que le "exhorta" a trabajar en la materia También se "alienta" a Cuba adherirse al pacto de Derechos Civiles y Políticos y al pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales Pero no fue esta recomendación la que desató el enojo cubano en contra del "engendro"?así le llamó al documento la Cancillería isleña?, sino la otra: la que le pide de forma explícita que acceda a que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Mary Robinson, visite Cuba para conocer de cerca la situación Este cambio de tono fue lo que decidió al presidente, Vicente Fox, a apoyar el proyecto De acuerdo con el subsecretario Gustavo Iruegas, el tono es muy diferente al documento del año pasado, en cuya votación México se abstuvo por considerar que estaba muy "cargado" en contra de Cuba, debido a sus diferendos con Estados Unidos El anuncio El lunes 15, recién concluida la cumbre del Grupo de Río, en Costa Rica, el gobierno federal mexicano anunció que apoyaría la petición de que Cuba se abriera a una revisión de la ONU sobre la situación en que se encuentran los derechos humanos en la isla En comunicado de prensa, la Presidencia de la República informó que esta determinación se tomó a partir de la noción de que los derechos humanos son "valores absolutos y universales", y que el voto "es en favor de las causas y no en contra de países" Esta noción acerca de la validez universal de los derechos humanos es la bandera con que el gobierno de Vicente Fox ha ido formando su política exterior Su primer pronunciamiento fue hace un año, precisamente, cuando se preparaba el voto contra Cuba ante la ONU y que México se abstuvo de votar Con esta nueva premisa, hasta ahora inédita en materia de política exterior en México, el gobierno mexicano fue preparando el terreno para justificar un voto que Cuba considera traidor "México votará en favor del proyecto presentado por Uruguay, con un amplio copatrocinio latinoamericano que, en lugar de condenas de años pasados, asume un enfoque constructivo y de cooperación El proyecto reconoce los esfuerzos hechos por Cuba en materia de derechos sociales, pese a un entorno internacional adverso", decía el anuncio Al argumentar su voto, el gobierno foxista señaló que la actuación internacional de México "parte del reconocimiento de que los derechos humanos constituyen valores absolutos y universales, y de que es obligación de los Estados, tanto individual como colectivamente, velar por su respeto" Y aun cuando este posicionamiento puede ser constructivo, lo cierto es que Fox ha dicho abiertamente que en materia de política exterior es "obsoleto" alinearse en favor de Cuba ?como han hecho legisladores del PRI y del PRD?, ya que lo "moderno" es acercarse a Estados Unidos Así lo dijo en entrevista con un diario canadiense, luego de anunciar el sentido del voto mexicano En el mismo comunicado se dio a conocer la posición que México adoptará en otros casos, como el de Irán, Chechenia y Palestina Pascoe quería abstención Este jueves, el embajador de México en la isla, Ricardo Pascoe, reveló en La Habana que durante el proceso previo a la decisión, él recomendó al canciller Jorge Castañeda "votar abstención" Estas declaraciones provocaron en el PRD la sospecha de que Pascoe pronto será removido de su cargo En tal sentido, el senador Jesús Ortega dijo que la postura del embajador es congruente y que si lleva a su despido sería algo "honroso" En entrevista, el diplomático afirmó que fue llamado hace unos días a Costa Rica, a la cumbre del Grupo de Río, para exponer su postura "Yo le recomendé al canciller votar abstención en este caso", aun cuando, apuntó, el documento en cuestión no es condenatorio del gobierno cubano El documento, enfatizó, es diferente a los de años anteriores, pues reconoce sus avances en diversos ámbitos y no condena a la isla en ningún sentido Sin embargo, dijo que en su opinión era preferible abstenerse, en atención a una "adecuada" relación bilateral "Finalmente, la decisión quedó en manos del presidente Vicente Fox , yo ya no estuve en la determinación final que fue el lunes mismo (15 de abril), según tengo entendido en un reunión en Los Pinos", apuntó Pascoe defendió el carácter del documento con énfasis: "No creo que se pueda hablar de una condena técnica o política", pues si lo fuera, "y si mi gobierno votara a favor, mi presencia aquí no tendría sentido", dijo ante periodistas cubanos Además, aclaró que el proyecto presentado por Uruguay no tiene participación norteamericana "Es ir al extremo decir que este es el proyecto norteamericano Porque los indicios objetivos que yo tengo me dicen que Estados Unidos no está suavizando su línea hacia Cuba, sino todo lo contrario" No obstante, admitió que efectivamente existen "presiones" del país norteamericano hacia la isla El giro inesperado México terminó su relación con la revolución cubana y empezó una nueva con la "República de Cuba", fue la idea que manejó hace varias semanas el canciller Jorge Castañeda, en un adelanto de los cambios en las relaciones entre ambos países, las cuales tuvieron una crisis fuerte el mes pasado, luego de la Cumbre de Monterrey, de la cual el comandante Fidel Castro tuvo que salir, supuestamente a petición de George Bush Este fue uno de los indicios más claros del radical giro que la actitud mexicana hacia Cuba tomaría después Antes habían ocurrido otros incidentes, menores en comparación, como aquél en que Castañeda llamó "ardidos" a los cubanos, precisamente por el voto del año pasado, que no fue en contra del documento como esperaba Cuba, sino únicamente abstención La semana pasada, los legisladores panistas en el Congreso de la Unión ya hacían declaraciones confiadas que dejaban ver que el voto mexicano sería contra Cuba, puesto que ahí no se respetan los derechos humanos, dijeron Los diputados panistas elaboraron un texto que presentaron la semana pasada a la Presidencia de la República, en el que le demandaban a Fox "que su gobierno emita, durante la próxima reunión de la ONU sobre los derechos humanos, un voto en contra del gobierno cubano encabezado por Fidel Castro, por la represión de los derechos civiles, políticos y económicos, sociales y culturales de aquella nación hermana" Mientras, el líder panista, Luis Felipe Bravo Mena, aseguraba que el gobierno foxista tenía la autoridad moral suficiente para hacer observaciones al gobierno cubano El viernes 12, el canciller Castañeda fue más claro al decir que un eventual voto en favor de la resolución uruguaya no violaría el principio de no intervención que rige la política exterior mexicana Ese día, aseguró que el sentido del voto no estaba definido Sin embargo, quien descubrió completamente cuál sería la actitud real del gobierno mexicano ante Cuba fue Santiago Creel, este jueves Ya anunciado el sentido del voto, de forma clara, el funcionario descalificó las quejas de los legisladores de oposición y aseguró que nadie pondría una "mordaza" al gobierno para evitarle criticar las dictaduras "No vamos a permitir que se nos ponga una ley mordaza, mucho menos cuando el pueblo de México votó por el cambio, (porque) valen o no los derechos humanos en todos los lugares y en todos los tiempos o solamente valen en algunos casos, en algunos países", enfatizó ¿De qué se trata?, preguntó, "¿es que podemos señalar las dictaduras solamente de derecha, y no a las de izquierda? ", dijo irónico En materia de derechos humanos el gobierno no puede quedarse inmóvil, pues se trata de un gobierno democrático al que el pueblo le exige un cambio Sin disimulos, manifestó: "Las dictaduras son dictaduras siempre, esa es la convicción de nuestro gobierno, la convicción del presidente Vicente Fox, y por lo tanto en eso vamos a ir adelante", sentenció En respuesta, los diputados de oposición aprobaron, el mismo jueves, un exhorto dirigido hacia la delegación mexicana en Ginebra, con el fin de que se abstuviera de votar Sobra decir que tal exhorto fue totalmente ignorado, al igual que el punto de acuerdo de la semana pasada, en que se pedía lo mismo Los legisladores decidieron "demandar que la representación mexicana se abstenga de votar en favor de cualquier resolución, pronunciamiento o acción respecto de Cuba ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, por considerarlo un ejercicio que se apartaría de los principios de la política exterior mexicana" El coordinador de los diputados perredistas, Martí Batres, aseguró que los legisladores "no admitimos que la causa noble de derechos humanos se utilice para la injerencia o el intervencionismo", y sostuvo que en muchos países que están votando en favor de la condena a Cuba no se respetan los derechos humanos de sus ciudadanos El desagravio Un día antes, el miércoles 17, la oposición determinó realizar, en un viaje a la isla este viernes 19, una serie de actos en descargo del pueblo mexicano por el sentido del voto del gobierno foxista Al viaje acudiría un grupo de 20 legisladores "Pagaremos el viaje de nuestra bolsa y queremos con ello realizar un homenaje a Martí y al pueblo cubano, y un desagravio por el voto de México en Ginebra", explicó el diputado perredista Emilio Ulloa Pérez Informó que el viaje tendría lugar este viernes 19, fecha en que, coincidentemente, se cumplen 41 años de la victoria cubana en Playa Girón contra una invasión de disidentes cubanos apoyados por Estados Unidos Acerca de las acciones que piensa emprender la oposición en el Congreso, el perredista Sergio Acosta aclaró que no responden al interés de entrar en defensa del presidente de Cuba, sino de la soberanía de un pueblo y su libertad para autodeterminarse Pero en el PAN las medidas mencionadas no se ven con buenos ojos; el diputado Eduardo Arnal indicó que son inútiles y estériles los esfuerzos de la oposición por hacer retroceder a Fox, pues hay pruebas de que el gobierno castrista no respeta los derechos humanos, indicó Y, como lo han hecho otros panistas y el Ejecutivo, insistió en cuanto a que al apoyar el texto de Uruguay no se violentan los principios de no intervención y autodeterminación "Sólo cuando México vota como ellos dicen, entonces tenemos una posición digna y, cuando no, nos acusan de subordinados a Estados Unidos", manifestó Navarrete Los diputados panistas ironizaron a los priistas por querer ir a "besarle la mano" a Fidel Castro En respuesta, el perredista Félix Salgado Macedonio recordó a Arnal que durante un reciente encuentro con Fidel Castro estaba tan emocionado, que hasta le cantó "El Rey" El panista lo negó Canté "El Rey", admitió, pero no a Castro, sino solamente como parte de la fiesta, dijo19/04/02

Comentarios