Fox y la fructosa: Hacia la controversia constitucional

martes, 2 de abril de 2002
México, DF - Las quejas de los legisladores ?excepto los panistas-- respecto a la supuesta invasión de su trabajo por parte del jefe del Ejecutivo, Vicente Fox, quien modificó el presupuesto de ingresos que elaboró el Congreso, se concretaron cuando, a unos días de haber iniciado el periodo ordinario de sesiones, uno de los primeros acuerdos a los que llegó la oposición en el legislativo es el de solicitar un juicio de controversia constitucional respecto a esa facilidad con la que el presidente, en contraposición con lo dispuesto el 1 de enero por los legisladores, suspendió el pago del impuesto especial por parte de las refresqueras que utilizan fructosa Con los votos en favor del PRI, PRD, PT y PVEM, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó por la vía del "fast track" solicitar ese juicio a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a propuesta de la fracción perredista El representante de ésta, Martí Batres, reiteró días antes que Fox no tiene facultades para emitir decretos de la índole del que se publicó el 5 de marzo pasado El Diario Oficial de la Federación hizo público ese día que, por disposición del gobierno federal, las medidas fiscales aprobadas dos meses antes quedarían modificadas en el sentido de que estaría exentos del pago del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios las bebidas embotelladas (aguas gasificadas o minerales, refrescos, bebidas hidratantes) y los concentrados, polvos, esencias o extractos que utilicen edulcorantes distintos al azúcar de caña Pese a que numerosos legisladores señalaron que eran los únicos facultados para hacer cambios a la reforma fiscal, el gobierno del presidente Vicente Fox no quiso hacer a un lado su interés de eliminar el impuesto especial aplicado a los refrescos y otras bebidas que se endulzan con fructosa, la mayoría de las cuales son producidas por empresas extranjeras Se dispuso que la suspensión del impuesto tendría vigencia solamente hasta el 30 septiembre, pero eso no contuvo la inconformidad del Poder Legislativo, que puso en evidencia a la administración de Fox como defensora del capital extranjero en detrimento de la industria azucarera nacional, en continua crisis y que apenas unos mese antes había sido rescatada por el Estado Los diputados de oposición recordaron que, si se gravaron los refrescos endulzados con fructosa, fue para presionar a los expendedores de esos productos a utilizar azúcar de caña Pero la Secretaría de Hacienda, en el decreto, mencionó la supuesta intención del gobierno de atenuar la posible pérdida de empleos a la que llevaría el impuesto a la fructosa El 6 de marzo, el coordinador de los diputados del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, habló de las supuestas ventajas de la acción federal, mientras que el PRI en el Senado se movilizaba para formar lo que se denominó "frente azucarero"; esta organización, con el apoyo del presidente nacional de los priistas, Roberto Madrazo, se movilizaría contra la decisión de la administración de Fox Pero Calderón Hinojosa señaló que la decisión de beneficiar a los consumidores de fructosa era tener un mejor escenario para alcanzar un mejor acuerdo con Estados Unidos, respecto a la compra de los excedentes mexicanos de azúcar El Tratado de Libre Comercio establece que el país vecino debe comprar gradualmente ese producto nacional hasta llegar al 100 por ciento, sin embargo el gobierno estadunidense no ha cumplido con esa determinación y el gobierno mexicano tampoco ha asumido una posición firme al respecto El coordinador de los panistas, sin embargo, justificó en marzo la decisión de Fox de anular el impuesto especial indicado, diciendo que el primer mandatario está facultado por el artículo 39 del Código Fiscal "para exonerar o exentar temporalmente o permanentemente de un impuesto" Para ese entonces, el diputado perredista Martí Batres ya había planteado que su bancada consideraría la posibilidad de interponer una controversia constitucional por la suspensión del gravamen a la fructosa Su actitud fue considerada "saludable" por Calderón En vísperas del inicio del periodo ordinario de sesiones, Batres planteó el 12 de marzo que, con decisiones como la que tomó el jefe del Ejecutivo respecto a los impuestos especiales, "se desacredita como interlocutor (del Congreso), nos invita a desconfiar de él" Y el 15 de marzo, en tribuna, el legislador perredista reclamó a Fox "su actitud dura dentro del país con todos aquellos que tienen opiniones diferentes a las suyas y su actitud suave hacia afuera con el gobierno de Estados Unidos" Entonces Batres quiso proponer: "le pedimos al presidente que no se deje doblar por las presiones de esa nación, que se apoye en este Congreso para negociar con ella" En este marco y luego de un intenso debate en San Lázaro, con 255 votos en favor, 198 en contra y dos abstenciones, finalmente se aprobó el punto de acuerdo presentado por la Junta de Coordinación Política para solicitar la controversia constitucional contra Fox La solicitud será presentada el jueves ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación El diputado panista Sergio Vaca Betancourt aseveró que el trámite en cuestión, aprobado por la vía del "fast track", no prosperará ante la SCJN, pues consideró que los reclamos de la oposición son más políticos que legales

Comentarios