Eutanasia... el derecho a una muerte digna

domingo, 21 de abril de 2002
Con la entrada en vigor, de la ley que legaliza la eutanasia, aprobada desde hace un año y ratificada en noviembre del 2001, Holanda culmina un proceso de más de 30 años en el que fuertes sectores de la sociedad se enfrascaron en una lucha entre "el derecho a morir dignamente" y el "respeto a la sacralidad de la vida" Dentro del debate, los detractores señalan que detrás del desmesurado énfasis que se ha dado al tema se esconde, en realidad, el interés de algunos gobiernos por recortar lo más posible los gastos en salud pública La eutanasia, según organismos que se oponen a ello, se inscribiría dentro de una estrategia para deshacerse, paulatinamente, de aquellos grupos que son considerados una carga para la sociedad Recientemente, en Holanda, entró en vigor la ley que regula la práctica de la eutanasia, la cual, desde hace 25 años, era tolerada bajo diversos criterios médicos y judiciales, sin dejar de considerarse un delito que se perdonaba bajo circunstancias estrictas Es el primer país en hacerlo, aun cuando en el estado norteamericano de Oregon existe una ley que permite la eutanasia y el suicidio asistido La entrada en vigor de la ley denominada "Prueba de petición de terminación de la vida y ayuda al suicidio" en poco cambió la cotidianidad de esta práctica que sus detractores consideran macabra y sus simpatizantes compasiva En esencia, todos los criterios que regulaban la eutanasia se sostienen La diferencia está, precisamente, en la existencia de la ley misma, que no es considerada un éxito menor por sus impulsores La ley hace hincapié en la necesidad de que "el paciente haya hecho un pedido claro y reflexionado de la eutanasia, que esté en una situación sin esperanzas y frente a sufrimientos insoportables" A este pedido, que debe quedar asentado en un documento escrito, se le ha llamado "testamento vivo" Las personas que no tengan una enfermedad grave y que no deseen seguir viviendo no se encuadran dentro de esta ley, por lo que la eutanasia sin control seguirá estando penalizada con una condena máxima de doce años de cárcel Sin embargo, los activistas proeutanasia ya trabajan porque en el futuro la ley autorice la legalidad de la eutanasia aplicada a personas que simplemente ya no deseen vivir para evitar seguir sufriendo por diversos motivos, entre ellos el ser viejos y estar solos, o padecer cuadros graves de depresión Los jóvenes de 16 y 17 años podrán decidir independientemente, aunque se tendrá en cuenta la opinión de los padres, mientras que los que tengan entre 12 y 16 años necesitarán la aprobación de sus progenitores o tutores La ley establece que, tras ayudar a morir al paciente, el facultativo está obligado a informar de inmediato a una de las cinco comisiones regionales formadas por un médico, un jurista y un experto en ética que estudian el caso y juzgarán si se han respetado los requisitos En caso contrario, informarán al ministerio fiscal Ya en 1994 se reguló por primera vez la eutanasia activa mediante una ley que, aunque continuaba considerando esa práctica un delito, permitía que no se castigara al médico que había cumplido determinados requisitos "Buena Muerte" La eutanasia, en Holanda, se realiza mediante una inyección que provoca en el paciente un estado comatoso Luego se aplica una segunda inyección para detener el corazón La causa en favor de la eutanasia ya es añeja y se ha desarrollado primordialmente en Europa En México prácticamente no hay quien toque el tema En los años 30 se dan los primeros intentos de legalización de la eutanasia En 1935 aparece en Inglaterra la Voluntary Euthanasia Society, el primer grupo militante que habló del derecho a una "muerte digna" Hoy día existen cerca de 40 asociaciones pro derecho a la eutanasia voluntaria, agrupadas en la World Federation of Right to Die Societies, ONG que defiende, con distintos matices, el derecho a decidir sobre el final de la propia vida Dentro del debate existente en torno a la eutanasia se encuentra el de distinguir entre eutanasia y suicidio asistido y entre eutanasia activa y eutanasia pasiva De acuerdo con la Sociedad de Eutanasia Voluntaria, una forma de distinguir uno de otro es considerar el acto último, aquel sin el cual la muerte no tendría lugar Así, si una persona distinta a la que muere comete el acto que intencionalmente causa la muerte, es eutanasia Pero si el que lo hace es la persona que muere, mas previamente recibió ayuda de algún tipo, es suicidio asistido En tanto, la eutanasia activa es aquella en la que el médico literalmente mata al paciente mediante alguna sustancia y la pasiva es aquella en que el médico, la familia o el propio enfermo permiten que llegue la muerte al rechazar los tratamientos médicos que prolongan la vida Y mientras en Europa el debate se sostiene a un nivel avanzado, en México el tema se evade Esto lo asegura el articulista y médico cirujano internista con especialización en inmunología, Arnoldo Kraus, en su libro "La Eutanasia", editado en 1999 por Conaculta y escrito en coautoría con la psicoanalista Asunción Alvarez "En este país", comentó Kraus, en entrevista con Proceso en 1999 (1165) ?"en el que ocurre a diario la eutanasia social, el dilema es de clase, de ricos, de gente privilegiada, aquella que pudiera tomar la libre decisión del bien morir, ya que cuenta con los recursos económicos y médicos para optar por una eutanasia pasiva, es decir, dejar de hacer cosas para que se le mantenga viva, cuando se trata de un paciente diagnosticado, por más de un médico, como terminal" Según Kraus, en México, como en el resto del mundo, los factores que apagan la posibilidad de discutir en torno de la eutanasia son básicamente los siguientes: religiosos, culturales, de sesgo ?cuando se cae en la desatención de un paciente?, o ante el peligro de un posible abuso, por ejemplo, "el que se aplique eutanasia sin que el paciente lo solicite" Agregó que "a pesar de que la tecnología actual ha logrado prolongar sufrimientos innecesarios en determinados enfermos, el tema a nivel nacional está vetado" Kraus aseguró, no obstante, que es práctica común ?si bien discreta, entre algunos médicos? la eutanasia pasiva (o negativa), lo que implica "que la muerte sobrevenga por omitir o renunciar a medidas que tienden a preservar la vida" Los casos de eutanasias pasivas, en pacientes ricos, "son cada vez más frecuentes", manifestó Entre sus colegas, pacientes o familiares de los mismos, "no es un tema que preocupe o suscite reflexión, tampoco es un tema de lectura No mueve Los médicos no queremos ni sabemos acompañar al paciente en sus procesos de muerte Esto es un error grave, ya que así como se está entrenado para curar, se debe ser un buen receptor y ayudar al paciente cuando éste haya entrado en una etapa de terrible sufrimiento e indignidad, cuando irreversiblemente va a morir" Esta "muerte sin sufrimiento que se practica ?a petición del enfermo? en pacientes incurables cuando la evolución de la enfermedad es fatal, a quienes padecen dolores físicos intolerables y persistentes, que hieren también la dignidad del hombre, el alma", apenas está legislada en pocos lugares del mundo como Oregon, Estados Unidos, el norte de Australia y Uruguay, según refirió Partidario de la medida, dijo, "es una cuestión meramente humana, va en contra de un sufrimiento evitable, por respeto a la autodeterminación del individuo; parte de una relación ideal, utópica, entre médico y paciente" Para el médico mexicano resultan ineludibles las siguientes condiciones en caso de proceder con la "buena muerte", siempre, enfatizó, la última opción ?Que sea a solicitud del paciente, competente, jamás del médico ?Que se diagnostique por más de un médico la incurabilidad ?Que haya un cuidado adecuado durante el proceso ?Que la relación paciente médico sea óptima ?Que todo se haga con documentación de por medio, como testamentos en vida "Sin duda, el principal argumento en favor de la buena muerte es abolir sufrimientos no controlables y episodios que erosionan profunda e irreversiblemente la dignidad del enfermo terminal Desde esa perspectiva, la eutanasia es más humana que la continuación del tratamiento de enfermos sin esperanza Asimismo, quienes favorecen la eutanasia afirman que respetar la autonomía del enfermo intensifica el respeto hacia la vida" Los argumentos en contra Uno de los organismos más fuertes en el activismo contra la eutanasia es Vida Humana Internacional (VHI) A esta causa se han unido, además, numerosos grupos de filiación católica y el Vaticano mismo A través de diversos documentos, ha condenado en forma reiterada tanto la eutanasia como el aborto, pues el respeto a la vida toma para ellos la máxima importancia Para VHI, "los argumentos de "humanidad" y "compasión" como justificantes de la eutanasia tienen un "gran atractivo superficial", pero son engañosos "Cualquiera que haya visto en su propia familia o en la de algún amigo o conocido, los padecimientos de una persona que sufre una enfermedad dolorosa e incurable, puede sentirse inclinado a concluir que lo mejor que puede hacerse a favor de esa persona es terminar con su vida para ponerle fin a sus sufrimientos", dice Y, reflejando las exigencias cada vez más amplias de los grupos proeutanasia, advierte que una vez que se ha legalizado la eutanasia por un motivo, será muy sencillo encontrar nuevos y numerosos argumentos para "disponer de la vida humana a voluntad" Será fácil pues, asegura, avanzar hacia la eugenesia, hacia la eliminación de ancianos molestos y niños defectuosos y otros grupos humanos que, a juicio de las autoridades, podrían ser prescindibles "Los pacientes terminales acaban muriendo Aunque los partidarios de la eutanasia hablan constantemente sobre esos casos, no son su verdadero objetivo Son más bien aquellos que se piensa que deben morir, pero que no mueren? los biológicamente tenaces "Por lo general, tales personas no sufren dolor y sus vidas no dependen de aparatos terapéuticos, pero son, según el juicio de muchos, una carga para la sociedad Se trata de las personas con derrames cerebrales, esclerosis múltiple, enfermedad de Lou Gehrig, daños cerebrales, tetraplegia, etc "Desde que se legalizó la eutanasia en Holanda, lo que comenzó aplicándose sólo en casos extraordinarios, se ha transformado en rutina Veinte mil de las 130 mil personas que mueren cada año en ese país son matadas o ayudadas a morir por médicos ¡La mitad de las mismas no pidió morir!", insiste Según la organización, los estrictos controles de que se ufana el gobierno holandés para regular la eutanasia tienen sus fisuras: "Cuando los únicos testigos vivos son el médico y aquéllos que quieren que el paciente muera, ¿quién confirmará que el paciente realmente pidió morir?", cuestiona, para luego asegurar que de "forma rutinaria", se incumple en Holanda el requisito de petición expresa del paciente para que se le aplique la medida Y luego ataca los aspectos psicológicos: "¿Es de verdad voluntaria lo que llamamos ?eutanasia voluntaria?? Los médicos y la familia pueden presionar a un paciente vulnerable para que pida la muerte" Más aún: "En Holanda todo el progreso logrado para ofrecer cuidados paliativos de calidad ha desaparecido y sólo quedan unos pocos centros, mientras que en Inglaterra, donde la eutanasia está prohibida, hay más de 300", dice el organismo inglés Otro organismo, Euthanasia Task Force, manifiesta que hay quienes aseguran que prohibir la eutanasia es equivalente a obligar al paciente a sufrir su enfermedad, lo cual sería como afirmar que prohibir vender alimento contaminado es lo mismo que obligar a la gente a morir de hambre Es una discusión sobre bases equivocadas, dice "El debate en torno a la eutanasia y el suicidio asistido ?considera-- en realidad no gira en torno al derecho a morir Gira en torno al derecho a matar" Y critica: "Como uno de sus mayores logros, los simpatizantes de la eutanasia aspiran a lograr que la medida sea considerada un ?tratamiento médico? Pero si se acepta la noción de que la eutanasia y el suicidio asistidio son buenas medidas de salud, entonces, tal como ellos desean, se avanzará hacia la noción de que tan buenos tratamientos no deben ser negados a una persona sólo porque no tiene la edad o la capacidad mental de pedirlo" Así, podría llegar el momento en que bastará una autorización de la familia para aplicar la eutanasia a una persona que no responde por sí misma, alerta A juicio del organismo, el enorme énfasis que se ha dado a la eutanasia en los últimos años proviene, en realidad, del deseo de algunos gobiernos de reducir los crecientes costos del sistema de salud, sobre todo hacia los enfermos sin remedio, los ancianos, los pobres y las minorías "La legalización de la eutanasia y del suicido asistido incrementa el potencial de que, ante la enfermedad o la soledad, la única opción para algunas personas sea morir" Respecto de la manifestación del paciente de su voluntad de morir, el organismo coincide con VHI Dice que hay muchos factores que pueden influir para que un paciente declare estar dispuesto a morir, sin que éste sea su verdadero deseo "Las presiones emocionales, financieras y psicológicas pueden volverse demasiado poderosas para una persona enferma, deprimida o dependiente en algún sentido Y recibir asistencia para morir es considerada buena opción; muchos pacientes pueden sentirse hasta culpables por no querer morir", manifiesta Los argumentos a favor El punto de partida para quienes defienden la eutanasia es la noción de que el hombre es dueño de su vida, que es infructuoso alargar los días de un enfermo terminal y que existe el derecho a la buena muerte o a la muerte digna La compasión hacia el que sufre es su argumento principal De acuerdo con la Sociedad Holandesa de Eutanasia Voluntaria, a pesar de su nombre, en los Países Bajos no se usa, dentro de la ley, dicha expresión, debido a que el término "eutanasia" implica en sí mismo que existe petición y consentimiento de parte de la persona que morirá La regulación de la muerte asistida, dice, es positiva, pues pone en primer lugar los deseos del paciente Gracias a la legalización de la práctica, asegura, en Holanda la eutanasia no voluntaria, es decir sin conocimiento del paciente, es cinco veces menor que en otros países Y destaca que los enfermos terminales que habitan en Holanda tienen mayores opciones, puesto que están en posibilidad de decidir la forma en que morirán A diferencia de lo que ocurre en otros países, agrega, gracias a la ley, los enfermos terminales que ya han agotado todos los tratamientos médicos no están forzados a pasar por las dolorosas etapas finales a que su enfermedad los llevará antes de morir, de todas formas La organización da respuesta, además, a los diversos argumentos que los detractores de la medida han divulgado, sobre todo la supuesta flexibilidad de los marcos en que se desenvuelven los médicos que practican la medida y su descuido de otras áreas de la salud "Los oponentes del sistema holandés ?señala-- dicen que en Holanda no existen instituciones para cuidar a los enfermos terminales y que este es uno de los motivos de que muchos opten por la muerte asistida" "Esto no es verdad El sistema holandés de salud es accesible a todos y garantiza cuidados integrales para pacientes terminales Esta atención es brindada por médicos y enfermeras especializados, tanto en residencias especiales como en el hogar La especialidad de cuidados paliativos está muy desarrollada "Los grupos antiopción también dicen que mucha gente en los Países Bajos ha muerto por eutanasia contra su voluntad y que la legalización de la eutanasia es un terreno resbaladizo esto no es verdad, el terreno resbaladizo es el que pisa la gente en los países donde los gobiernos permiten que la eutanasia siga delante de forma irregular" En lugar de favorecer la eutanasia involuntaria, dice, la ley recientemente aprobada garantiza que esta práctica no se realizará sin el consentimiento expreso del paciente y sin los controles jurídicos de rigor El médico que no cumpla con los estrictos requisitos puede hacerse acreedor a la cárcel, asegura Enfatiza, además, que la eutanasia voluntaria y el suicidio asistido por un doctor, al contrario de lo que aseguran sus oponentes, en realidad conforman un porcentaje muy reducido de las muertes anuales en Holanda, pues no llega ni a un uno por ciento "Pero lo más importante en cada uno de los casos ?insiste? es que aquellos individuos pudieron elegir por sí mismos" Los partidarios de la eutanasia en Holanda, aun cuando defienden la ley aprobada, propugnan porque la misma se haga más incluyente y amplíe sus nociones Por ejemplo, la ley autoriza la eutanasia sólo para pacientes en fase terminal y que ya no tengan esperanza de vida Pero la SHEV intenta que la noción de "paciente terminal" se haga más generosa, a niveles que para muchos serían inaceptables: "Hay muchas definiciones para la palabra terminal --dice Por ejemplo, el médico norteamericano Jack Kevorkian, que participó en la muerte de más de 130 personas antes de ser encarcelado por asesinato, decía que una enfermedad terminal es ?cualquier padecimiento que abrevia la vida, así sea por un solo día? El médico holandés Boudewijn Chabot, que dio a una paciente sana, pero depresiva, una dosis de sustancia letal, aseveró que ?los pacientes con persistentes tendencias suicidas son, de hecho, terminales? " La agrupación asegura que en el estado norteamericano de Oregon, donde se permite la eutanasia bajo circunstancias restringidas, la ley define una enfermedad terminal como una condición de salud que lleva a la muerte en un término de seis meses Sin embargo, dice, muchos pacientes que sufren de dolores insoportables viven mucho más que ese tiempo, por lo que el concepto de terminalidad debe ampliarse o modificarse Cita que la Federación Mundial de Asociaciones por el Derecho a Morir establece que el criterio de seis meses de vida obliga al médico a pronosticar lo improbable y pone el énfasis en lo insustancial Lo importante es el hecho de que el enfermo esté sometido a sufrimientos insoportables debido a una enfermedad irremediable por medios médicos y no el momento en que la muerte por enfermedad tendría lugar "Queda pendiente la cuestión de si el suicidio asistido será legalmente asequible a aquellas personas ancianas que están físicamente sanas pero cansadas de la vida", concluye, mostrando cuál es la siguiente etapa que seguirá la causa Un apóstol de la eutanasia, posible asesino serial Jack Kevorkian, mencionado arriba y famoso por haber "ayudado a morir" a decenas de personas en los Estados Unidos en su clínica privada, es considerado como un héroe por los partidarios de la eutanasia, y un verdadero monstruo por sus detractores Kevorkian, actualmente preso por asesinato en Estados Unidos, luego de que permitió la transmisión por televisión de su último suicidio asistido, encabezó, durante varios años, un movimiento de tinte humanista que logró numerosos adeptos El "Doctor Muerte", como se le conoce, contó entre sus colaboradores con el periodista inglés Derek Humphry, quien realizó varias giras por el mundo para difundir las ideas de su líder y la labor de su organización: la Fundación pro Derecho a Morir Dignamente Los simpatizantes de la eutanasia citan frecuentemente a Kevorkian para definir nociones como enfermedad terminal, muerte digna, suicidio asistido y otros De ahí que, en general, la imagen del médico tenga un halo de heroísmo y hasta de mártir, debido a que pagó con la cárcel uno de sus casos Respecto al médico, el portal católico ACI presenta una semblanza que no deja de ser interesante y que presentamos resumida "Kevorkian: ¿Pensador o psicópata? "La verdadera historia de Kevorkian, poco conocida para la mayoría del público, incluso en Estados Unidos, revela un sujeto radicalmente diferente al del "profeta adelantado" que ha venido difundiendo la macabra propaganda de Humphry En efecto, desde sus años de estudiante, Kevorkian era visto por sus compañeros como un sujeto por lo menos "inquietante", incluso respecto de la plenitud de sus facultades mentales No por casualidad consiguió el apelativo de "Doctor Muerte" apenas graduado, y no en los últimos años, como la mayoría piensa" dice Tenía, agrega la publicación en Internet, extrañas aficiones: "Fanático relator de las masacres de sus antepasados armenios a manos de los turcos en la Primera Guerra Mundial y defensor del holocausto nazi porque ?jamás podrán volver a hacerse los experimentos con humanos? de los campos de la muerte", cuando era residente de patología en un hospital de Detroit, "el novato Kevorkian hacía rondas especiales en busca de pacientes moribundos para mantenerles los párpados abiertos con cinta adhesiva y fotografiar sus córneas con el fin de observar si los vasos sanguíneos cambiaban de aspecto en el momento de la muerte, todo ello obviamente sin importarle la dignidad del moribundo" Años después de retirarse, luego de pasar por numerosos empleos de los que era despedido por sus extrañas actitudes, dice, decidió inventar su propia especialidad: la "obitiatría", es decir la manipulación de la muerte" A partir de 1982, cuando se jubiló, en medio del descrédito, "Kevorkian decidió dedicarse a su carrera de "obitiatra" proponiendo planes ?uno de los cuales fue recogido en una publicación alemana- para experimentar con seres humanos desahuciados, incluyendo la posibilidad de remover un órgano vital o administrar algún fármaco letal a los "pacientes" que sobrevivieran a las pruebas" El portal agrega que Kevorkian tenía una enfermiza fijación con la muerte, al grado de que gustaba de pintar asesinatos y mirar fotografías de cadáveres Añade que la seriedad de su postura a favor de la eutanasia queda en duda porque, a diferencia de lo que establecen algunas leyes al respecto, Kevorkian no se preocupaba de revisar el estado mental del paciente que le pedía "ayuda" ni pedía la opinión de algún colega Tampoco se ocupaba de constatar si, efectivamente, la persona estaba enferma de algún mal incurable Dice que, aparentemente, a Kevorkian le bastaba que alguien le pidiera ayuda para morir para acceder de inmediato, a veces a uno o varios días de conocer a la persona En resumen, en opinión de la publicación, el individuo que para los activistas proeutanasia es un modelo a seguir, no es más que un "verdugo múltiple" aficionado a matar

Comentarios