Ante las acusaciones de periodistas cubanos, el silencio de Creel

lunes, 22 de abril de 2002
México, DF - A sólo cuatro días de haberse realizado la asamblea de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, con el voto a favor del gobierno mexicano para que Cuba mejore los derechos humanos, y luego de que la víspera periodistas cubanos señalaran que el nuevo personaje en México para ?hacer el ridículo? es el secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, éste sólo atinó a señalar que no habrá respuesta a ningún señalamiento que no provenga de una vía oficial del gobierno de Cuba Además, dijo, México votó en Ginebra a favor de los derechos humanos del pueblo cubano y no en contra del gobierno de ese país En entrevista en el marco de su participación en un seminario, el funcionario fue interrogado en relación con los adjetivos que la víspera un programa de televisión en Cuba lanzó en su contra, así como del canciller Jorge Castañeda ?No vamos a responder más que a situaciones que sean estrictamente oficiales por los canales y por las vías de la diplomacia?, dijo El domingo, en el programa ?Mesa Redonda Informativa?, un grupo de periodistas cubanos acusó a México de haber emitido un ?voto de Judas? y a Creel de ?hacer el ridículo?, en ausencia de Castañeda, quien se encuentra fuera del país Creel declinó responder a dichos señalamientos y aseguró que sólo habrá respuesta de parte del gobierno mexicano cuando su contraparte se pronuncie respecto del voto que el viernes pasado México emitió ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, apoyando un proyecto que exhorta a Cuba a mejorar su situación en derechos humanos ?Nosotros vamos a establecer nuestra posición en la medida que Cuba articule su posición de manera oficial y por los canales adecuados?, dijo Y es que Cuba se ha limitado a lanzar fuertes mensajes de molestia por el voto mexicano a través de su prensa oficialista, así como del canciller Felipe Pérez Roque, pero al parecer no ha hecho llegar al gobierno mexicano ningún mensaje oficial al respecto En consonancia con sus declaraciones de la semana pasada, en el sentido de que el gobierno de México no se quedará callado para criticar a las dictaduras, sean de izquierda o de derecha, Creel señaló que el sentido de voto fue en defensa de los derechos humanos del pueblo cubano y que esta postura es invariable ?Es una situación muy clara: nuestro voto fue a favor de los derechos humanos del pueblo cubano, no fue en contra de un país Fue a favor de los valores superiores de la humanidad?, dijo Agregó que ante el debate que ya inició ?vamos a dar la batalla ideológica donde haya que darla? Este es el segundo diferendo que se da entre Cuba y México, en el que el gobierno mexicano rechaza responder a las acusaciones de la prensa cubana El anterior fue por las supuestas presiones que Fidel Castro recibió de parte de Castañeda para que no asistiera a la Cumbre de Monterrey También en esa ocasión la televisión y el periódico Granma se fueron con todo en contra de Castañeda Y también en esa ocasión el gobierno mexicano manifestó, en voz de Creel, que ante la ausencia de una postura oficial no haría comentarios al respecto Sobre el punto del voto emitido por México en Ginebra, el embajador de Estados Unidos en México, Jeffrey Davidow, dijo en entrevista que su país no ejerció presión alguna para lograr que México votara a favor de la resolución presentada ante la ONU Aclaró que aunque no pretende ?defender el voto de México?, es de destacar que este país votó en el mismo sentido que la gran mayoría de los países de Latinoamérica De esta forma, el embajador quiso dejar en claro que el voto en relación con el documento presentado por el gobierno de Uruguay fue una postura generalizada y no algo que México decidió bajo presión de Estados Unidos Luego, respecto de la injerencia que Cuba asegura que el documento implica en sus asuntos, Davidow consideró que a este país no le pide nada que no se le solicite a cualquier otro miembro de la ONU, incluido el propio Estados Unidos El documento aprobado el viernes pide a Cuba que reciba a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Mary Robinson, y logre avances sustantivos en materia de derechos humanos, civiles y políticos Todos los integrantes de la ONU, enfatizó Davidow, abren sus puertas al escrutinio internacional en diversas áreas relacionadas con los derechos humanos, y Cuba no puede ser la excepción

Comentarios