El sexo se incuba en una casa ardiente de hombres solos llamada seminario

martes, 23 de abril de 2002
Laurie Goodstein/The New York Times Mientras la Iglesia católica romana campea uno tras otro los casos de curas que han abusado de niños, los feligreses católicos se preguntan si hay una cultura de homosexuales "en el clóset" dentro del sacerdocio, y si es así, si está conectada al problema de abuso sexual El mismo Vaticano discutirá el asunto cuando los cardenales americanos se reúnan con Juan Pablo II la semana próxima en Roma, para una sesión arreglada apresuradamente debido a los escándalos de abusos sexuales en Estados Unidos Este es un mar cambiante para los católicos, especialmente los conservadores, quienes 8 años atrás protestaron contra "Curas", un filme acerca de la lucha de curas gays y que ellos consideraron como un tópico anticatólico Ahora, publicaciones católicas de la revista jesuita liberal América, enviadas a los periódicos oficiales diocesanos, están clamando por una examen de la homosexualidad en el sacerdocio "La abrumadora mayoría de los casos de abuso sexual involucra a hombres adultos que tienen sexo con adolescentes y jóvenes, y en el ordinario uso del inglés nosotros llamamos a eso relaciones sexuales homosexuales", dijo el reverendo Richard John Neuhaus, editor de Primeras Cosas, un periódico conservador "Así que no hay ceguera en cuanto a este hecho", señaló No hay estadísticas confiables acerca del alcance de los abusos ni de los asuntos generales sobre la sexualidad del clero Una Iglesia construida teóricamente sobre la castidad del sacerdocio tiene muy poco interés en comisionar o incluso permitir tales estudios Eugene Kennedy, un profesor emérito de la Universidad Loyola de América, dijo que en los últimos 15 años los obispos americanos le pidieron a él, más de una vez, que dirigiera un estudio sobre la sexualidad de los curas, pero que otros obispos habían anulado la idea En lo concerniente a los abusos sexuales, la Iglesia no ha mantenido extensivos archivos sobre cómo muchos de los curas han sido acusados o encontrados culpables, a pesar del reciente escrutinio que han impulsado algunas diócesis para revisar los 50 años de archivos personales y compilar la lista de los curas con problemas La diócesis de Filadelfia, por ejemplo, reportó 35 Sin embargo, el único esfuerzo en toda la nación para guardar cifras fue hecho por los abogados de las víctimas, como Silvia Demarest en Dallas y Jeffrey Anderson en San Paul, quien declaró haber reunido una lista de más de mil curas acusados de abusos en Estados Unidos No se conoce cuántas de estas acusaciones involucran a hombres que ya no están en el sacerdocio y que fueron acusados erróneamente, o cuyos casos datan de 4 o más décadas atrás Hay actualmente 46 mil 75 curas en Estados Unidos Los científicos que han estudiado a los ofensores sexuales advierten que el escándalo en la Iglesia ha sido provocado por dos asuntos distintos ?homosexualidad y abuso de menores- erróneamente intervinculados Ellos aclaran que los homosexuales no son más propensos que los heterosexuales a ser pedófilos Los expertos también dicen que unos pocos entre los curas abusivos pueden ser considerados pedófilos genuinos, ya que muchas de sus víctimas no fueron niños, sino adolescentes Una persona que se siente atraída solamente por adolescentes es un efebófilo, pero los investigadores no están de acuerdo si los abusos han sido cometidos por curas que sufren actualmente de efebofilia o por aquellos que han hecho presa a los niños porque simplemente ellos son más accesibles La suposición de que la homosexualidad ha tenido mucho que ver con esta crisis ha sido ensalzada, producto de que un gran número de los abusados son varones El doctor Fred S Berlin, profesor asociado de la universidad de psiquiatría Johns Hopkins, expresó: "Algunos de estos casos han sido acerca de hombres homosexuales que han caído en tentaciones con jóvenes adolescentes A su vez, queremos aclarar que los homosexuales no son más peligrosos para los niños que los heterosexuales Para entenderlo en términos más amplios, representan la misma cantidad pequeña que la de los hombres heterosexuales que caen en tentación con adolescentes femeninas" Algunos expertos sugieren que se podría entender mejor el problema si hubiera información precisa sobre las víctimas de los curas El doctor William Stayton, un psicólogo que trabajó en el informe de Cirugía General sobre educación sexual, que fue emitido el año pasado, dijo que él sospechaba que muchas mujeres y jóvenes adolescentes fueron abusadas también por los curas "Nosotros estamos empezando a tener casos de mujeres que se están presentando", dijo el Stayton, profesor del Centro de Educación de la Universidad Widener en Filadelfia "Yo supongo que si el número de mujeres que fueron abusadas se conociera, este sería incluso más que el de los hombres" En ausencia de hechos, hay teorías coloreadas por ideologías La revelación sorprendente es que las partes interesadas ?liberales y conservadores, progays y antigays- parecen estar de acuerdo en que las discusiones sobre los abusos sexuales también necesitan ser dirigidas hacia la homosexualidad del clero Donde los bandos divergen completamente es cuando explican cómo los dos asuntos están relacionados Los liberales, y muchos expertos que han tratado la sexualidad de curas abusivos, dicen que la causa de la crisis es que la Iglesia carece del candor acerca de la sexualidad y la estrechez del celibato sacerdotal El problema surge, dicen ellos, cuando la sexualidad se atrofia debido a la inexperiencia de los jóvenes que son reclutados en una institución que considera el sexo como un tabú, pero que se incuba en una casa ardiente de hombres solos llamada seminario, y luego es depositada en una ocupación solitaria donde una buena parte de los contactos humanos de esos hombres curas son hombres jóvenes Concuerdan en que hay una crisis, pero no en sentido profundo "Hay tantos curas psicosexualmente inmaduros, que esto los hace más vulnerables a tomar ventaja de, o a enamorarse de, si usted quiere, gente de edad inapropiada," dijo A W Richard Sipe, un psicoterapeuta y antiguo monje Benedictino, quien ha escrito varios libros sobre los curas y la sexualidad Los conservadores como el Padre Neuhaus vinculan el problema de abusos sexuales al libertinaje americano y la falta de fe en el celibato de la Iglesia americana Ellos argumentan que después de los efectos de la liberalización del Vaticano II y del movimiento por los derechos de los gays, las órdenes de obispos y religiosos ordenaron también a muchos hombres gays, y se hicieron de la vista gorda cuando estos curas rompieron sus votos de celibato, fuese con otro cura o con jóvenes Ellos señalan el caso del reverendo Paul Shanley, un molestador cuyos superiores en Boston no lo llamaron a disciplinarse, aun después de que él diera un discurso sancionando el sexo entre hombres y jóvenes "Estamos pagando las consecuencias del colapso de la disciplina, dijo el Padre Neuhaus Hubo ya un debate sobre la homosexualidad dentro de los círculos de la Iglesia Ahora el escándalo de los abusos sexuales, y la respuesta del Vaticano a éstos, ha intensificado el conflicto El vocero papal Joaquin Navarro-Valls, cuando se le preguntó acerca de la crisis en una entrevista el mes pasado, inmediatamente se enfocó en la homosexualidad "La gente con estas inclinaciones no debe ser ordenada," dijo Los observadores del Vaticano dicen que el escándalo ha impulsado a la congregación para la Educación Católica, una oficina del Vaticano, a reconsiderar si nuevas reglas para la investigación psicológica de los seminaristas candidatos pudieran interceptar a quienes tienen una orientación homosexual Entre los curas gays ha aumentado el pánico de que ellos sean los chivos expiatorios de los escándalos "Hay una gran cantidad de gente preocupada de que vaya a haber una cacería de brujas contra los seminaristas gays y los curas gays", dijo un cura de Nueva York "Los curas temen que cualquiera con inclinaciones homosexuales tenga ahora que reprimirse aún más" Un estimado de cuántos seminaristas son gays van desde el 30 por ciento dado por el señor Sipe, al 50 por ciento citado por el reverendo Donald Cozzens, un antiguo rector del seminario y autor de "La Cara Cambiante del Sacerdocio" El Padre Cozzens dijo en una entrevista que esta estimación estuvo basada en anécdotas e impresiones, no en un estudio Todas las partes coinciden en que el sacerdocio atrae un desproporcionado porcentaje de hombres gays También concuerdan que las órdenes religiosas, como los franciscanos y los jesuitas, atraen más hombres gays que el sacerdocio diocesano Algunas órdenes han tenido abiertamente a integrantes que eran gays Mark D Joerdan, un profesor de religión en la Universidad de Emory, quien escribió "El Silencio de Sodoma: Homosexualidad en el catolicismo católico", dijo: "Un sacerdocio de hombres todos célibes es una elección atractiva para los hombres que no se quieren casar, no quieren participar en la economía y en el linaje familiar, que quieren estar con otros hombres y dentro de un sistema que los ayudará a no actuar según sus deseos, así como los cubrirá cuando ellos actúen según los mismos" Algunos hombres gays descubren su orientación sexual mientras están en el seminario o cuando ya son curas, y renuncian porque no quieren vivir sus vidas escondidas Tom Caldarola, un psicoterapeuta de San Francisco, es un antiguo cura jesuita "Parte de mi lucha todo el tiempo con esto fue el asunto de cómo mantenerme fiel a mis votos," dijo "Yo tenía 17 años cuando entré, no había tenido sexo nunca, y cuando el tiempo pasó comencé a hacerme preguntas y me relacionaba afectivamente de forma muy estrecha con algunas personas, entrando y saliendo de esta relación, y tratando de entender si esto era una cosa pecaminosa Y no había manera de hablar sobre esto" Un estudio de las actitudes de los curas católicos emitido el mes pasado por Dean R Hoge y Jacqueline E Wenger, de la Universidad Católica de América, preguntó: "Si el celibato para los curas se volviera opcional, ¿usted piensa que podría casarse alguna vez? Sólo el 12 por ciento dijo que sí, el otro 12 manifestó que no estaban seguros y un 76 por ciento dijo que no Los maestros católicos dicen que a pesar de que algunas personas son inherentemente homosexuales, el sexo homosexual es un pecado El catequismo de la Iglesia señala que "los actos homosexuales son intrínsecamente un trastorno", porque el sexo gay no puede llevar a la reproducción El catecismo pide tolerancia para los homosexuales, porque ellos "no escogieron su condición homosexual; para la mayoría de ellos este es un juicio" Todos los homosexuales, dice, son "llamados a la castidad" Los expertos dicen que los curas no célibes gays están más cerca de ser sexualmente activos con adultos que con menores Dos curas gays entrevistados para un artículo dijeron que ellos estuvieron involucrados en relaciones de largo tiempo con hombres adultos y que conocían a otros quienes buscaban sexo casual con adultos El señor Jordan dijo que allí "había un gran número de católicos laicos que tenían amantes curas o novios curas, quienes están tan comprometidos como cualquiera a mantener el secreto Los curas no los saludan nunca en público ni los reconocen" Asimismo, dijo que él había tratado de investigar cómo los gays y los curas heterosexuales violaban sus votos: "Encontré en mis estudios que los hombres orientados homosexualmente son tan observadores de su celibato como los hombres heterosexuales" Sin embargo, los curas heterosexuales se quejan del doble estándar que hace más permisivo los asuntos homosexuales que los heterosexuales Los curas gays y los antiguos curas dijeron que era mucho más fácil para un cura gay que para los curas heterosexuales mantener una relación romántica, debido a que la estrecha alianza con una mujer automáticamente levanta sospechas En otros países, dijeron, un cura con una señora ?o esposa-- es algo común "En Latinoamérica es el doble del estándar," dijo uno de los curas gays "Hay muchos curas que tienen su mujer y su familia, una relación sólida de familia, y los obispos lo saben Para la gente de afuera, sus hijos dirán: " este es mi tío", solamente para mantener las apariencias, pero todo el mundo conoce la situación Pero un cura homosexual no tendría a su compañero viviendo con él en el rectorado" En el fondo, dicen muchos católicos, la idea de que la Iglesia se purgará a sí misma de los curas gays es poco probable Hay demasiados homosexuales en la jerarquía, muchos hombres gays talentosos sirviendo en una Iglesia que está hambrienta de curas Aun un conservador como el padre Neuhaus dijo que él no estaba a favor de sacar a los curas gays del sacerdocio "Yo creo que probablemente nosotros descubriremos que estaríamos excluyendo una buena cantidad de santos canonizados alrededor de 2000 años atrás", dijo Traducción: Midiala Rosales Rosa

Comentarios