Invasión a la privacidad, responde México a Cuba

martes, 23 de abril de 2002
México, D F (apro)- En respuesta a las fuertes declaraciones de Fidel Castro, el gobierno de México acusó a Cuba de mentir con relación al incidente de la Cumbre de Monterrey, de violar la privacidad de las personas al grabar conversaciones privadas y de no respetar los derechos humanos de su población Horas después de que Castro ofreció una conferencia de prensa, en la que difundió una conversación grabada entre él y el presidente Vicente Fox y en la que ambos acordaron los términos de la visita de Castro a la Cumbre de Monterrey, el gobierno de Fox respondió indignado por lo que llamó invasión a la privacidad Aquí en México, dijo el vocero Rodolfo Elizondo, no se graban las conversaciones de las personas En un mensaje en el que no se admitieron preguntas, el vocero de la Presidencia manifestó de manera categórica que es inadmisible que el gobierno de La Habana busque inmiscuirse en los asuntos internos de México Sin embargo, el gobierno mexicano anunció que no romperá sus relaciones diplomáticas con la República de Cuba Elizondo presentó, ante los medios reunidos en la residencia oficial de Los Pinos, un comunicado de ocho puntos, en el cual critica la decisión de Castro de haber divulgado una conversación privada sostenida con el presidente Fox, el 19 de marzo "El gobierno de México aclara que la conversación indebidamente divulgada por el presidente de Cuba habla por sí misma, ya que el presidente Fox en ningún momento le pidió a su contraparte que no asistiera a la cumbre de Monterrey, a pesar de los problemas de seguridad y logística que implicaba un anuncio de último minuto", sostuvo el gobierno del guanajuatense Según el comunicado, en cuya elaboración participaron los secretarios de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda, y de Gobernación, Santiago Creel, el gobierno mexicano también considera "inaceptable" que las autoridades cubanas hayan violado la "privacidad" de la conversación entre ambos mandatarios, rompiendo con ello un acuerdo de confianza y de buena fe" Según el gobierno de Fox, en México no se graba ni se divulga el contenido de conversaciones que previamente han sido pactadas como privadas Según la versión del gobierno mexicano, el presidente de Cuba, Fidel Castro, aceptó las "modalidades" de participación, las cuales hubiera podido rechazar En el comunicado, Rodolfo Elizondo sostuvo que "México no recibió sugerencia o presión alguna que condicionara la participación del presidente de Cuba en Monterrey" Esto, en alusión a las afirmaciones de las autoridades cubanas, y del propio Castro, de que Fox recibió presiones del mandatario estadunidense George Bush para que saliera del territorio mexicano "El presidente Fox se limitó a pedirle a su contraparte cubana la mínima cortesía con los demás invitados, del mismo modo que solicitó a los otros participantes la misma cortesía para con el presidente cubano" Y, respecto a presiones, Elizondo dijo que México recibió "presión" de Cuba para determinar su voto en Ginebra sobre la situación de los derechos humanos en la isla Destacó que es inadmisible que el gobierno cubano siga buscando inmiscuirse en debates internos de nuestro país y que sólo competen a los mexicanos Para finalizar, expresó que en México, a diferencia de Cuba, hay separación de poderes, existe la libertad de viajar libremente, hay apertura al escrutinio de los derechos humanos, y las grabaciones de conversaciones telefónicas están prohibidas por la ley "En Cuba hoy nada de eso es cierto Los mexicanos lo lamentamos" Finalmente, tras reiterar la continuación de las relaciones diplomáticas, Elizondo manifestó: "Frente a la mentira y a la ofensa externa, es momento de unidad de todos los mexicanos, por encima de ideologías e intereses partidistas"

Comentarios