En puerta, nuevo escándalo contra Madrazo

viernes, 26 de abril de 2002
Villahermosa, Tab (apro)- El caso de los dos encajuelados encontrados muertos el miércoles 24 en Tlalnepantla, entre ellos Ramón Requeijo Abad, amenaza con "destapar" nuevo escándalo contra el exgobernador Roberto Madrazo, por los vínculos que éste mantuvo con el ahora occiso durante su gobierno La Procuraduría de Justicia del Estado de México informó que los cuerpos sin vida de Requeijo y Jesús Vázquez Raña fueron hallados dentro de la cajuela de un automóvil Audi 2002, frente al número 65 de la calle Cumbres de Acutzingo, colonia Pirules de Tlalnepantla El subprocurador Roberto Figueroa Velázquez dijo que la necropsia estableció que ambas personas murieron por ahorcamiento o asfixia, y tenían dos días de haber fallecido Las actividades de Requeijo Abad en Tabasco salieron a la luz pública a raíz de un incidente de tránsito que tuvo la madrugada del 26 de febrero de 1998, en la Ciudad de México, cuando intentó darse a la fuga luego de colisionar su vehículo Mercedes Benz blanco con un camión distribuidor de cerveza, y luego de balear al chofer Tras peliculesca persecución ?-relató el diario de mediodía El Sol de México--, patrulleros de la Secretaría de Seguridad Pública lo detuvieron, así como a su acompañante Sara Anaya y dos personas más -?Othón Viloria Vázquez y Rafael Escárcega--, que lo escoltaban en un vehículo Stratus y que se ostentaron como agentes judiciales de Tabasco Luego de tratar de cohechar a los uniformados, Requeijo Abad -?de origen español-- mostró dos credenciales que lo acreditaban como primer comandante de la Policía Judicial de Tabasco y un oficio de "comisión" en la Ciudad de México Dentro del vehículo la policía encontró una metralleta Mak-90 Sporter, otra más marca Uzi, una escuadra 9 milímetros, un revólver 38 especial y decenas de cajas de cartuchos Ninguna de estas armas correspondía a las que tenía autorizadas Requeijo para la "comisión" que, según el oficio de la Policía Judicial que mostró, realizaba en la Ciudad de México El Sol de México informó que los dos vehículos detenidos eran blindados y ambos eran propiedad "del gobernador de la entidad Roberto Madrazo Pintado" Ante el escándalo, la procuradora de Justicia de Tabasco, Patricia Pedrero, confirmó que la dependencia mantenía relación "profesional" con Requeijo, pero no como "primer comandante" de la PJ, sino bajo contrato de "prestación de servicios" con la empresa de seguridad Impacto, Seguridad Profesional SA de CV" La empresa, se descubrió después, era propiedad de Requeijo, en sociedad con el ahora subsecretario de Prevención Social del gobierno de Manuel Andrade, Hernán Bermúdez Requena, acusado de proteger delincuentes, según consta en archivos periodísticos Bermúdez Requena fue director de Seguridad Pública en el gobierno sustituto de Manuel Gurría Ordóñez, y director del Centro de Readaptación Social de Villahermosa en el de Madrazo Al día siguiente de los hechos, Patricia Pedrero difundió un comunicado donde admitió que por la "confidencialidad y reserva" de los servicios que prestaba Requeijo, la Procuraduría "le expidió una identificación para facilitar su desempeño", y que cuando ocurrió el incidente, "no estaba cumpliendo ninguna encomienda para el gobierno de Tabasco" Asimismo, que se deba por terminado anticipadamente el contrato de seguridad con la empresa Impacto, Seguridad Profesional Sin embargo, en su libro Entre la historia y la esperanza, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, reveló que el 20 de mayo de 1995, con asesoría de Bermúdez Requena, el gobierno de Roberto Madrazo "contrató un servicio de seguridad en la Ciudad de México, que incluye un equipo especial de 90 guardaespaldas y un circuito cerrado de televisión y otros componentes, de los más sofisticados y costosos que existen en el mercado mundial" Este servicio, principalmente para la residencia oficial Quinta Grijalva, escribió López Obrador, costó 3 millones 566 mil 352 pesos, y fue contratado "con la empresa Nutriónica, cuyas oficinas se ubican en la avenida Edgar Alan Poe 215, de la colonia Polanco La empresa es propiedad del español Ramón Requeijo Abad" De acuerdo con archivos periodísticos, las empresas de Requeijo Abad no sólo prestaron servicios de seguridad al gobierno de Roberto Madrazo, sino también de espionaje político a través del denominado "Proyecto Lerdo", una sofisticada casa de espionaje ubicada en el centro de Villahermosa y que fue desmantelada presurosamente cuando se reveló su existencia La presencia de Requeijo en Tabasco se dio a raíz de una rebelión policiaca que ingresó a la Quinta Grijalva, y el gobernador Roberto Madrazo tuvo que huir por la puerta trasera Hernán Bermúdez Requena recomendó mayor seguridad para la casa de gobierno y recomendó a Requeijo para volver un búnker la Quinta Grijalva A partir de esa fecha ?-mayo de 1995, a cinco meses de gobierno--, Requeijo se desempeñó como guardia personal de Madrazo Lo acompañaba a giras, revisaba que no hubiera explosivos en los helicópteros, aviones y vehículos oficiales en los que se desplazaba el gobernador, y siempre llevaba consigo una maleta repleta de armas

Comentarios