Reconocimiento, a la trayectoria de Julio Scherer

miércoles, 3 de abril de 2002
--El fundador de Proceso, galardonado con el premio de la Fundación Nuevo Periodismo Monterrey, N L (apro)-- Julio Scherer García, fundador del semanario Proceso, fue distinguido con el premio de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, que preside el escritor Gabriel García Márquez, por su trayectoria de más de medio siglo de ejercicio periodístico en México En la ceremonia efectuada al mediodía del miércoles 3 de abril, en el Museo de Arte Contemporáneo (Marco) de Monterrey, el exdirector de Excélsior recibió el reconocimiento en el rubro de Homenaje de manos del premio Nobel colombiano, y en presencia de periodistas, escritores e intelectuales latinoamericanos que se reunieron para la entrega del galardón Autor de casi una decena de libros que dan cuenta de su trabajo periodístico, Scherer García, próximo a cumplir 76 años, se mostró conmovido cuando el escritor Carlos Monsiváis presentó, al micrófono, un retrato de su persona, en el que destacó su "implacable gentileza" como entrevistador, su desprecio por la neutralidad y su infalible apuesta por el lector "Al periodismo más que servicial con los de arriba y más que despótico con los demás, el de la etapa que va del gobierno de Miguel Alemán al de Luis Echeverría, la era de Excélsior, Scherer le aporta su fe en el lector, algo hoy completamente normal, pero que en esos años parece una desmesura, porque el lector ni patrocina las publicaciones ni enriquece a dueños y reporteros, ni otorga las concesiones "Scherer se opone, sin aspavientos, a la tradición en la que el periodista hace como que informa y el gobierno hace como que le sorprenden gratamente las notas de alabanza que recién ha encargado", señaló Monsiváis, al referirse a los años difíciles del capítulo histórico de la prensa nacional, conocido como "el golpe a Excélsior", que motivó a Scherer a fundar Proceso En esta primera entrega del Premio Nuevo Periodismo, estuvieron también, en calidad de integrantes del consejo de la fundación, el escritor argentino Tomás Eloy Martínez y el nicaragüense Sergio Ramírez, así como Lorenzo Zambrano, presidente de Cementos Mexicanos (Cemex), patrocinador del evento Así mismo, se contó con la asistencia de Rafael Rodríguez Castañeda, director de Proceso, acompañado del dramaturgo Vicente Leñero, miembro del consejo de administración de la revista Los demás ganadores del premio otorgado por la fundación por trabajos publicados en el 2001, fueron: en el rubro de mejor texto periodístico, ganadores: Claudio Cerri y Ernesto de Souza, de la revista Globo Rural de Brasil; en la misma categoría figuraron como finalistas Daniel Santoro, de la revista Gatopardo, de Argentina, y una unidad investigativa del diario El Comercio, de Perú En la categoría de mejor fotografía periodística el ganador fue Diego Levy, fotógrafo independiente de Argentina; y los finalistas, José Augusto Varella, del Correio Braziliense, de Brasil, y Marco Antonio Cruz, de la página web zonezerocom, de México Los estímulos económicos son de 25 mil dólares para los ganadores en texto y fotografía; 5 mil para los finalistas de las dos categorías, y 30 mil para la modalidad de homenaje En los años impares se premiará a los trabajos de texto periodístico en prensa y fotografía, y en los pares, los trabajos de Internet, radio y televisión Todos los años se premiará a un periodista cuya trayectoria merezca ser difundida ante las nuevas generaciones de reporteros Presencia estelar del evento, aunque siempre sencillo, Scherer García consideró "un exceso" el homenaje, para el cual fue elegido de entre 49 candidatos para llevarse la presea Enfundado en un traje negro, Scherer, nostálgico y orgulloso, recordó los orígenes de Proceso, la publicación por la que será recordado permanentemente Seguido por decenas de estudiantes y jóvenes reporteros que abarrotaron el patio central del Marco, el autor de Los Presidentes hizo una descripción de uno de los enemigos principales del periodismo y la sociedad: el poder corrupto, tema recurrente en sus textos: "La corrupción absoluta destruye los principios, degrada los hábitos y atenta contra el deseo, la gracia infaltable de la vida Arriba, en la cumbre, donde todo sobra, no se sigue a la mujer con la admirada naturalidad con la que se le admira en la calle, incompleta, como el varón, necesitados una del otro, complementarios para la dicha "No son estas las venturas del poder El reducto que lo resguarda y aísla está construido con materiales abominables, el crimen hasta el genocidio, y la impunidad hasta la mofa Ahí está el arsenal para lo que se ofrezca: la información reservada, los instrumentos para ensuciar la intimidad, la amenaza, la tortura, el calabozo, la simulación y sus mil disfraces, la intriga permanente, el engaño a toda hora, los modos y maneras para tomar ciertos secretos que protegen el honor", dijo, y concluyó: "A los integrantes del jurado me corre prisa por abrazarlos, reiterarles que se excedieron, que me conmueven, que una emoción así no es peso, sino alivio Desde adentro, donde habita el corazón, les pido que acepten la buena fe de mis palabras" El jurado que seleccionó a Scherer García estuvo conformado por García Márquez (Colombia), Nina Zambrano (México), Alma Guillermoprieto (México), Carlos Monsiváis, Geraldinho Vieira (Brasil), Germán Rey (Colombia), Horacio Verbitsky (Argentina), Javier Darío Restrepo (Colombia), Rosental Calmón Alves (Brasil), Susan Meiselas (Estados Unidos) y Tomás Eloy Martínez (Argentina) Ante unas 200 personas que se reunieron para hacerle un reconocimiento a una de las figuras más destacadas del periodismo contemporáneo en México, Carlos Monsiváis hizo una exposición de las características esenciales de Scherer y Proceso: "En Proceso se desarrolla el periodismo ya iniciado en Excélsior, con las innovaciones que trae consigo la tecnología y la disminución creciente o la abolición de la censura Tal vez la novedad principal sea el reportaje de investigación, que Scherer estimula a través de sus lecturas atentas de las noticias, sus contactos, intuiciones y sugerencias, sus entusiasmos y críticas" Al dar lectura a la declaración del consejo rector del Premio Nuevo Periodismo, creado en el 2000, el escritor Tomás Eloy Martínez comparó a Scherer con los pioneros de la crónica, como Martí, Darío y Gutiérrez Nájera Fue el Gabo el encargado de entregarle personalmente el diploma al periodista Para hacerlo, el colombiano se levantó de su asiento, rodeó la mesa de los invitados y le dio un abrazo Al terminar la ceremonia, Scherer fue asediado por decenas de periodistas que le pedían una declaración Pero fiel a su añeja costumbre, don Julio rechazaba divertido los micrófonos "No sean malos, no sean malos", decía en tono de súplica y con una permanente sonrisa a quienes pretendían arrancarle unas palabras García Márquez, vestido de traje blanco desde los zapatos hasta el saco, y con una corbata de motivos tropicales, también declinó dar entrevistas, y estuvodurante todo el coctel charlando animadamente con Scherer, su amigo de hace décadas 03/04/02

Comentarios