Sueños campechanos de un "defraudador" panista

miércoles, 3 de abril de 2002
Ciudad del Carmen, Camp (apro)- Sueña con ser gobernador, pero la Constitución local se lo impide, porque no es nacido en Campeche, sino en Tamaulipas Presume de ser honesto "a toda prueba", pero en los hechos --tanto en su actividad empresarial como política-- ha acumulado varias acusaciones que lo señalan como "defraudador"; violador de los derechos laborales de sus empleados; de haber traicionado a muy cercanos familiares suyos para engrosar su fortuna; de ser uno de los "nuevos beneficiarios" de Petróleos Mexicanos (Pemex); de ser prepotente, hablador y hasta malinchista, pues en más de una ocasión se ha expresado despectivamente en torno de los indígenas, que por cierto son casi la mitad de los habitantes de Campeche Se ufana de ser un "panista convencido" y se regodea al decir: "Soy muy amigo del presidente Vicente Fox", aunque hace algunos años ni siquiera contaba con credencial de elector Es el caso del polémico senador Jorge Nordhausen González, panista de última hora y que anda en plena campaña para ser candidato de Acción Nacional a la gubernatura en los comicios de marzo del año próximo Empresario petrolero, el legislador panista presumía ser un "gran amigo" de Joaquín Hernández Galicia, La Quina, pero el otrora poderoso dirigente sindical lo desmintió públicamente: "A ese señor Nordhausen ni lo conozco apenas tengo unas referencias de él, que por cierto no son nada agradables", dijo el exlíder del SNTPRM, en una entrevista radiofónica a un periodista de esta isla Quienes lo han conocido de cerca, como es el caso de Armín Torres, un trabajador petrolero y miembro de la disidencia sindical, afirma que la empresa Suministros Industriales Carrizales, propiedad de Nordhausen González, "figura entre las tres compañías más irregulares que operan en la Sonda de Campeche, sobre todo en lo que hace a la violación cotidiana de los derechos de los trabajadores" Y cuenta que "en todo Ciudad del Carmen se sabe que Nordhausen González despojó de sus bienes a su suegro, quien era el dueño original de la empresa" "Con todo respeto, pero ese señor es un buitre", dijo a Apro un trabajador que hace años laboró para la compañía del ahora senador panista "Un día me despidió sin motivo alguno, y esto sucedió hace más de tres años hasta la fecha no me ha pagado más de cien mil pesos por concepto de dos meses de salario y otras prestaciones Y créame que no soy el único que ha sufrido la prepotencia de Nordhausen; somos, bajita la mano, más de 300" Pese a su negro historial, el senador neopanista no ceja en su empeño de buscar la gubernatura campechana Hace unos meses presentó ante el Congreso local una iniciativa de reforma que le permita ser candidato, a pesar de ser oriundo de otro estado En el extremo del caso, varios panistas no ven con buenos ojos a Nordhausen y mucho menos sus sueños de ser candidato a la gubernatura "Es un oportunista", dicen panistas de viejo cuño, y hay otros que avizoran que el senador "sólo busca sacar provecho económico vía su posición política", lo cual quedó demostrado hace apenas unos cuatro meses, cuando su empresa se vio favorecida con la concesión de un millonario contrato ?de más de 4 millones de dólares? que le fue otorgado por Pemex Reputación por los suelos El empresario tamaulipeco Américo Alejandro Leal Ríos presentó ante las autoridades ministeriales y la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo, facturas y diversos documentos que prueban que el ahora senador panista Jorge Rubén Nordhausen González recibió de Pemex, a nombre de Turbo Motores del Noreste, pero con cheques a favor de su empresa Suministros Industriales Carrizales (SICSA), alrededor de 10 millones 922 mil 763 pesos Leal Ríos fue socio del legislador panista en su natal Tamaulipas Todos los cheques, que fueron cobrados entre abril y mayo de 1999, salieron a nombre de la empresa SICSA, propiedad de Nordhausen González, aunque actualmente aparece a nombre de su hijo del mismo nombre La empresa tiene el registro 101-S-728 como proveedor de Pemex y su domicilio fiscal es la calle Sur Manzana L, lotes 3 y 4, del parque industrial portuario Laguna Azul, de Ciudad del Carmen De acuerdo con tales documentos, SICSA recibió, el 16 de abril de 1999, un cheque de Bancrecer por un millón 938 mil 963 pesos por concepto del pago de las facturas 1813, 1812 y 1817, por los trabajos de reconstrucción, reparación general y mantenimiento del equipo de perforación marina 4046 El cheque fue cobrado en la sucursal Fátima de esa institución crediticia, con sede en Ciudad del Carmen En esa misma fecha, representantes de SICSA cobraron en la misma sucursal bancaria un cheque por 3 millones 515 mil 273 pesos, por las facturas 1807, 1808 y 1809, correspondientes a la obra "Reconstrucción, reparación general y mantenimiento del equipo de perforación marina 4045" El 20 de abril del mismo año, SICSA cobró otro cheque de Bancrecer por un millón 905 mil 828 pesos, por el concepto de "facturas varias" La obra también correspondía a la reconstrucción, reparación general y mantenimiento del equipo de perforación marina 4046 Finalmente, el 20 de mayo de 1999 se le asigna otro cheque por 3 millones 572 mil 697 pesos, por el pago de las facturas 0312, 0311 y 0310 por la obra reconstrucción, reparación general y mantenimiento del equipo de perforación marina 4046 En todos los casos aparecen como firmantes de las actas de recepción de los suministros y obras, por Pemex Exploración y Perforación (PEP), Angel Ibarra González, supervisor de la especialidad, y Alberto Cárdenas Bustamente, supervisor de la obra PEP, quienes, al parecer, también estarían involucrados en las irregularidades Por la empresa Turbo Motores del Noreste aparece como único firmante el ingeniero Jorge Rubén Nordhausen González Hasta el momento no ha sido posible conocer la versión de los funcionarios presuntamente involucrados en los malos manejos y fraude contra Pemex De escándalo en escándalo Recientemente, en Reynosa, Tamaulipas, Nordhausen González salió a relucir en el escándalo antes mencionado Estas son algunas de las aseveraciones formuladas por Leal Ríos en contra de su paisano, ahora radicado en Campeche "Cría cuervos y te sacarán los ojos", menciona Américo Leal Ríos cada que habla del asunto que lo ha llevado a demandar en los tribunales a su examigo Jorge Nordhausen González, y que ha puesto a su empresa en una situación delicada El empresario recuerda que en 1998 conoció en Campeche al también reynosense Jorge Nordhausen González En esa época, el hoy senador plurinominal panista era contratista Siendo los dos tamaulipecos, entablaron una buena amistad Américo nunca pensó que a finales de ese año Jorge abusaría de su confianza y cometería un fraude a su empresa y a Pemex Exploración y Perforación (PEP), en contubernio con funcionarios de la paraestatal En 1991, Américo Leal Ríos inauguró en Reynosa la empresa Turbo Motores del Noreste, trabajándole principalmente a Pemex en la construcción de plataformas marítimas, reconstrucción, reparación y mantenimiento de equipos de perforación, entre otros En su primer año de operaciones, Leal Ríos trabajó a la paraestatal contratos por 2 millones 657 mil pesos, pero poco a poco fue creciendo hasta alcanzar, en 1999, contratos por 242 millones, año en que llegó a tener 2 mil 700 empleados Un buen negocio Al lanzar Pemex Exploración y Perforación, a principios de 1998, las licitaciones internacionales para construir dos plataformas marítimas en Cantarell, en la sonda de Campeche, la 4045 y 4046, Américo Leal vio una muy buena oportunidad de negocios, pues los contratos alcanzaban los 28 millones de dólares En septiembre y octubre del mismo año ganó los dos concursos y nombró a su paisano Jorge Nordhausen como representante de la obra ante PFP "Hicimos buena amistad en Campeche; él tenía experiencia, había trabajado en compañías petroleras en el Mar Negro, tenía el perfil y la experiencia técnica que necesitábamos; le otorgué la representación y lo nombré supervisor de la compañía ante Pemex", explica el contratista afectado La especialidad de Turbo Motores es la reparación y mantenimiento de compresoras reciprocantes de gas, motores y equipo petrolero, por lo que para realizar la obra necesitaría subcontratar parte de los trabajos, entre éstos la sand blast (limpieza de óxido), pintura, protección anticorrosiva y pailería (soldadura y corte fierro), la especialidad de la empresa de Jorge Nordhausen, pero no tenía dinero para hacer frente a los compromisos que el contrato representaba Nordhausen negoció con Américo Leal un préstamo de 2 millones de dólares a su empresa Suministros Industriales Carrizales (apellido de su esposa), y de esta manera podía hacer algunos trabajos de las plataformas En vísperas de la Navidad del 1998, Américo Leal sufrió una recaída en su salud, que lo llevó a una intervención para ponerle ocho by-pass en febrero de 1999 Su convalecencia duró ocho meses Nordhausen aprovechó esta situación para, en contubernio con funcionarios de PEP y otras compañías subcontratadas, cobrar facturas de trabajos inexistentes Hasta el momento, la paraestatal le ha recobrado a Américo Leal poco más de 6 millones 600 mil pesos, que son lo que se incluyen en las siete demandas presentadas hasta ahora, pero no se descarta que en las próximas semanas esta cifra se incremente

Comentarios