Exoneran a Benjamín Arellano Félix del caso Posadas

viernes, 5 de abril de 2002
México, D F- A un día de que la Procuraduría General de la República (PGR) prometió "sorpresas" en el caso Posadas Ocampo, el juez Tercero de Distrito, Leopoldo Cerón Tinajero exoneró al narcotraficante Benjamín Arellano Félix, uno de los líderes del cártel de Tijuana, de su presunta participación en el asesinato del cardenal de Guadalajara, ocurrido el 24 de mayo de 1993 Con la absolución del "narco" se disuelve la posibilidad de que la Procuraduría General de la República (PGR) ubique a través de Benjamín Arellano a los responsables de la balacera en la que falleció el presbítero Y es que, de acuerdo con el juez, los testigos de la muerte del prelado no reconocieron a Benjamín como uno de los implicados, pero sí a su hermano Ramón, quien en marzo pasado, de manera irónica, también murió en una balacera, pero en Sinaloa Después de que fue detenido en Puebla, Benjamín se negó a rendir alguna declaración preparatoria en los otros tres procesos judiciales que se siguen en su contra, por delitos relacionados con el narcotráfico En por lo menos dos ocasiones, la PGR lo inquirió sobre la muerte del prelado, pero Arellano siempre declaró que el día de los hechos estaba en Tijuana y que desconocía la verdad sobre ese atentado Arellano Félix todavía permanece recluido en el penal de La Palma, en Almoloya de Juárez, en espera de que se resuelva en su totalidad su situación judicial La resolución en favor de Benjamín Arellano parece indicar que se cumplirán nueve años del asesinato sin haber logrado indicios concretos para resolver el caso Pero para Oscar Sánchez, monseñor de Guadalajara, la exoneración de Benjamín confirmaría la versión del caso que señaló que además de las dos bandas narcotraficantes que protagonizaron la balacera en la que murió Posadas, habría un tercer grupo, integrado al parecer por judiciales, que habrían sido quienes ultimaron al cardenal Sostuvo, en conferencia de prensa, que para la Iglesia el crimen fue premeditado, y no producto de la confusión "Sabían quién era y por eso no recibió balazos en la cabeza", resaltó el religioso A principios de marzo, la PGR informó que el juez Tercero de Distrito, Leopoldo Cerón Tinajero, cumplimentó la orden de aprehensión contra el capo del Cártel de Tijuana por su presunta participación en el crimen del cardenal La dependencia federal informó, mediante comunicado, que Benjamín estaba relacionado con los delitos: asociación delictuosa, portación de arma de fuego, municiones y explosivos de uso exclusivo del Ejército, almacenamiento de armas, cartuchos y explosivos, daños en propiedad ajena y ataques a las vías generales de comunicación, equiparable al contrabando; todos relacionados con el caso Posadas Entre las hipótesis de la PGR relacionadas con el caso del asesinato del cardenal están: la del fuego cruzado producto de un enfrentamiento entre la banda de los Arellano Félix, con la de Joaquín "El Chapo" Guzmán, y otra, atribuida al arzobispo Juan Sandoval Iñiguez, quien de acuerdo con información que reveló en nueve discos compactos, el 1 de junio de 1999, el homicidio del presbítero se trató, en realidad, de un crimen de Estado La hipótesis relacionaba al expresidente Carlos Salinas de Gortari y su "hermano incómodo", Raúl, en el crimen del prelado; pues según Iñiguez, los hermanos citaron en el aeropuerto a los dos grupos de "narcos" para simular un enfrentamiento y acribillar al prelado La tesis de Sandoval Iñiguez básicamente sostenía que se trató de un asesinato de Estado; que el homicidio fue preparado desde las más altas esferas del poder, y contó con la ayuda "un alto funcionario antinarcóticos" El motivo: que Posadas Ocampo sabía de los nexos de los Salinas de Gortari con los principales cárteles de la droga del país El contenido de los discos compactos del sustituto del cardenal victimado se filtró al diario italiano "Il Giornale", tres días después de que el prelado mostró su investigación al Vaticano Ese mismo año, el agente Enrique Torres, protegido por el FBI, reforzó la hipótesis anterior al asegurar que él formó parte de un comando instruido por el exdirector general del combate al narcotráfico de la PGR, Jorge Carrillo Olea, para recuperar información que comprometía a los hermanos Salinas de Gortari, y que tenía en su poder el cardenal de Guadalajara Sin embargo, la PGR ha defendido, desde hace ocho años ?se cumplen nueve el próximo 24 de mayo-- la tesis del fuego cruzado entre bandas de narcotraficantes; aunque ahora resultará más difícil castigar a los culpables y demostrar que las afirmaciones de la dependencia federal son ciertas Aunque ahora habrá que esperar a que se cumpla un año más de la muerte del prelado, para saber las "sorpresas" que tiene la PGR sobre el caso y que dará a conocer el día del aniversario luctuoso de Posadas, según adelantó la subprocuradora de Coordinación General y Desarrollo de la PGR, María de la Luz Lima Malvido 05/04/02

Comentarios