Nuevo recorte, viejas promesas

viernes, 5 de abril de 2002
A propósito del primer recorte al gasto que se aplica este año ?el quinto en lo que va de la presente administración--, el presidente Vicente Fox volvió a sus promesas de una recuperación económica pronta Acusado en su campaña presidencial por su contendiente perredista Cuauhtémoc Cárdenas de prometer imposibles, por asegurar que lograría un crecimiento económico de 7 por ciento, situación que ya en la presidencia, aclaró, cumpliría hasta finales de su gobierno, Fox aseguró ahora que las consecuencias del recorte de más de 10 mil millones de pesos se atenuarán en el segundo trimestre del año El presidente auguró que tras el recorte --manejado por su gobierno como una medida de "ahorro"--, vendrá una recuperación financiera que, según él, mediante el aumento de los precios del petróleo, dejaría en los bolsillos de las entidades más de lo que se les otorgó en la Ley de Ingresos de este año De esto modo, Fox dejó al mercado la solución de los problemas que acarreará su "ahorro", al que explicó como consecuencia de la disminución de los ingresos federales El jueves, las comisiones de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados determinaron llamar a comparecer a funcionarios de la Secretaría de Hacienda, para que expliquen los fundamentos de la decisión de disminuir el presupuesto disponible El diputado panista Luis Pazos indicó que esa acción sólo tendría justificación si las percepciones del Estado hubieran disminuido, pero añadió que tenía sus dudas al respecto, porque en este momento las empresas están haciendo lo pagos correspondientes a los impuestos del año pasado Para justificar la decisión de su gobierno, este viernes el Presidente expresó: "Por ley, por la misma ley de ingresos y presupuesto de Egresos que aprueba el Congreso, el Gobierno federal debe reducir la inversión o el gasto en la medida en que se reduzcan los ingresos en un determinado trimestre, y esto es lo que hemos hecho" De gira por Zacatecas, para inaugurar el edificio de la casa de justicia de la entidad, Fox Quesada dijo que la Federación absorbió siete mil 500 millones de los 10 mil 100 millones recortados Y aunque indicó que las entidades sufrirían las consecuencias del retiro de dos mil 500 millones que les correspondían, asentó que "los precios del petróleo vienen subiendo de manera consistente" Insistió en que el "ahorro" realizado por su gobierno "habrá de reponerse seguramente en este segundo trimestre del año" Ante el gobernador zacatecano, Ricardo Monreal, y la dirigente nacional del PRD, Amalia García, aseguró a los gobiernos estatales que al final del año obtendrán los recursos que les asignó la Ley de Ingresos y otra cantidad más de manera adicional El decrecimiento que finalmente se dio llevó al presidente a trata de salir del paso aludiendo a la estabilidad de las variables macroeconómicas, las cuales, dijo, considera indispensables para mantener la confianza de los inversionistas Pero ni la estabilidad monetaria ni la de la inflación han evitado el desempleo, cuya gravedad apenas hace unos días reconoció el secretario del Trabajo, Carlos Abascal, quien indicó que, a la fecha, no se ha recuperado ninguno de los 200 mil empleos que se perdieron el año pasado Entretanto, los diputados perredistas Emilio Serrano y Marcos Morales estimaron en otras 200 mil plazas perdidas, el costo del recorte anunciado el 2 de abril pasado En el Distrito Federal, 20 mil trabajadores "se irán a la calle inmediatamente después de que empiece el ajuste presupuestal, lo cual además agudizará el problema de la inseguridad pública", advirtió Serrano Por su parte, Marcos Morales precisó que el impacto del recorte al presupuesto capitalino, que ascenderá 180 millones de pesos, se sentirá sobre todo en la adquisición de infraestructura para educación media superior y superior En el 2001, el gobierno federal, que se estrenó a fines del 2000, echó mano de cuatro disminuciones al monto del gasto, que en total alcanzaron los 16 mil 220 millones de pesos El primer recorte anunciado por la administración foxista fue precisamente hace un año, cuando también se aludió a una caída de los ingresos públicos por la disminución de valor de las exportaciones y el abaratamiento del dólar, situaciones derivadas, se explicó, de la desaceleración económica Ahora, de nueva cuenta, Fox afronta las complicaciones financieras minimizando los hechos y aludiendo a recuperaciones en el corto plazo, tal como lo hizo el año pasado cuando después de rechazarlo reiteradamente terminó por aceptar que la economía mexicana estaba en recesión 05/04/02

Comentarios