Responsabilidad de la PGR, dictaminar la causa de la muerte de Vélez: Bátiz

lunes, 13 de mayo de 2002
México, DF - Dictaminar la causa de la muerte del presunto secuestrador Guillermo Vélez será responsabilidad de la Procuraduría General de la República, pues eso no es competencia de la Procuraduría capitalina, afirmó el titular de la dependencia, Bernardo Bátiz, quien agregó que los dictámenes hechos al cuerpo por la PGJDF no aseguraban, como luego se dijo, que Vélez hubiera muerto por tortura En entrevista, el procurador negó que él haya informado, hace unas semanas, que de acuerdo con los peritajes hechos en su dependencia, el presunto secuestrador, muerto por un agente federal, hubiera fallecido por tortura, y defendió la capacidad de los peritos capitalinos, luego que las autoridades de justicia federal señalaron que los estudios iniciales estuvieron mal hechos No obstante, a principios de marzo, cuando se registró la muerte de Vélez, Bátiz dio una conferencia de prensa en la cual señaló que los estudios hechos al cuerpo revelaron lesiones características de las que resultan de golpes de puños, puntapiés y pisotones, y de sujetar con fuerza a la persona para que una tercera inflinja las lesiones Asimismo, se hallaron huellas de maniobras para provocar la asfixia, que finalmente llevaron a la muerte a Vélez, dijo Ahora, a dos meses de los hechos, Bátiz Vázquez precisó que él nunca aseguró que la muerte se debió a tortura, que no hizo tal calificación, sino que comentó que hubo "treinta y tantos golpes encontrados por la necropsia, que no depende de la Procuraduría Luego fue confirmado por los peritos y no califiqué si hubo o no tortura" Apuntó que en ese momento los estudios arrojaron que "todo esto indica que la explicación que inicialmente se dio no era la aceptable" Luego que la PGR dio a conocer que los peritajes hechos por la Procuraduría capitalina estuvieron mal hechos y que no hay indicios de tortura, Bátiz apuntó que los peritos capitalinos están muy calificados y que les tiene plena confianza Pero, en todo caso, cualquier duda será aclarada por medios oficiales, manifestó Insistió en que la PGJDF no tuvo en sus manos el caso más que el tiempo suficiente para entregárselo a la PGR, por lo que ahora será responsabilidad de esa dependencia dictaminar lo que sea correspondiente La intervención de la PGJDF se dio a raíz de la denuncia penal que el señor Guillermo Vélez Pelayo, padre del occiso, presentó en la dependencia El resultado del trabajo de anfiteatro, como se le denomina a esta clase de estudios, resultó en un documento que establece que "en grado muy probable se considera que el occiso fue reducido a impotencia por su o sus victimarios"13/05/02

Comentarios