Obsoleto e inoperante, el actual sistema tributario: López Obrador

viernes, 17 de mayo de 2002
México, DF - El jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, dijo que causa extrañeza que el gobierno federal reporte que sus ingresos tributarios están cayendo, dado que el precio del petróleo está por encima de lo que se había esperado Señaló que esta situación puede deberse a que el sistema tributario federal es obsoleto, centralista e ineficiente, y que la situación mejoraría si el cobro de los impuestos estuviera a cargo de los estados Por ello, y porque esta situación afecta a todos, López Obrador pidió a la Secretaría de Hacienda que mejore su sistema de recaudación y que informe a los estados de la forma en que opera el cobro de impuestos Criticó el hecho de que ante cualquier problema económico, lo primero que se hace es recortar presupuesto a los estados, afectando gravemente las economías locales En el caso de la ciudad, agregó, "nos podemos defender, pues el 50 por ciento de nuestro presupuesto proviene de ingresos propios, y en el primer trimestre, si bien hay una disminución de 600 millones de pesos en relación con la recaudación estimada, esto se compensará en los próximos meses con ingresos por cuatro mil millones de pesos de la policía auxiliar" Sin embargo, dijo, hay estados cuyo presupuesto se constituye en un 90 por ciento de las participaciones federales, y eso hay que tenerlo en cuenta López Obrador envió, el 15 de mayo pasado, una carta al presidente de la República para pedirle reconsidere el recorte de más de 2 mil millones de pesos a las participaciones a estados y municipios Este viernes, adelantó que la Asociación Nacional de Gobernadores evalúa la posibilidad de presentar una controversia constitucional en contra del presidente, para manifestar su desacuerdo con que cada vez que se recorta el gasto, los principales afectados son los estados y los municipios Luego, respecto de la queja de los banqueros por la clausura de dos sucursales, debido a su estado de inseguridad, dijo que éstos están en su derecho de --tal como advirtieron-- acudir ante los tribunales para que se determine a quién corresponde el pago de la seguridad en las sucursales, si a ellos o al gobierno Pueden acudir a donde quieran, puntualizó, pero lo cierto es que si las sucursales no cumplen con las normas establecidas, las clausuras continuarán Es el colmo, dijo irónico, que haya tiendas de abarrotes que son más seguras que algunas sucursales bancarias17/05/02