Sin democracia, el bloqueo a Cuba continuará: Bush

lunes, 20 de mayo de 2002
Washington, EU - En el centenario de la independencia cubana, el presidente norteamericano George Bush recrudeció sus ataques contra la isla y dijo que el bloqueo económico que su país sostiene desde hace 43 años sólo se levantará si Fidel Castro lleva a cabo reformas democráticas Días después de que el expresidente James Carter visitó Cuba, donde negó que este país tenga armas biológicas --como acusó el gobierno norteamericano-- y pidió a Bush levantar el bloqueo, el presidente norteamericano respondió con un mensaje que refrenda la postura que Estados Unidos ha tenido durante años respecto a la isla y que también se enmarca en la rivalidad entre demócratas y republicanos En un mensaje emitido desde la Casa Blanca, Bush emplazó a Fidel Castro a celebrar el año próximo elecciones libres Mientras no haya democracia, dijo, el embargo económico seguirá Castro es "un dictador que tortura, encarcela y envía al exilio a sus oponentes políticos", aseguró, al tiempo de acusar al presidente cubano de enriquecerse a costa del pueblo Ese es el motivo del embargo, dijo: evitar que el comercio cubano beneficie a Castro y a sus cómplices y no al pueblo, como debe ser Por eso, informó, se mantendrá la prohibición de que ciudadanos norteamericanos viajen a Cuba y de que la isla adquiera productos agrícolas en su país El objetivo es no ayudar más a un régimen corrupto, dijo tajante Al dar a conocer el documento "Iniciativa para una Nueva Cuba", Bush apoyó las propuestas que promueven tanto la disidencia cubana como la comunidad de ese país en Estados Unidos, en el sentido de que la isla debe democratizarse El mandatario estadunidense aseguró que el objetivo de su gobierno no es conseguir beneficios económicos a raíz de una apertura de la isla, sino solamente ayudar a que la libertad llegue a ese país Luego, ante miles de cubano norteamericanos reunidos en Miami, Florida, estado que gobierna Jeff Bush, hermano del presidente, éste condenó en repetidas ocasiones el régimen castrista, que no concede, dijo, libertad a sus ciudadanos Hace cien años, destacó, "un pueblo orgulloso" logró su independencia de España y se puso en camino de la democracia En su discurso ante la comunidad cubana, Bush apuntó: "Es una alegría estar con tanta gente que gusta de la libertad, celebrando la independencia de Cuba Hace cien años un pueblo orgulloso celebró su independencia y colocó a Cuba en el camino de la democracia "Estamos celebrando este importante aniversario y hacemos honor a esos cubano estadounidense que fortalecen a nuestro país con su sentido de empresarios, con su carácter de inversionistas Estamos reunidos para proclamar en forma clara y en forma fuerte al mundo que el amor a la libertad del pueblo cubano no se puede negar", dijo Llevar a "Cuba a la senda de la libertad", puntualizó, es un reto que mi gobierno ha querido aceptar Bush agradeció profusamente a toda la comunidad cubana, una de las más ricas de Estados Unidos, por su contribución a la economía norteamericana y su afán de libertad Cuba-EU: mentalidad obsoleta Del mensaje de Bush, la disidencia cubana en La Habana consideró que no estuvo a la altura del discurso que pronunció James Carter la semana pasada, exigiendo el cese del bloqueo de parte de Estados Unidos y, al mismo tiempo, la concesión de libertades políticas a la población El presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Castro, dijo que el discurso de Bush fue positivo en lo concerniente a los derechos humanos "Por primera vez se le pone nombre y apellido a la problemática cubana con base en un componente nuevo que tiene una rara coincidencia con algo que Fidel dijo hace semanas, cuando habló de que hay que mirar hacia el futuro y repensar determinadas ideas prehistóricas", dijo Por su parte, el activista Vladimiro Roca dijo que el discurso de Bush fue menos agresivo de lo que muchos esperaban Sin embargo, la mala relación, que tanto afecta al pueblo cubano, sigue, apuntó, al tiempo de agregar que una buena relación con Estados Unidos llevaría más fácilmente a una democratización de la isla que la presente tensión bilateral Asimismo, expresó que tanto el gobierno norteamericano como el cubano están "anclados en una mentalidad obsoleta" El cambio debe ser de ambas partes, concluyó

Comentarios