Exhuman el cadáver del presunto secuestrador Guillermo Vélez

miércoles, 22 de mayo de 2002
México, DF - El cadáver de Guillermo Vélez Mendoza, el joven que murió a causa de los golpes propinados por los agentes que lo detuvieron bajo el cargo de secuestro, fue exhumado este martes, a casi dos meses de su muerte, ocurrida el 29 de marzo pasado El objetivo de la exhumación es practicar nuevos estudios al cuerpo para determinar si el joven sufrió o no tortura de parte de la policía Personal de la Procuraduría General de la República, el Servicio Médico Forense del Distrito Federal y la Universidad Nacional Autónoma de México estuvieron presentes en la operación, a la que se abstuvo de participar la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, debido a que la PGR no garantizaba las condiciones mínimas para realizar un trabajo profesional De acuerdo con el doctor Jorge López Hernández, de la PGR, esta exhumación se hizo en respuesta a la petición de la familia del joven, que no ha quedado conforme con los peritajes realizados hasta ahora, ya que no confirman la conclusión a la que llegó la Procuraduría local --la primera en estudiar el cuerpo--, la cual dictaminó que hubo tortura Después de la exhumación, el cuerpo fue trasladado al anfiteatro del cementerio privado donde estuvo enterrado Aquí, los expertos trabajaron alrededor de cinco horas para determinar la clase de lesiones presentes en el cuerpo Al término del estudio, los peritos declararon no estar aún en posición de emitir una conclusión Se tomaron radiografías y muestras del tejido que tuvieron que se analizadas en otro lugar Esto provocó la molestia de la familia, que declaró que podría tratarse de una estrategia para cambiar los resultados Por su lado, el médico forense Robert Bux, miembro de la organización Physicians for Human Rights y subdirector del Instituto Forense de San Antonio, Texas, quien participó en el estudio a petición de la Procuraduría General de la República (PGR), negó que el cuerpo de Vélez tuviera indicios de tortura "Tuve la oportunidad de revisar la necropsia del señor Vélez Habíamos como 60 peritos juntos, todos bien organizados y después hubo una reunión colegial entre nosotros Todos estamos de acuerdo que no hubo una lesión traumática? En resumen, murió por la fractura de tiroide, la laringe y por un colapso en sus vías respiratorias", explicó "No hay tortura y todas las lesiones que se encontraron son compatibles con una caída y una resistencia con forcejeo con los agentes", agregó Bux se reunió con los medios de comunicación en un salón del hotel Casa Blanca, donde expuso su tesis sobre el homicidio de Vélez, aunque abruptamente dio por terminado su encuentro --¿Cómo explica los peritajes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, los cuales concluyen que hubo tortura? --En mi opinión, no hay tortura? Murió por fractura de laringe --¿Por qué no se esperó usted a que se revise el caso? ¿A qué obedece esta conferencia tan apresurada? --No voy a responder más preguntas?concluyó 21/05/02