Las irregularidades en el caso Posadas traerán problemas jurídicos a Carpizo: Guzmán

viernes, 24 de mayo de 2002
México, DF - A nueve años del asesinato del Cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, el diputado jaliscience Fernando Guzmán Pérez Peláez dijo que se le complicó la situación jurídica al exprocurador Jorge Carpizo Mcgregor por sus irregularidades en la investigación, mientras que el obispo de Morelos, Florecia Olvera Ochoa, exigió que se aclare el homicidio Entre tanto, legisladores del Congreso de Jalisco dejaron en claro que la sociedad exigen que se den a conocer los resultados del homicidio del Cardenal de Guadalajara, ya que el caso sigue en la penumbra Fernando Guzmán dijo que Carpizo está en problemas jurídicos, luego de que la subprocuradora de Coordinación General de Desarrollo de la PGR, María de la Luz Lima Malvido, dio a conocer un informe en el que, entre otras cosas, denunció que algunas pruebas evidentes fueron sustraídas, entre ellas la declaración del nuncio apostólico Girolamo Prigione Guzmán Pérez cuestionó el hecho de que la declaración ministerial de Prigione haya desaparecido del expediente, pero se encuentre en el libro que Jorge Carpizo escribió, "Muerte de un Cárdenal, ganancia de pescadores" "De dónde la sacó, quién se la entregó y por qué la tiene", fueron algunas de las preguntas que se hizo el panista, quien dijo que Jorge Carpizo tendrá problemas legales por todas las irregularidades que presenta el caso El diputado mostró su confianza en que prospere la investigación contra Jorge Carpizo derivada de la denuncia que presentó hace dos meses en contra del exprocurador por ocultar pruebas, manipular la investigación y desviar la misma Según el legislador panista, el informe presentado por Lima Malvido le resta peso a la teoría de la "confusión", fuertemente apoyada por Jorge Carpizo, y pone de manifiesto que se trató de un complot en contra del prelado La investigación fue reabierta hace diez meses, aunque oficialmente se dio a conocer hasta este viernes Fernando Guzmán estuvo enterado de esto oportunamente, aunque él aclaró que no se trató de una "filtración", ya que ?dijo- está acreditado como "coadyuvante en las investigaciones" Las reacciones sobre el tema no se hicieron esperar en el clero El obispo de Morelos, Florecio Olvera Ochoa dijo que la iglesia católica no busca venganza, sino que se aclare el homicidio de Posadas Ocampo La muerte del prelado ocurrió el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto internacional de Guadalajara, cuando sicarios de los hermanos Arellano Félix, dirigentes del cártel de Tijuana, asesinaron a balazos al religioso al "confundirlo" con el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán El cardenal había acudido a la terminal aérea a recoger al nuncio apostólico Girolamo Prigione El obispo de Morelos dijo que sería una gracia si los autores intelectuales y materiales reconocieran su crimen, con lo que se ganarían el perdón de la iglesia católica Entretanto, los legisladores locales del PAN, Leobardo Treviño Marroquín, y del PRI, Enrique Ibarra Pedroza, coincidieron en que la sociedad exige que se esclarezca el crimen A pesar de que no se conozca la identidad de los asesinos ?dijo Treviño Marroquín- es necesario que se den a conocer las líneas de investigación y los avances que tienen las mismas Para el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso de Jalisco, Enrique Ibarra Pedroza, el hecho de que las investigaciones se hayan abierto hace diez meses muestra que el caso sigue en la penumbra en cuanto a resultados 24/05/02