Tres tomos para el nuevo Mussachio: Diccionario enciclopédico milenios de México

viernes, 3 de mayo de 2002
"Búscalo en el Musacchio, ahí seguro lo encuentras " Pues los datos biográficos y de hechos históricos mexicanos de ese diccionario que tomó el apellido de su autor, el periodista Humberto Mussachio, se recogen ahora, actualizados, en una nueva edición de tres tomos que publica Raya en el Agua En la mayoría de los casos los trabajos de investigación se remiten, en primer lugar, al Diccionario enciclopédico de México porque desde su aparición, en 1989, la edición se convirtió en herramienta indispensable de consulta en escuelas, bibliotecas, redacciones de los medios de comunicación, casas y negocios La reciente obra, corregida y aumentada, se titula Diccionario enciclopédico milenios de México Los tres volúmenes reúnen más de 25 mil entradas y casi 7 mil ilustraciones, con una propuesta iconográfica y de actualidad en la información El tiraje inicial es de 100 mil ejemplares que, a partir del 15 de febrero, circulará en el mercado editorial La monumental obra de Humberto Musa-cchio fue editada por Raya en el Agua Milenios de México, como su nombre lo indica, explica Consuelo Sáizar, directora general de la empresa, subraya diversos aspectos: "Es una enciclopedia que sale justo en el nuevo milenio, por lo tanto engloba toda la historia de México, desde sus orígenes, hasta 1999" El diseño de la portada es de Ana María Holabuenaga, quien propuso los colores verde, blanco y rojo para cada uno de los tomos, de tal forma que por el lomo forman la bandera nacional Juntos pesan casi 10 kilos y su costo será de 3 mil pesos al público pero, lejos de cualquier aspecto material, es mayor el valor histórico impreso en sus 4 mil páginas, asegura la editora "Humberto logró hacer una fotografía acertada de lo que es México Esta obra es necesaria para todos, para reconocernos y para -guardar memoria de quiénes somos, porque lamentablemente no tenemos una actitud tendiente a lo memorioso" El periodista refleja la gran diversidad de la clase política, empresarial, intelectual, deportiva y artística Aparecen, por ejemplo, las biografías de Jorge Volpi, Alma Guillermoprieto, Hugo Sánchez o Rafael Sebastián Guillén Marcos, (a) el subcomandante Marcos, y de gente que se ha vuelto noticia o de las figuras que empiezan a destacar Pero no sólo consigna a mexicanos, también al escritor español Juan Marsé, quien aunque residente en Barcelona obtuvo el premio Juan Rulfo; o Claude Dessire de Charneire, quien visitó México en varias ocasiones y durante su estancia escribió diversas obras dedicadas al país Por otra parte, agrega Consuelo, la transición a la democracia dio como resultado la apertura de nuevos canales de participación, por eso el diccionario tiene más fichas "El propósito es mostrar quién detentaba el poder político, quiénes encabezaban el arte o quiénes eran líderes en la literatura" Musacchio también hace un recuento grosso modo de la historia de los estados y municipios de la República Mexicana con páginas temáticas, informa quién es su actual gobernador, cuál es su himno ?si lo tiene? o cómo es su escudo "Con estos datos demuestra que no todo sucede en la Ciudad de México sino que somos una nación con indígenas, artesanía y tradiciones Su valor agregado es que refleja el México de finales y principios de siglo de manera plural; no encuentro mezquindad ni línea política, es un gran esfuerzo por conciliar e integrar este gran país" Otra característica que distingue a Milenios de México, según explica la titular de Raya en el Agua, son las gráficas de reconocidos fotógrafos mexicanos como Héctor García, Paulina Lavista o Rogelio Cuéllar, material inédito o el seleccionado por los artistas como su mejor trabajo Sáizar compara la presente edición con el Diccionario Porrúa y la Enciclopedia de México El primero le parece "un material espléndido pero recopila personajes muertos, además es a blanco y negro" El segundo tiene la desventaja de que "hace años que no lo actualizan" La de Musacchio, además, tiene la cualidad de haberse escrito con una prosa sencilla: "Al leerla es una gran narra-ción, no es un mero recuento de hechos fríos El autor escribió con una prosa accesible a todos los niveles con el fin de que los niños puedan realizar su tarea sin dificultad y a los adultos les sea grato consultarlo Se lee como si fuera una novela A eso estamos apostando con la presentación gráfica y la prosa, a que empiecen a leerlo y no lo dejen" Quizá tenga errores y omisiones, reconoce la editora, pues el cierre de edición fue en noviembre de 1999 y, a la fecha, seguramente algún personaje ya murió o hizo algo importante que no quedó consignado Raya en el Agua, afirma su titular, "se compromete a reeditarlo a más tardar en dos años" Y, por qué no, especula Sáizar, "en un futuro podríamos hacer un CD-ROM Aunque exis-ta la discusión tecnología versus papel, creo que por el momento hay un gran mercado consumidor de libros" Por otra parte y ante la contemporánea cultura visual en todos los medios, el diccionario, afirma, "saldrá bien librado", gracias a su buen nivel de impresión a color, la dedicada selección de fotos que ilustran el texto y su encuadernación pensada para el trato rudo "El público no va a tener un simple diccio-nario, donde de la A a Z busque información Las imágenes dan un plus que lo pone a la altura del momento actual y su prosa tiene un digno vestido" El consejo de Sáizar para las personas que tienen el primer Diccionario enciclopédico de México es que, si adquieren Milenios de México, no se deshagan de la antigua edición: "Si cotejan la anterior se llevarán una sorpresa, porque ahí no aparece Carlos Slim, por ejemplo Siempre hay que conservar las enciclopedias pues son como una foto del momento; si se pueden tener las nuevas, mejor, pues ayudan a estudiar linealmente la historia" (No 1213 del 31 de enero de 2000)