...Y los banqueros se quedaron con el CCE

jueves, 30 de mayo de 2002
México, D F (apro)- Para poder llegar a ser el próximo presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el banquero Héctor Rangel Domene tuvo que prometer, a dos de sus importantes opositores --industriales y comerciales-- algo que la banca no ha querido hacer en varios años: promover la reactivación de créditos, sobre todo a la pequeña y mediana empresas Y llegó La noche del 29 de mayo fue nombrado presidente del CCE, la máxima representación del sector privado, durante una reunión de los dirigentes de los ocho organismos empresariales que integran el Consejo, la cual se llevó a cabo en el lujoso hotel Marriot de esta ciudad El otro contendiente, Alberto de la Garza, expresidente de la Coparmex, se quedó en la recta final, pues sólo contaba con el apoyo de la misma Coparmex y el Consejo Nacional Agropecuario En cambio, Rangel Domene tuvo el apoyo de la Asociación Mexicana de Seguros, el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, la Confederación Nacional de Cámaras Industriales y, por supuesto, de la Asociación de Banqueros de México, de donde procede El voto que le hacía falta, ya que se necesitaban cinco para reconocer su triunfo, se lo dio la Concanaco En la reunión, el todavía presidente del CCE, Claudio X González, pidió a los ocho presidentes el voto unánime en favor de Rangel Domene, y se lo otorgaron Héctor Rangel Domene, quien fue presidente de la Asociación de Banqueros de México (ABM), y actual director general adjunto de BBVA-Bancomer ?-sujeto a investigación en España por transacciones ilícitas--, será presidente del CCE para el periodo junio 2002-julio 2003 Tomará posesión el 24 de junio, en una comida a la que asistirá el presidente de la República El 5 de marzo, el presidente de la Concanaco, Arturo González Cruz, hizo una severa crítica al nulo papel de la banca para el desarrollo de México y a los abusos que comete contra los usuarios "Los altos costos de las comisiones y los elevados márgenes de intermediación que cobra la banca comercial son de los factores que frenan el desarrollo del país y la generación de empleos", señaló Refirió que el año pasado las instituciones bancarias registraron ganancias millonarias, a pesar de no cumplir con algunas de las principales funciones que tienen encomendadas, entre ellas la de otorgar créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas del país "La banca comercial ha recibido apoyos gubernamentales en épocas difíciles, como es el caso del Fobaproa, ahora Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), y también ha sido objeto de otras concesiones que la benefician, como las Afores Todo ello, con recursos que les pertenecen a los mexicanos "Desde 1995, el comercio organizado del país ha esperado que se otorguen financiamientos a la pequeña y mediana empresas, a plazos y tasas de interés competitivos internacionalmente, por lo que reiteramos nuestro llamado a la banca comercial para que asuma su compromiso con el desarrollo del país "De lograrse lo anterior, se beneficiaría la planta productiva y se generarían los ingresos que el gobierno requiere para corregir los rezagos sociales" Consideró que el sector bancario mexicano tiene grandes avances tecnológicos, que permiten al usuario realizar diferentes operaciones desde su computadora o por la vía telefónica, pero la prestación de estos servicios tiene un costo muy alto en comparación con otros países Tan sólo por consultar el saldo de una tarjeta en cajeros automáticos ajenos al banco que expidió el plástico, se cobra una tarifa de seis pesos El uso de esas mismas instalaciones en su modalidad de Red, para realizar un movimiento de una cuenta, motiva el cobro de hasta 16 pesos Respecto del cobro por el pago de servicios como agua, luz y teléfono, los bancos exigen el pago de 23 a 30 pesos más IVA, lo que ocasiona que muchas personas dejen de realizar estos trámites en esas instituciones Mencionó que otro de los aspectos que perjudican al sector empresarial y a otros segmentos de la población es el cobro de diversas tarifas por la expedición de cheques, pues la apertura de una cuenta de ese tipo tiene un costo de hasta 48 pesos Las personas morales tienen que pagar por cada cheque expedido 512 pesos más IVA, mientras que las físicas tienen derecho a cuatro cheques sin comisión, pero una vez que pasen ese límite, el costo es de 512 pesos por documento Es decir, dijo, tenemos que pagar por disponer de nuestros propios recursos "Tampoco es justo que las instituciones bancarias cobren por algún error o falta de acreditación a tiempo de fondos para cubrir un cheque, cantidades que van de los 780 hasta 900 pesos, pues en ocasiones las sanciones son más altas que el monto del propio cheque girado" Como se puede observar, prosiguió, el sistema bancario cobra cuotas muy altas, cuyos montos multiplicados por el enorme número de usuarios y servicios que utilizan los cuentahabientes, les reditúan ganancias millonarias que resultan en perjuicio de la economía de la población y, por ende, frenan el desarrollo del país y la generación de empleos Ante ello, dijo, "iniciaremos las gestiones con las autoridades competentes para dar solución a este problema, y hacemos un respetuoso llamado a la reflexión a la banca comercial para que ajuste sus cobros y otorgue los créditos que necesitan los empresarios del país en beneficio de México y de todos los mexicanos"

Comentarios