y elektra se volvio banco...

sábado, 4 de mayo de 2002
Y Elektra se volvio banco Claudia Villegas Cárdenas Con base en el derecho de picaporte que tiene con el poder político actual, Ricardo Salinas Pliego logró la aprobación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para convertir en banco su sistema de crédito popular Mientras el sistema bancario bajo el control del capital extranjero desaira al sector productivo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autorizó, después de siete años y varios rescates del sistema crediticio, una nueva institución de banca múltiple, que sólo otorgará créditos al consumo El presidente Vicente Fox observó con particular interés el proyecto de Banco Azteca, pues está dirigido a 16 millones de familias que ahora no cuentan con servicios bancarios, dice en entrevista Carlos Septién, el director del nuevo banco que comenzará a operar en el segundo semestre del año, con la asesoría de la consultora Mckinzey, especializada en el sector crediticio Al obtener la autorización para operar un banco, el Grupo Elektra formalizó la intermediación crediticia que desarrolla desde 1950; sin embargo, con un renovado acceso a fondos, pretende consolidar su exitosa fórmula de negocios: obtener dinero de las clases populares, sobre todo de quienes tienen, en promedio, ingresos mensuales de 5 mil pesos Así lo hace en las tiendas de ropa The One, en el grupo de tiendas Salinas y Rocha y Elektra, las bodegas De Remate y, por supuesto, en su servicio de remesas de dinero de los migrantes mexicanos que trabajan en Estados Unidos Septién, exdirector general de Bancrecer, prefiere definir de otra manera la fórmula de negocios de Elektra: Aquí se le da valor a las clases menos favorecidas en los segmentos C y D, y en el negocio bancario, la clave estará en manejar un gran volumen, una baja cartera vencida, a través de intensos sistemas de cobranza y, por supuesto, con un control exhaustivo de los costos de operación Sobre las tasas de interés, reconoce que Banco Azteca se enfrentará al mismo obstáculo que sus competidores: Sin un sistema adecuado para la recuperación de garantías, las tasas que se cobran en los créditos seguirán siendo altas, en tanto no cambie el escenario jurídico Y agrega en defensa de los banqueros: No es que el sistema bancario se niegue a prestar, el problema es que los empresarios quieren siempre las mejores condiciones, yo no recuerdo, en mi experiencia en el sector, un proyecto con posibilidades que no reciba financiamiento El Banco Azteca contará, dice su director, con importantes inversiones para desarrollar una plataforma tecnológica que le permita administrar de manera eficiente su cartera de crédito, la cual gestiona Elektra con esquemas de cobro semanales y recuperación de los bienes, con lo que su pérdida y cartera incobrable se reduce al mínimo Con mil sucursales potenciales, el nuevo banco del Grupo Elektra, cuyo principal accionista es el empresario regiomontano Ricardo Salinas Pliego, se fortalece como la única opción para más de 5 millones de personas en el segmento de crédito al consumo Sin embargo, también se convierte en el principal competidor de las 2 mil 500 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo que esperan desde enero que la SHCP publique el reglamento a la Ley de Ahorro y Crédito Popular Las inconsistencias de la Ley de Ahorro pusieron en desventaja a miles de sociedades de ahorro que difícilmente podrán cumplir con los requisitos que exigen las autoridades y que ahora no podrán competir con la fortaleza con la que nace el Banco Azteca, consideró Raúl García Diego, director de la organización civil Alternativas y Procesos de Participación Social El 4 de abril, después de recibir los dictámenes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y del Banco de México, la SHCP avaló la operación del Banco Azteca, con un capital de 227 millones 500 mil pesos, que provienen directamente del flujo de efectivo de la cadena de tiendas Elektra, la verdadera joya de la corona del Grupo Salinas En los últimos tres años, las ventas de Elektra han tenido un crecimiento de 41%, al pasar de mil 206 millones de dólares en 1999 a mil 704 millones al cierre de 2001 En el mismo período, su flujo de efectivo aumentó 53%: de 183 millones a 280 millones de dólares Sus utilidades crecieron 326%, para llegar a 124 millones de dólares el año pasado Sus estatutos indican que Banco Azteca está limitado a créditos pequeños para el segmento popular (automotriz, hipotecario y de consumo), por lo que no podrá otorgar financiamientos corporativos Sin embargo, en conversaciones con analistas del mercado de valores de México y Estados Unidos, directivos de Elektra aclararon que, en el caso de que se presenten créditos cruzados para las compañías que forman parte del Grupo Salinas, la Ley de Instituciones de Crédito prevé esta posibilidad con la condición de reservar en 100% los financiamientos Septién asegura que no conoce dicha información, pero que como responsable de la nueva institución, no otorgará créditos a las compañías del Grupo Salinas El banco no está diseñado para financiar a las empresas del grupo y así será, advierte Septién Por ahora, Banco Azteca no operará de manera independiente ni formará parte de un grupo financiero, pues contribuirá a fortalecer los activos de Elektra, la cadena de tiendas de bienes de consumo que en 1990 ingresó al mercado de remesas de efectivo entre México y Estados Unidos a través de una alianza con Western Union De hecho, Banco Azteca, precisa Septién, definirá durante los próximos días la relación que mantendrá con Western Union, que recientemente firmó con Banamex un acuerdo de exclusividad en el sector bancario Sin embargo, reconoció que ante la aplicación de la Ley Patriota en Estados Unidos, la cual limita, a raíz de los acontecimientos del 11 de septiembre, la operación de centros cambiarios, Azteca tendrá que evaluar las ventajas que ahora tiene como institución crediticia para defender la participación de Elektra en este negocio Derecho de picaporte Considerado uno de los empresarios con mayor cercanía a la familia Salinas de Gortari, pues no sólo logró adjudicarse el paquete de medios propiedad del Estado en 1993, sino que obtuvo un crédito personal de Raúl Salinas de Gortari por 28 millones, Ricardo Salinas Pliego se encuentra en la lista de los hombres de negocios con derecho de picaporte en la oficina de Vicente Fox, dijo un alto funcionario de la SHCP, que pidió omitir su nombre Sin embargo, la autorización del banco, aclaró, no fue un proceso sencillo ni rápido De acuerdo con los registros de la CNBV, los abogados de Salinas Pliego presentaron desde abril de 2001 la solicitud para iniciar las operaciones de Banco Azteca En ese momento, una de las limitaciones que observaron las autoridades financieras era la viabilidad de aplicar con éxito a una institución bancaria el esquema de crédito y cobranza de Elektra, pues se presentan grandes diferencias entre la recuperación de un préstamo para una casa o un auto, que aquel que se otorga para adquirir una televisión Sin embargo, la propuesta de Banco Azteca de ocuparse del crédito a un segmento de la población (más de 40%), olvidado por los bancos comerciales, determinó, dice la CNBV, la decisión de otorgar la licencia En un amplio estudio sobre las operaciones crediticias de Elektra, la correduría Deutsche Bank Securities reporta que a diferencia de la banca comercial, su cartera vencida se ubica en niveles de 3%, mientras que la banca comercial en créditos al consumo tiene un índice de 87% y las Sociedades de Financiamiento de Objeto Limitado (Sofoles) de 46% La clave se encuentra, explica el analista del Deutsche Bank Securities, Joaquín López Dóriga —hijo del conductor de televisión del mismo nombre—, en que Elektra exige garantías diferenciadas y poco convencionales, además de que en muy pocas ocasiones pierde el control sobre los bienes Durante el último año, con una economía en recesión, Elektra se ha centrado en la continua expansión de su cartera de crédito, mayores garantías, reducción de pagos y ampliación de plazos Luis Lópezllera, presidente de Promoción del Desarrollo Popular, asociación civil que impulsa esquemas de intercambios alternativos al papel moneda, reprochó en este sentido la falta de imaginación de los bancos para ofrecer servicios a los grupos con bajo poder adquisitivo En la base de datos de Elektra se concentra información sobre este segmento de la población, pues durante las últimas décadas ha operado con más de 5 millones de clientes, que sostienen 21 millones de cuentas activas que, en la mayoría de los casos, no mantienen relación alguna con instituciones bancarias Elektra, dice López Dóriga, cuenta con información invaluable a la que no tiene acceso la banca tradicional y que representa un mercado con gran potencial En México, los créditos al consumo sólo representan 1% en comparación con el 6% en Brasil; 54% en Chile y 16% en Estados Unidos Su probada eficacia en el manejo de sistemas de cobranza —la verdadera falla sistémica de los bancos rescatados por el erario luego de la crisis de 1994—, en la venta de productos de línea blanca, aparatos eléctricos y electrodomésticos, coloca a Banco Azteca como el complemento ideal para los planes de Elektra Salinas Pliego incursionó por primera vez en el negocio bancario a principios de la década de los noventa mediante una asociación comercial con Banca Quadrum, ahora en proceso de liquidación tras un rescate que costó casi 900 millones de pesos Elektra proporcionó las bases de datos para facilitar la otorgación de créditos hipotecarios, aunque no recurrió a sus sistemas de cobranza, los cuales, según los analistas, son poco convencionales y atienden únicamente el objetivo de recuperar 100% de lo perdido De igual manera, su base de clientes incluye las cuentas del sistema Guardadito, con 1 millón de clientes, que creó con el Grupo Financiero Santander-Serfin, y en materia de créditos hipotecarios cuenta con una cobertura nacional bajo el nombre de Credimax Tu Hogar, un servicio de enlace entre los recursos para el desarrollo de vivienda y los posibles participantes En entrevista, Adriana Campos, directora general de Quejas y Conciliación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó que durante el año pasado las tiendas Elektra, Elektrafin, Elektra Comercial, Bodegas De Remate y Muebles Elektra tuvieron más de 2 mil 610 quejas, de las cuales 2 mil 310 concluyeron en un acuerdo de satisfacción del consumidor, mientras que 117 se dieron por concluidas por no encontrar elementos y 183 están en trámite Las dudas históricas Salinas Pliego, como principal accionista del nuevo banco, también tuvo que comprobar ante la SHCP que cubría por completo los requisitos de la Ley de Instituciones de Crédito, en la que se establece que los inversionistas de un banco no sólo deben contar con solvencia financiera, sino también moral En 1995, el presidente de Televisión Azteca declaró ante la Procuraduría General de la República que Raúl Salinas le prestó 298 millones de dólares, cuando no pudo ser socio de TV Azteca Mauricio Brocado, analista de cadenas comerciales y banca de casa de bolsa Ixe, opina que, al igual que cualquier otro conglomerado, la incesante creación de nuevos negocios provocará distorsiones en la valuación de las empresas de Salinas Pliego Elektra registra ya, además de la posición en Banco Azteca, una participación de 18% en el capital social de Televisión Azteca, subsidiaria de Comunicaciones Avanzadas, que a su vez responde a los intereses de Azteca Holdings y Grupo Salinas Los accionistas en general, desde grupos minoristas o personas físicas, hasta los institucionales, ven con recelo el rumbo que puede tomar una compañía que tiene que cargar con otras, recuerda Brocado No es lo mismo invertir en acciones puras, como las de un Walmex o las de un BBVA-Bancomer, que invertir en Elektra, que siempre ha traído un descuento frente a las otras cadenas comerciales por sus posiciones en otros giros, explica López Dóriga recuerda que en enero los directivos de Elektra se comprometieron a sacar del balance de Elektra la participación de TV Azteca, pues no le reportaba valor agregado a su operación Hasta ahora no han cumplido con esta operación, pues argumentan algunos problemas de tipo fiscal, dice el analista Los consultados coinciden en que en los mercados de valores prevalece la idea, validada por el estilo personal de Salinas Pliego de hacer negocios, de que una vez que Banco Azteca capitalice todas las bondades de Elektra, se decidirá por una escisión y por la colocación de la unidad bancaria en bolsa Hay un temor cada vez más generalizado entre los accionistas de que una vez que se agote el beneficio de Elektra, que representa los intereses no sólo de socios mayoritarios, sino minoritarios, se diga adiós y Banco Azteca inicie un nuevo ciclo, con capital nuevo En medio de la polémica que caracteriza a los negocios de Ricardo Salinas Pliego, el director del Banco Azteca sólo pide el beneficio de la duda para la nueva institución, pues no cualquiera se atreve a participar en un banco dirigido a este segmento de la población en un país pobre, en donde los servicios y productos parecen olvidarlos