Montemayor se defiende

jueves, 9 de mayo de 2002
México, D F (apro)- Desde algún sitio indeterminado, Rogelio Montemayor, exdirector de Pemex en el sexenio de Ernesto Zedillo, ha enviado comunicados para deslindarse de las acusaciones de la Secodam y la PGR, por un supuesto desvío de recursos de Pemex a la campaña del excandidato del PRI a la Presidencia, Francisco Labastida Ochoa, a través del sindicato petrolero Su paradero se desconoce Montemayor no quiso presentarse ante el Ministerio Público porque temía ser arraigado por la PGR Ahora, con la orden de aprehensión librada por un juez, se volvió un prófugo de la justicia Sin embargo, a la distancia y mediante sus abogados, se ha defendido: aportó pruebas y alegatos ante la PGR, la cual no los tomó en cuenta porque no se presentó personalmente Por tal motivo, el exdirector de Pemex interpuso una demanda de amparo en contra de la PGR ?también desde algún lugar desconocido?, al negarse ésta a considerar sus argumentos, y por no permitirle nombrar defensores y no darle a conocer las imputaciones de la Contraloría en su contra Un juez le dio entrada Desde mediados de 2001, se hicieron públicas las versiones y rumores de que la Secodam lo estaba investigando por supuestas transferencias ilícitas Montemayor, a pesar de todo, seguía en México Su último acto público fue en la clausura de la XVII Asamblea Nacional del PRI, en noviembre de 2001, que se llevó a cabo en la ciudad de Toluca El 29 de diciembre de 2001 tuvo una reunión familiar privada que trascendió a los medios: celebró el cumpleaños de su esposa en el restaurante Passepartout, en el municipio de Garza García, Nuevo León El 10 de diciembre de 2001, la Secodam presentó la demanda respectiva ante la PGR La información se filtró a la prensa La preocupación del funcionario fue mayor cuando supo del arraigo de tres exfuncionarios del PRI que revelaron las operaciones ilegales entre Pemex-sindicato petrolero- campaña del tricolor Todo parece indicar que desde entonces Montemayor decidió huir del país Versiones policiacas indican que a principios de enero de 2002 viajó de Monterrey a Monclova, su ciudad natal Luego cruzó hacia Estados Unidos por la ciudad de Eagle Pass, Texas Llegó a San Antonio, de donde supuestamente tomó un avión rumbo a Canadá No se supo más de él Sin embargo, su vocero, Hero Rodríguez Neumann, aseguró a los medios, el 21 de enero, que Montemayor se encontraba en la Ciudad de México, preparando su defensa El 29 de enero envió dos comunicados a la PGR por conducto de sus abogados, en los que se deslinda de las acusaciones de la Secodam y sostiene que su actuación estuvo apegada a derecho Montemayor señaló que la Secodam en ningún momento le comunicó observación alguna que fuera necesario solventar, así como que tampoco instrumentó en su contra ningún procedimiento de responsabilidad, y que se enteró por los medios de denuncias en su contra Así mismo, presentó un extenso análisis sobre la legalidad de su actuación y buscó fundamentar los convenios que suscribió con el sindicato de Pemex; además, rechazó haber desviado los mil cien millones de pesos El monto se incrementó 580 millones más poco después El 2 de febrero, sus abogados presentaron ante la PGR una serie de documentos en los que se demuestra que los préstamos de Pemex al sindicato petrolero es una práctica común, incluso de la actual administración En efecto, el 3 de julio del 2001 la paraestatal le hizo un préstamo por 80 millones El 21 de abril envió un comunicado, en donde presenta una serie de nuevas pruebas a su favor, con los que pretendió demostrar que los recursos entregados al sindicato petrolero por su administración fueron para finiquitar problemas laborales Explicó que las pruebas se presentaron el 15 de abril a la PGR: "El comunicado de más de 60 hojas viene acompañado de un exhaustivo material probatorio, que incluye más de 130 documentos, en los cuales desmiente, una a una, las acusaciones formuladas en su contra por la Secodam "Cabe señalar que hasta la fecha sus defensores no han recibido notificación alguna respecto de la admisión de pruebas, así como tampoco la autoridad ha permitido el acceso a la información que contienen las averiguaciones existentes en contra de Montemayor" El informe muestra los convenios con el sindicato petrolero, que se realizaron "bajo el marco de las leyes aplicables y a lo estipulado en el contrato colectivo de trabajo" También se presentaron elementos de prueba sobre las adecuaciones presupuestarias necesarias y permitidas por la normatividad, las cuales ?explicó la defensa? fueron conocidas en su momento por el área legal de Pemex, por el consejo de administración, por Hacienda y por la Secretaría de Energía, antes que se hicieran los pagos al sindicato A manera de advertencia, el exdirector de Pemex dijo que si los convenios con el sindicato petrolero se echaran abajo, "se generaría un gravísimo quebranto a la paraestatal", porque esa organización sindical estaría en posibilidades de mantener vigentes sus reclamaciones por un monto superior a lo pagado en junio y septiembre de hace dos años A principios de mayo, Montemayor emitió un nuevo comunicado por conducto de sus abogados, en donde informa que un juez aceptó su solicitud de amparo, porque ni Secodam ni PGR le admitieron sus pruebas o le permitieron nombrar a sus abogados y conocer el expediente de la averiguación previa El 7 de mayo, su vocero, Hero Rodríguez Neumann, envió un desmentido al periódico Reforma, en el que precisó que "el exdirector general de Petróleos Mexicanos nunca ha manifestado ni considerado que el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana lo haya obligado, ni mucho menos chantajeado, para otorgar, como continúa practicándose, préstamos a ese organismo "El exfuncionario resolvió las reclamaciones que legalmente hizo el STPRM a la empresa, con motivo del incumplimiento de Pemex a diversos compromisos y acuerdos pactados en las revisiones contractuales anteriores a su administración, que constituían una violación al CCT "Cabe señalar que los convenios que realizó Pemex con el STPRM en el 2000, se celebraron con estricto apego a la Ley Federal del Trabajo (LFT) y demás leyes; que las erogaciones fueron autorizadas por la Secretaría de Hacienda, de acuerdo con las disposiciones aplicables; que en su oportunidad se informó de todo ello al consejo de administración, y que no se ejerció ninguna función indebida Todo ello se asienta y se documenta en los amplios paquetes de pruebas aportados a la PGR "Por último, afirmó que un legítimo emplazamiento a huelga de un organismo sindical no puede ser considerado como un chantaje"