Se deslinda el PRI de sus militantes involucrados en el "Pemexgate"

jueves, 9 de mayo de 2002
México, D F- Un día después de que el dirigente nacional de este instituto político exigió al gobierno federal que el caso Pemex "no vuelva a ser manipulado por funcionarios del Poder Ejecutivo con fines político partidistas", el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se deslindó de los priistas contra quienes la PGR giró ordenes de aprehensión por el "pemexgate" El vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Carlos Jiménez Macías, consideró que son personales las acciones de los priistas acusados de haber defraudado Pemex por mil 400 millones de pesos En ese sentido, advirtió que "el PRI no va a entrar en la defensa legal de todos los que sean acusados por las autoridades": En este caso, es el exdirector de Pemex, el "labastidista" Rogelio Montemayor Seguy Por ello, y porque no estamos directamente involucrado en el asunto, el Revolucionario Institucional se deslinda del desvío de poco menos de mil 500 millones de pesos, cometido presuntamente por exfuncionarios de Pemex y de su sindicato para financiar la campaña presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa, enfatizó, en conferencia de prensa "El PRI no es responsable de la conducta de sus militantes, nosotros somos respetuosos de la ley y las responsabilidades personales son eso", indicó Jiménez Macías Prueba de ello, añadió, es que ninguna autoridad federal ha requerido la comparecencia del PRI ante la ley Sin embargo, reveló que "algunos priistas" relacionados con el "pemexgate" han mantenido comunicación con el área jurídica del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pero no para pedir asesoría, sino para tener contacto con esta área, porque "nosotros asumimos tener comunicación con ellos, pero hasta ahí", apuntó 09/05/02