Las contradicciones de los "socios" de Raúl Salinas

jueves, 13 de junio de 2002
El origen de la enorme fortuna de Raúl Salinas de Gortari continúa en el misterio Según él, proviene de un fondo de inversión al que concurrieron empresarios amigos suyos, de sobrada capacidad económica Después de siete años de estar ocultas, Proceso obtuvo las declaraciones ministeriales de los supuestos o reales socios de Raúl, en las cuales incurrieron en contradicciones y ambigüedades El voluminoso expediente sobre el dinero que Raúl Salinas de Gortari depositó en bancos europeos ?poco más de 130 millones de dólares? llegó a México lleno de testimonios, dudas e historias de narcotráfico entre Raúl y capos de Colombia que, a juicio de las autoridades suizas, constituyen una trama criminal que no se pudo probar por la vía jurídica Tras ser detenido, en febrero de 1995, una veintena de testigos protegidos ?la mayoría procesados por delitos contra la salud en Estados Unidos? dijeron conocer los nexos de Raúl con el narcotráfico Algunos decían que lo vieron en fiestas con Juan García Ábrego; que recibía maletas de dinero procedentes de Colombia; que tuvo vínculos con Amado Carrillo; que hizo viajes a Europa y Estados Unidos para contactar cargamentos de droga; que lavó dinero Nada se comprobó, según las conclusiones a las que llegó el juez suizo Paul Perraudin, el 17 de mayo último Sin embargo, las dudas sobre el origen de su fortuna aún prevalecen En 1996, al rendir su primera declaración ante la procuradora Carla del Ponte, Raúl Salinas dijo, por primera vez, que su dinero provenía de un fondo de inversión creado por empresarios, pero ocultó sus nombres Expuso: autorizo a mis abogados para que le proporcionen en Suiza los nombres de amigos y socios míos de sobrada capacidad económica, jefes de empresa, para que se conozca la verdadera y legítima procedencia de ese dinero No se lo digo ahora porque no tengo confianza en la Secretaría de la Contraloría, en las autoridades mexicanas empeñadas en incriminarme, porque los utilizarían para robustecer acusaciones con ánimo de perjudicarme (Proceso 1005) Esos empresarios serían Carlos Peralta Quintero, dueño de Iusacell; Carlos Hank Rhon, hijo de Carlos Hank González; Adrián Sada González, exdueño de Serfín y propietario del grupo Vitro, y Roberto González Barrera, dueño de Maseca El objetivo del fondo era invertir en México al finalizar el sexenio de Carlos Salinas, en 1994 Después de siete años de estar ocultas a la opinión pública, Proceso tuvo acceso a las declaraciones ministeriales que rindieron los empresarios ante la Procuraduría General de la República (PGR) desde 1995 Los cuatro incurrieron en contradicciones y ambigüedades, aunque algunos afirmaron que le dieron el dinero a Raúl sin firmar documentos y sin garantías de por medio, según consta en el expediente SE/022/95-12 Peralta Quintero y Sada González, por ejemplo, fueron los únicos que aceptaron, desde su primera declaración, que aportaron 50 millones de dólares y 10 millones de dólares, respectivamente, sin garantías; González Barrera rechazó que formara parte del fondo de inversión; Hank Rhon negó en su primer testimonio que tuviera relaciones de negocios con Raúl, aunque en sus posteriores declaraciones aceptó que aportó 10 millones de dólares, que estaban depositados en Suiza, según le comentó Raúl Al seguir la línea del narcotráfico y el lavado de dinero, a finales de 2001, el juez Paul Perraudin pidió apoyo al gobierno de México, mediante una carta rogatoria, para investigar a Raúl y a un grupo de empresarios Entre otros, pidió que declararan Peralta, Hank Rhon y Raymundo Gómez Flores, exdueño de Banca Cremi Un año después de haber solicitado la ayuda de México, el juez Perraudin determinó que había llegado al límite de lo que es posible investigar en el caso Raúl Salinas Así, tras casi siete años de investigaciones, ahora la PGR tendrá que continuar con la investigación iniciada en Suiza y acreditar de dónde obtuvo Raúl Salinas la fortuna que depositó en diversas cuentas bancarias en Europa El dinero, por lo pronto, sigue congelado por Suiza La PGR sigue al menos dos líneas de investigación en este caso: que el dinero proviene de la partida secreta que manejó Carlos Salinas como presidente de la República ?bajo investigación desde mediados de 2001 (Proceso 1294)? o que puede ser producto de pagos realizados por empresarios favorecidos con la privatización de empresas públicas Las aportaciones Dueño de Iusacell, cuya expansión se presenta en el sexenio de Carlos Salinas, Peralta Quintero dice en su declaración que Raúl lo invitó a formar el fondo de inversión: El emitente comentó que sí estaba interesado en invertir 50 millones de dólares y que haría su aportación a través de alguna transferencia bancaria a una cuenta que para ese efecto se abriría y que antes de que su aportación se transfiriera a la cuenta del fondo pasaría transitoriamente por alguna de sus cuentas bancarias y personales Que el ingeniero Raúl Salinas de Gortari le comentó al declarante su idea de crear un fondo para invertir principalmente en México, en algunas empresas que se iban a privatizar, como Ferrocarriles, Aeropuertos y algunas otras empresas Que la cantidad antes mencionada se le ocurrió al declarante porque consideró que era una buena oportunidad (para) adquirir empresas que se fueran a privatizar, que la privatización era del dominio público, que todo el mundo sabía de esas privatizaciones; que tenía conocimiento previamente de las privatizaciones y éstas representaban tan buena oportunidad y que le parecía hacerlo a través de la unión de varios capitales Que la transferencia fue el 22 de abril de 1994, dinero que salió de una cuenta de Nueva York a nombre de una empresa propiedad del declarante, de nombre LAGNESS INVESMENT LIMITED, constituida en la Isla del Hombre, hacia cuatro cuentas bancarias cuyos datos el ingeniero Raúl Salinas le había proporcionado sin que Raúl le diera el nombre del titular de las cuentas, transferencias que fueron realizadas el mismo día Con relación al fondo de inversión, Raúl le manifestó que el dinero quedaría en sus cuentas temporalmente y generando intereses; que después de la detención de Raúl, habló con Paulina Castañón y el emitente le comentó lo relacionado con el fondo y le solicitó que le tuviera paciencia, que seguía reconociendo la propiedad de esos dineros y que ellos colaborarían para que se les devolviera ?¿Qué le dijo Raúl Salinas respecto de los fondos de inversión? ?Que se iba a invitar a otras gentes para formar el fondo, entre los que recuerda a Roberto González Barrera, Carlos Hank Rhon, Adrián Sada, Ricardo Salinas Pliego y otras personas, toda vez que lo platicó el declarante con Raúl Salinas Que desea aclarar que al declarante no le consta el que finalmente estas personas hayan participado en el fondo, cualquiera de ellas, y tampoco conoce si alguna de ellas participó y con qué montos Que el acuerdo con Raúl fue en el sentido de que si se llegaba a una masa considerable de capitales, él le devolvería el dinero, que esa masa era como de 200 o 250 millones de dólares Que sabía que su dinero e intereses no le preocupaban; que el de la voz sabía que su dinero estaba en una institución financiera sin saber con precisión cuál; que el declarante obtuvo los 50 millones de dólares de un préstamo de Banco Mexicano SA, al cual le dio en garantía acciones de IUSACELL Que el ingeniero Salinas no le dio ninguna garantía al declarante, que todo se basó en la confianza y en la amistad, que el acuerdo se realizó de palabra, que no ha otorgado préstamos similares, que sabía que el dinero estaba en Suiza únicamente porque Raúl Salinas de Gortari se lo había dicho, que al declarante no le pareció extraño que el dinero se dividiera en cuatro bancos porque de esa manera se guardaba más discreción, que las cuentas estaban mancomunadas entre Raúl y Paulina Castañón Adrián Sada González declaró el 31 de julio de 1996 ante la PGR que conocía a Raúl desde 1987, que lo visitó en dos ocasiones en el rancho Las Mendocinas, en 1994 que Raúl Salinas le dijo que había formado un grupo de inversionistas, los cuales tenían interés en participar en negocios futuros, pero el de la voz manifestó que no tenía recursos disponibles, a lo que el ingeniero Salinas le manifestó que algunos se podrían hacer y que prueba de ello es que le haría un depósito en su cuenta en Suiza, de la cual era titular el de la voz, en el banco UBS de Zurich, Suiza, y que esto lo hizo porque el ingeniero le externó la idea de que ese depósito fuera en el extranjero y sería de 15 millones de dólares, por lo que el emitente viajó a Suiza con su esposa, encontrándose a Raúl Salinas y éste le comentó que ya estaba acreditado el depósito Toda vez que la citada cantidad de dinero no se invirtió en ningún negocio, fue reintegrada a una cuenta en Suiza que le fue indicada por el ingeniero Raúl Salinas Roberto González Barrera, dueño de Maseca y de Banorte, dijo en su primer testimonio, el 12 de diciembre de 1995, que conocía a la familia Salinas desde los años cincuenta, que tiene una relación de amistad con Raúl Salinas de Gortari, pero negó haber realizado negocios con él El 31 de mayo de 1996, González Barrera volvió a declarar y aceptó que conocía a Juan Guillermo Gómez Gutiérrez ?uno de los alias utilizados por Raúl en los depósitos en Suiza? desde hacía varios años debido a que era contador de la familia Salinas de Gortari Declaró que entre los préstamos personales que ha otorgado están los que ha hecho a la familia Salinas de Gortari, particularmente a los señores Raúl Salinas Lozano y Raúl Salinas de Gortari ?Que diga el declarante las condiciones específicas de otorgamiento de créditos y préstamos personales y el nombre de las personas a las cuales se les otorgó ? En el caso de la familia Salinas de Gortari, se trató de una especie de créditos familiares, que entregó directamente al licenciado Raúl Salinas Lozano y al ingeniero Raúl Salinas de Gortari, aclarando que Salinas Lozano es un consejero que aparece en la nómina de las empresas del declarante desde hace 40 años, con quien guarda una relación de compadrazgo ?Que diga el declarante en cuántas ocasiones y en qué condiciones ha realizado préstamos al señor Raúl Salinas Lozano ?Que han sido en más de 20 veces, que los préstamos fueron por diversos montos, que los últimos préstamos que le realizó fueron aproximadamente en mil novecientos setenta y cinco, por una cantidad aproximada de un millón y medio o dos millones de pesos ?Que diga el declarante en cuántas ocasiones y en qué condiciones ha realizado préstamos al ingeniero Raúl Salinas de Gortari ?Que aproximadamente en 15 ocasiones, que los últimos préstamos que le realizó fueron en los años noventa, sin poder precisar en estos momentos las cantidades, que estos préstamos no los tiene documentados, que esos préstamos eran personales, no eran para negocios, no que el declarante supiera, ya que las condiciones del préstamo serían otras Que sí puede mencionar que le debe varios millones de dólares ?Que diga el declarante si Raúl Salinas le comentó su interés por crear un fondo de inversión ?Que nunca le mencionó Raúl Salinas lo relativo a ese fondo de inversión, pero que desea aclarar que la primera ocasión que se enteró de ese fondo de inversión fue a raíz de la declaración del señor Carlos Peralta Quintero Que desea aclarar que nunca participó en ningún fondo de inversión con Raúl Salinas de Gortari, pero que sí le realizó a este último diversos préstamos personales que ascienden a la cantidad de varios millones de dólares Que en algunos casos le entregó a Raúl Salinas el dinero en efectivo y en otros casos (hizo) transferencias electrónicas bancarias, aclarando que Raúl Salinas señalaba el número de cuenta, la sucursal, la ciudad y el país a donde deberían hacerse las transferencias Que algunos préstamos a Raúl eran para el pago de deudas contraídas por la adquisición del rancho Las Mendocinas, la adquisición de caballos ?Que diga el declarante si sabe por qué se la ha mencionado como una de las personas que aportó dinero al fondo de inversión que Raúl Salinas supuestamente creó ?Que lo desconoce, que es una sorpresa para el declarante que se le mencione como una parte que aportó dinero al citado fondo de inversión El 26 de abril de 1995, Carlos Hank Rhon expuso que en 1993 empezó a ir al rancho Las Mendocinas, donde coincidió con Carlos Slim, Mariana, Enrique y Sergio Salinas de Gortari; Adrián Sada y Humberto Lobo Ocho meses después, en otra declaración ministerial, declaró: No tengo ninguna relación de negocios con Raúl Salinas de Gortari No conozco a ningún grupo de empresarios de México que a través de éste realizara inversiones En julio de 1996, Hank Rhon empezó a recobrar la memoria y, en una nueva declaración ministerial, aceptó que tuvo una relación estrecha con Raúl, en 1983, cuando era director de Diconsa; que le presentó a la ejecutiva de cuenta de Citibank, Amy Eliot; que luego llegó a hacer transacciones con Raúl, con la venta de un departamento ubicado en la Quinta Avenida de Nueva York, en 1993, en la cantidad de 1 millón 350 mil dólares; que luego se asocian en la empresa Carloma, donde Raúl aumenta el capital a través de Juan Manuel Gómez Gutiérrez Aceptó que en 1991 Raúl le dijo que deseaba formar un fondo de inversión, para que una vez que terminara el sexenio de su hermano Carlos se invirtiera en negocios turísticos en México; en 1993, en diversas partidas, entregó 9 millones de dólares a Juan Guillermo Gómez Gutiérrez y Raúl, en cuentas de Citibank de Nueva York y Suiza, y otras en Alemania y Londres ?Que diga el declarante, dada su experiencia de 30 años como empresario y su capacidad para diferenciar condiciones favorables o desfavorables, cuál fue el atractivo que visualizó para realizar una inversión de varios millones de dólares, sin documentar, en el caso específico del fondo creado por Raúl Salinas ?Que está consciente de lo difícil de explicar el hecho de haber realizado una inversión en estas condiciones, que desea señalar que en la época en que se le extendió la invitación era muy difícil negarla, en razón de la importancia que tenía Raúl Salinas, hermano del presidente y ambos eran muy poderosos en ese tiempo y lo incómodo que resultaría una negativa; se trató de una aportación que no está documentada, que no se establecieron condiciones de plazos, garantías ni tasas de interés; que no sabe en este momento en dónde está su dinero, que supone que puede estar en Suiza, que no estaba enterado de los movimientos que se realizaron con sus aportaciones, que previamente a la creación del fondo el declarante no disponía de ninguna información empresarial de Raúl Salinas Tras el cierre de la investigación, anunciada por Paul Perraudin el 15 de mayo, mediante su abogado Pierre André Beguin, Raúl Salinas interpuso un recurso de apelación ante la Cámara de Acusación de la República Cantón de Ginebra, mediante el cual exige la devolución de su dinero

Comentarios