Bartlett, Roque y Paredes, nuevos implicados en el Pemexgate

lunes, 17 de junio de 2002
México, DF - Testigos protegidos de la investigación sobre el presunto desvío de recursos de Pemex al PRI señalaron que entre los beneficiados con este dinero se encuentran, además de gente del equipo de Francisco Labastida, los legisladores Manuel Bartlett, Humberto Roque Villanueva y Beatriz Paredes De acuerdo con una más de tantas "filtraciones" registradas desde diciembre en este complicado caso, declarantes clave acogidos al programa de testigos protegidos han señalado que Paredes, Bartlett y Roque recibieron recursos para la campaña electoral del 2000, provenientes de las arcas de Pemex El Revolucionario Institucional habría manejado una doble contabilidad durante la campaña electoral de Francisco Labastida Ochoa, en el 2000, con la finalidad de hacer libre uso del dinero recibido irregularmente de parte del sindicato petrolero, sin preocuparse de los topes en gastos de campaña impuestos por el Instituto Federal Electoral Mientras que, por un lado, se gastaban grandes cantidades de dinero en la campaña, por otro lado, al IFE se le informaba sobre una serie de gastos ajustados a la norma Según la información que este lunes publica el diario El Universal, uno de los testigos protegidos que reveló esta información es Melitón Cázares, exempleado de la Secretaría de Administración y Finanzas del PRI Cázares señaló que a los legisladores se les entregó, a través de otras personas, dinero en efectivo que se extrajo de una caja fuerte de la sede nacional del PRI Tan sólo a Beatriz Paredes, actual presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, se le entregaron 2 millones de pesos, declaró El dinero habría sido empleado para pagar encuestas y financiar a los comités distritales Para protegerse, el PRI llevó una doble contabilidad, una para el IFE y otra para sí mismo Luego de la derrota del 2 de julio, en que Vicente Fox venció a Francisco Labastida, el PRI destruyó toda la documentación sobre gastos irregulares y sólo se conservó la oficial La Secretaría de Administración y Finanzas del partido, entonces a cargo de Jorge Cárdenas --hoy desaparecido--, destruyó toda la documentación comprometedora que habría demostrado que, efectivamente, el PRI recibió dinero desviado de Pemex a través del sindicato petrolero Desde diciembre pasado, el gobierno federal reveló la investigación de un desvío de recursos de más de mil 500 millones de pesos de Pemex hacia el sindicato de la empresa Aun cuando este dinero supuestamente fue entregado por concepto de "donativos" y "apoyos" y se encuentra apegado a la norma, el gobierno sospecha que del sindicato gran parte del dinero fue desviado para financiar la campaña electoral de Labastida, a fin de inyectarle mucho más dinero del que permitía el IFE y así ganar la Presidencia del país A pesar de la destrucción de los documentos, y gracias en parte a las declaraciones de testigos protegidos, el gobierno actual ha podido reconstruir la ruta del dinero desviado de Pemex, según apunta el diario Según la declaración de Cázares, él mismo repartió parte del dinero: "Recuerdo que en el mes de junio del 2000 entregué al estado de Guanajuato la cantidad de 5 millones de pesos para todo el estado por órdenes de Alonso Bretón Que ese dinero lo saqué de la caja fuerte del área donde trabajaba en el PRI, dinero que, así como me fue ordenado, lo entregué a la Secretaría de Finanzas del Comité Estatal de Guanajuato "Recuerdo haber entregado en las oficinas del PRI, en junio del año 2000, a la gente de la presidencia del PRI, la cantidad de 2 millones de pesos, para que se los entregaran a Beatriz Paredes (entonces candidata a diputada) "Recuerdo que también en el mes de junio del 2000 entregué, de la caja fuerte de la oficina, recursos a personal que enviaba Manuel Bartlett y que sé que eran gente de Manuel Bartlett, porque Elpidio López me los presentó "Igualmente entregué en las oficinas del PRI dinero a gente de Arturo Núñez y Humberto Roque, a quienes se les pagaba nómina en forma quincenal siendo alrededor de 15 a 20 mil pesos" Otro testigo, identificado como "Nacho", declaró que el dinero manejado por el partido venía de "recursos no presupuestales", es decir, de fuente distinta a los recursos públicos a que tenía derecho el PRI como partido político "Durante varios días del mes de junio recorrí varios estados, en un avión propiedad del partido político, para entregar el dinero a los coordinadores de Elecciones, siendo un total aproximado de 50 millones de pesos los que entregué por esas fechas "Del dinero que entregaba me firmaban un recibo Durante el mes noviembre del 2000, el ingeniero Alonso Bretón me dio indicaciones para destruir toda la documentación, lo cual se hizo entre el licenciado Melitón Cázares y yo" De esta forma, si bien no estaría demostrado que el dinero irregular empleado por el PRI en el 2000 es el mismo que salió de Pemex, sí se tendría claro que durante las elecciones presidenciales de ese año hubo dinero ilícito no reportado al IFE16/06/02

Comentarios