Análisis político: Secreto bancario vs. Ley de Transparencia

jueves, 20 de junio de 2002
México, D F- Cuando el presidente Vicente Fox firmó la semana pasada el decreto de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, no sabía que más pronto que temprano él mismo estaría sujeto a dicho ordenamiento con el cual, dijo, se estarían cerrando las puertas de la impunidad Al parecer, la aplicación de esta ley sólo estará sujeta a la conveniencia del mismo poder público y, en los hechos, dejará de aplicarse cuando dicho poder ?encarnado en el presidente de la República? pueda ser afectado en sus intereses particulares El viernes pasado, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunció que no daría la información solicitada por el Instituto Federal Electoral (IFE) respecto de las cuentas y transacciones hechas por los Amigos de Fox durante la campaña del ahora presidente de la República Tampoco de las cuentas utilizadas por el PRI y que están involucradas en el presunto desvío de recursos de Pemex a la campaña de Francisco Labastida Ochoa El desacato de la CNBV, a cargo de Jonathan Davis, a la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para que proporcionara al IFE la información de las cuentas de Amigos de Fox y del PRI, provocó una serie de sospechas entre la opinión pública ¿Por qué en este caso fundamental para la limpieza de las campañas que Fox y Labastida hicieron en el 2000, se esgrime el derecho al secreto bancario y no la Ley de Transparencia y Acceso a la Información? ¿Por qué no ayudar a las autoridades electorales a aclarar el origen de los grandes recursos que se movieron en los equipos de ambos personajes en esos meses de campaña, fondos presumiblemente del erario público y de empresas nacionales y extranjeras? Ahora resulta que es más importante la ley bancaria ?la de la secrecía de cuentas y de fideicomisos?, que la Ley de Transparencia y Acceso a la Información que el propio Fox ha esgrimido como punta de lanza de su gobierno en la lucha contra la impunidad y la corrupción Jonathan Davis, al comparecer ante diputados y senadores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, mostró la cara dura de la determinación gubernamental: no dar un paso atrás en la apertura de ciertas cuentas bancarias relacionadas con las investigaciones del IFE "No tenemos interés en solapar a alguien o a algo Cero intereses políticos o partidistas", dijo el funcionario Ante cada cuestionamiento, el funcionario palidecía No era para menos, desde su puesto se juega uno de los aspectos más importantes del gobierno foxista: la credibilidad y la transparencia contra la corrupción y la impunidad del viejo régimen priista La CNBV ha jugado un papel de dique cada vez que se pretende investigar cuentas bancarias importantes involucradas en transacciones sospechosas Lo mismo sucedió con el Fobaproa que con la venta de Bancomer al BBV, donde se indaga una presunta acción de lavado de dinero en España, y ahora con los dineros de Amigos de Fox y de Labastida En los hechos han podido más los intereses que las leyes Detrás de las puertas del secreto bancario están los intereses de grupos políticos y económicos que se involucraron en la campaña del 2000 y que es necesario aclarar cuáles fueron sus aportaciones reales a los equipos de Fox y de Labastida Supuestamente, la aplicación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información sólo tiene sus límites cuando se trata de datos que comprometan la seguridad nacional, la seguridad pública, la estabilidad financiera, la dignidad de las personas y las relaciones con otros países Para el caso del origen de las campañas de Fox y de Labastida no se puede aplicar ninguno de estos argumentos, al contrario, es urgente que se investigue a fondo, porque lo que está en juego es la credibilidad de las instituciones, sobre todo de la presidencial Así que el argumento de la inviolabilidad del secreto bancario esgrimido por la CNBV y la Secretaría de Hacienda se contrapone y opaca la transparencia que Fox ha manejado para con todas sus acciones de gobierno Y los desafíos para Fox y todo su equipo de gobierno estarán en la congruencia de lo que se dice y lo que se hace Pero sobre todo, del respeto a las leyes y a la necesidad de ganarse la confianza social que ha perdido en tan sólo año y medio de gobierno

Comentarios