Rechazan productores cambios al Tratado de Aguas con EU

sábado, 22 de junio de 2002
Ciudad Victoria, Tamps (apro)- Los usuarios del distrito 025 están en desacuerdo con la propuesta de Chihuahua, de modificar el tratado de aguas y límites firmado por México y Estados Unidos en 1944, advirtió el representante de los agricultores ante el Consejo de la Cuenca del Río Bravo, Jaime Garza García "El tratado, si se respeta como está firmado, es bueno para México", manifestó el también gerente del módulo Lateral Ejido, quien consideró que sería un error promover una modificación, tal y como lo ha planteado el gobernador de Chihuahua, Patricio Martínez Mientras en Phoenix, Arizona, están reunidos los gobernadores fronterizos, y el mandatario de Chihuahua ha anunciado que una posible solución a la crisis del agua sería proponer una modificación al tratado, Garza García dijo que los productores tamaulipecos se manifestarían en contra de un acuerdo de esa naturaleza "El tratado no es el problema, éste es la sobreexplotación y las extracciones ilegales de la cuenca, y eso es lo que se debe analizar y ponerle un alto, para encontrar una solución de fondo", manifestó En el tratado del 44 se establece que corresponde a Estados Unidos una tercera parte de los escurrimientos que llegan al Bravo procedentes de los ríos tributarios, y las otras dos terceras partes son para México, además que las aguas de los ríos no aforados se distribuyen 50 y 50 por ciento Para años de sequía, señaló el representante de los productores, el tratado es claro en marcar que se traslada la deuda para los siguientes cinco años "Si se establece un orden, lo cual hasta ahora no ha existido, en el manejo integral de la cuenca, no habría ningún problema", señaló Garza García consideró que tampoco la propuesta de Tamaulipas, de una mayor inversión en infraestructura hidroagrícola, sería determinante para solucionar la crisis actual "¿De qué sirve una mejor infraestructura si no hay agua, si lo que hay alcanza para mil y nosotros la repartimos para tres mil?", comentó Dijo que aunque es una medida positiva, el invertir en modernizar la infraestructura de distribución del agua, para evitar pérdidas de conducción, no será suficiente si no se procede primero a depurar la cuenca "La CNA tiene que decir de cuánta agua se dispone y cuánto es lo que tiene ?sobreconcesionado?, para empezar a depurar por derecho de antigüedad y retirar concesiones que se hayan otorgado de más Mientras no se haga eso, va a ser un cuento de nunca acabar y, aunque se disponga de la infraestructura más moderna, va a resultar inútil para la agricultura si el líquido no va a alcanzar para el riego", señaló 21/06/02

Comentarios