Garfias Magaña se va del PRD porque le "cierran la puerta"

viernes, 28 de junio de 2002
México, D F (apro)- El general de división Luis Garfias Magaña se cansó de buscar a la presidenta del PRD, Rosario Robles, hasta que un empleado de ella le comunicó que, de plano, sus servicios ya no interesaban a ese partido, al que ingresó hace casi cinco años El responsable de administración del CEN perredista, José Ramón Zebadúa, le notificó que la Comisión Especial para el Estudio de las Fuerzas Armadas, creada para agrupar a militares y que Garfias presidió desde su fundación, simplemente desaparecía Y le extendió al militar un oficio para que lo firmara: era su liquidación, 14 mil pesos, un monto muy inferior a lo que dispone la ley El general diplomado de Estado Mayor tomó entonces la decisión: El martes 18 entregó en la oficina de Robles una carta en la que notificó su renuncia al PRD Cuatro días antes, el viernes 14, le entregó personalmente otra carta a Cuauhtémoc Cárdenas, en los mismos términos: Cuando me incorporé al partido, en agosto de 1997, lo hice en condiciones personales muy difíciles, sin embargo, tomé la decisión de dar ese paso en virtud que yo deseaba continuar mi lucha por las Fuerzas Armadas de México y esto me era imposible de continuar en el PRI Meses más tarde, fue autorizada por la presidencia del partido la creación de la Comisión Especial para el Estudio de las Fuerzas Armadas, con la cual se trabajó durante casi cuatro años, durante los cuales presentamos una serie de estudios de muy diferente índole, todos relacionados con las Fuerzas Armadas e incluso organizamos un foro público Aprovecho la ocasión para expresar mi agradecimiento a los licenciados Andrés Manuel López Obrador, Pablo Gómez Alvarez y Amalia García, bajo cuyas presidencias trabajó esta comisión Así mismo, elevamos varias iniciativas ante el Congreso que ahí están en espera de solución Hoy, en algo que parece profundamente irónico, ya que este partido fue fundado siguiendo los principios y la lucha nacionalista de un gran mexicano, que fuera el general Lázaro Cárdenas, y por su hijo Cuauhtémoc, se ignora totalmente a las Fuerzas Armadas por la actual dirigencia, lo cual me impide poder continuar con mi labor de presentar los problemas que aquejan a la institución En vista de ello, participo a usted que a partir de esta fecha me separo del partido, en virtud de que en el mismo no se dan las condiciones para lograr este propósito --¿A qué atribuye que Rosario Robles no quisiera verlo? --No lo sé, no lo sé Eso es lo más extraño Pero enseguida adjudica ese sistemático desdén a que la dirigencia que encabeza Robles prefirió a otro militar, José Francisco Gallardo Rodríguez, recientemente excarcelado y a quien Garfias desprecia "Eso es lo que creo Yo jamás hubiera aceptado ahí a Gallardo Ese tipo fue un delincuente y no es general", dice Garfias, quien prevé que Gallardo será postulado como candidato a diputado federal "Y en eso yo estorbaba" Me cierran la puerta Hace cinco años, en agosto de 1997, Garfias Magaña se acercó al PRD que encabezaba López Obrador, quien le dio la bienvenida y más adelante la encomienda de elaborar estudios para formular propuestas sobre las Fuerzas Armadas del país Exembajador de México en Paraguay, autor de ocho libros, el divisionario fue dos veces diputado del PRI, pero se separó porque este partido perdió, a su juicio, la ideología revolucionaria, que retomó el PRD Garfias hizo muchos estudios sobre las Fuerzas Armadas y formuló propuestas para actualizar la Constitución y las leyes en la materia Aunque no con todo el apoyo, la comisión que encabezó arrojó muchos resultados A sus 70 años, ahora se va de ese partido, luego que infructuosamente buscó a Rosario Robles desde que, en mayo, tomó posesión Le envió un oficio solicitándole audiencia Nada La encontró, por casualidad, en el edificio del PRD, y le dijo que se comunicaría con él Nada Luego que le envió un informe sobre el trabajo de la comisión que encabezaba, y de la que tampoco recibió respuesta, Garfias le envió otra solicitud de audiencia, y la secretaria de Robles le dijo que ya estaba en la agenda Era falso "Comprendí que era inútil mi insistencia, comprendí que no se deseaba verme", refiere el general, quien cuenta que el coordinador de Administración y Finanzas del CEN del PRD, José Ramón Zebadúa, le comunicó que quedaba disuelta la comisión que el militar encabezaba y que, de finiquito, le correspondían 14 mil pesos En entrevista con el reportero el miércoles 19, un día después que entregó su carta de renuncia en la oficina de Robles, el general de división lamentó el maltrato que se le ha dado "Si no quiere hablarme, al menos por escrito debe decirme que me vaya Además, lo establece el reglamento del PRD" Todavía buscó a Cuauhtémoc Cárdenas con quien, el viernes 14, se entrevistó: "Le dije: ?No pretendo nada, más que se me diga que me voy o me quedo, pero que se me diga algo, no que se me tenga a un lado Lo de elemental cortesía? Me dijo que él pensaba lo mismo y que hablaría con la señora Robles No sé si habló El caso es que no me llamó la señora jamás" Garfias ha concitado polémica al interior del PRD, como cuando desautorizó la insólita protesta de los 61 militares del "Comando Patriótico de Concientización del Pueblo" que, en diciembre de 1998, marcharon sobre el Paseo de la Reforma, encabezados por Hildegardo Bacilio Gómez (Proceso 1156) O cuando respaldó las maniobras de buques de la Marina fuera de aguas nacionales, conocidas como "Unitas", reprobadas por la oposición en el Senado, cuya comisión respectiva es presidida por el perredista michoacano Antonio Soto "Estoy de acuerdo en que la Marina vaya a Unitas, porque no puede ser una armada sólo costera Debe salir, a entrenarse, cosa que aquí no pueden y no tienen los medios Claro, para eso hay que ajustarse a los requisitos legales de cada país" --Pero el presidente de la Comisión de Marina no está de acuerdo --Sí, pero ese señor no ha navegado ni en el lago de Pátzcuaro Yo se lo dije un día Ese asunto de la Marina se politizó En vez de verlo desde el punto de vista militar y naval, se usó para atacar al presidente, quien supuestamente está ignorando al Senado y debe imperar el estado de derecho ¡Por favor! ¡El PRI cuántas veces violó el estado de derecho! -- Expresiones como estas no son las que han incomodado a la directiva nacional? -- Claro En otra ocasión, cuando se analizaban ascensos en la Marina, Soto le envió los expedientes de los marinos para conocer su opinión "Encontré que al menos cinco no merecían ascender, entre ellos uno muy conocido, Wilfrido Robledo El porqué se lo dije por escrito No me hizo caso y ascendieron" Pero el caso en el que ha concitado más polémica en el PRD fue el del general Gallardo, a quien Garfias no le reconoce el grado "Cuesta mucho trabajo hacerles entender que no es general Fui presidente de un Consejo de Guerra y lo sé En las prisiones militares hay condenados y todos están destituidos en sus grados" Por eso tiene la impresión de que Robles prefirió a Gallardo "Eso es lo que yo creo Yo jamás hubiera soportado ahí a Gallardo Es un tipo que fue un delincuente Aquí estaba la Villa Ecuestre, donde hacía y deshacía -- ¿Eso es cierto? -- Claro que fue cierto El único compadre militar que yo tengo fue el que le recibió la villa ecuestre Me dijo: "Ese tal por cual de Gallardo se llevó hasta la basura" Lo había relevado de ahí y se había ido al criadero militar de ganado, en Santa Gentrudis, donde también hizo y deshizo "Cosa curiosa, el presidente suplente que tenía yo en mi consejo, el general Sixto Mendoza, fue el que le había recibido el criadero y me platicaba: ?Miren, se autovendía caballos Ahí están los cheques? "Claro que yo pienso que ellos van a escoger a Gallardo Pero me lo hubieran dicho, yo no hubiera aceptado eso Va a ser una cosa que va a molestar muchísimo al Ejército -- ¿No lo han calibrado realmente? -- Creo que no -- ¿Y Cárdenas? -- Él adopta una actitud de que no sabe nada Dice que es cosa de la señora Robles Y efectivamente, en última instancia quien manda oficialmente es ella "Eso va a molestar mucho al Ejército, porque chueco o derecho, yo tengo un pequeño prestigio en el Ejército Me acaban de nombrar, hace 15 días, miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística En fin, no hay puntos de comparación con Gallardo Ninguno -- ¿Será candidato a diputado federal? -- Yo creo que va por ahí Yo les estorbaba -- ¿Está dolido? -- Molesto, porque uno no merece un trato de ese tipo Las buenas formas son parte de todo, elementales Si no quiere hablarme, al menos por escrito dígame que me vaya, cuando menos Además, lo establece el reglamento del PRD -- ¿Pero se va por molestia? -- No, me voy porque me cierran la puerta, me cierran la pequeña ventana con la que yo podía manifestar algunas deficiencias que existen en las Fuerzas Armadas

Comentarios

Otras Noticias