Censuran el "uso peyorativo" del método Montessori

domingo, 30 de junio de 2002
México, D F(apro)- Convencida del éxito del sistema "Montessori" en México, María del Pilar Gómez Alonso lamenta que el nombre de la famosa pedagoga italiana del siglo XIX, María Montessori, se use con fines políticos para calificar el trabajo del gobierno del presidente Vicente Fox como "anárquico, indisciplinado y carente de estructura" "No se vale usar un nombre que no tiene nada que ver con la política ni con el mal comportamiento del gobierno", afirma Gómez Alonso, directora del Centro de Estudios de Educación Montessori, fundado en 1971 De entre otros funcionarios y políticos, Gómez Alonso acusa a la exdirigente nacional del PRI, Dulce María Sauri Riancho; al jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Andrés Manuel López Obrador, y a articulistas de medios de comunicación de utilizar peyorativamente el nombre de Montessori en sus ataques al gobierno actual El 2 de junio, en conferencia de prensa, al responder a una pregunta sobre el enfrentamiento entre Francisco Gil Díaz y Francisco Barrio Terrazas, secretarios de Hacienda y de la Controlaría, López Obrador afirmó que "el gabinete federal es como el gabinete Montessori, donde cada quién hace lo que quiere" Y aunque dijo ser "respetuoso" de ese método -?en el que "se aplica el concepto de educación como práctica a la libertad", explicó--, López Obrador se refirió así a los enfrentamientos en el gabinete foxista: "Al principio se decía eso; ahora ya ha degenerado Antes todo iba mal; ahora todo ha empeorado Cada quién tiene su estrategia, sus intereses Se espían unos a otros Utilizan recursos públicos con este propósito" A raíz de ello, en editoriales y artículos periódicos son constantes las referencias al "gabinete Montessori", como sinónimo de los "errores y enfrentamientos de un gobierno sin control", cuyo "gabinetazo" ha quedado en entredicho Uno de ellos, Jaime Sánchez Susarrey, escribió que el presidente Fox "pasará a la historia universal por haber sido el primer jefe de Estado en convertir la pedagogía Montessori en técnica de gobierno" Aclaró que es así "porque la forma en que se comporta el gabinete, con completa autonomía de los secretarios y sin que rija la más mínima disciplina, es una calca (una mala calca, a decir verdad) de las ideas de la pedagoga italiana En la escuela que dirige el señor Fox, la libertad y la iniciativa individual son completas; las diferencias se dirimen abiertamente, los golpes y los insultos no escasean, y no hay quien ponga orden" Ante ello, Gómez Alonso, responde molesta: "¡No se vale! ¿Qué pasa? Primero fue esa señora del PRI, Sauri Luego, López Obrador, y después varios periódicos, desgraciadamente Pregunto: si no conocen lo que es Montessori, ¿por qué hablan así?" En un desplegado publicado el 20 de junio en el Reforma, bajo la firma de Gómez Alonso, directivos, guías, padres, alumnos y exalumnos de escuelas Montessori en México censuraron "el uso peyorativo y mal informado que han hecho funcionarios públicos, editorialistas y líderes de opinión, al calificar el trabajo del gobierno actual como `Montessori`, queriendo con ello implicar que es anárquico, indisciplinado y carente de estructura" Afirman: "Seguramente estas personas, que insisten en usar ese calificativo, jamás han leído los fundamentos de la educación Montessori o han pisado un salón de alguna de las escuelas que encarnan esta filosofía, porque si no, estarían enteradas que la educación Montessori, con más de un siglo de probada efectividad, no encarna ni remotamente que cada quien `haga lo que le venga en gana`" Por el contrario, añaden, "la educación Montessori promueve el trabajo comprometido y responsable en un ambiente preparado que no sólo lleva a la independencia, sino que fomenta el trabajo en equipo con límites muy claros de respeto, orden y objetivos precisos, que conducen a una autodisciplina como modo de vida" De paso, exigen "respeto a nuestras instituciones, trabajo y principios filosóficos y pedagógicos que, por desinformación, han sido desprestigiados", e invitan "a visitar los salones de clase de las escuelas Montessori, para corroborar que el estereotipo, que insisten algunos en repetir, no es más que una injusta y supina falsedad" Consultada al respecto, Gómez Alonso admite molesta que el "uso peyorativo" de Montessori daña la imagen de más de 250 escuelas que utilizan ese sistema educativo en el país, como preescolares, primarias y, próximamente, secundarias Además, rechaza que en las escuelas Montessori "los niños hagan lo que quieran y sólo vayan a jugar" Afirma: "Al contrario, ellos hacen un trabajo muy serio Son ellos los que escogen sus trabajos Este modelo educativo, no tradicional, se diferencia de otros porque la teoría pasa a un segundo plano Aquí, los niños aprenden por medio del manejo de los materiales, lo que es mucho más sólido" Abunda: "En México hay una mala idea de este modelo educativo Por eso publicamos el desplegado: para tratar de que no haya malentendidos, en el sentido que los niños hacen lo que quieren Esto no quiere decir que puedan subirse a las mesas o romper sus cuadernos Desde un principio, nosotros les marcamos los límites de la convivencia y el respeto hacia los demás" Explica que ese sistema tiene 35 años en México, aunque aclara que no se trata de las llamadas "escuelas activas", que surgieron en el país a principios de los setenta, a raíz del famoso modelo educativo de Summerhill, en Inglaterra "Con este sistema, los niños hacían lo que querían Había una excesiva libertad, que rayaba en el libertinaje Aquí no es así Nosotros tenemos muy claro que la libertad es una cualidad privativa del hombre, lo que significa una enorme responsabilidad" Le duele a la educadora el "mal uso" en los medios del nombre de la médica y pedagoga italiana nacida en 1870, quien renovó la educación infantil con un método basado en la "actividad espontánea de los niños", según el "Diccionario Hispánico Universal" Dice: "Mis cinco hijos estudiaron en escuelas Montessori y puedo decirle que son gente de bien, comprometidos con lo que hacen La mayoría de los niños que han salido de estas escuelas ha triunfado en la vida Esto es lo más importante Por eso me duele que hablen así "Pero no estoy juzgando a nadie Lo único que quiero es que quede claro lo que se hace en las escuelas Montessori De ninguna manera quiero juzgar a este gobierno", añade

Comentarios