Nuevos desvíos de recursos en Pemex

lunes, 1 de julio de 2002
México, DF - La Secretaría de la Contraloría federal estaría investigando más desvíos de recursos dentro de la paraestatal Pemex, esta vez en dos refinerías, Cadereyta y Madero, por un monto mucho mayor al de la investigación sobre los "préstamos" hechos por la anterior directiva petrolera al sindicato del ramo De acuerdo con información divulgada por el diario La Jornada, a la investigación por el desvío de mil 500 millones de pesos en Pemex, que se dio a conocer en diciembre pasado, se suman dos más relacionadas con las refinerías de Cadereyta y Madero --adscritas a Pemex Refinación-- y que indagan, por un lado, el destino de alrededor de 4 mil 500 millones de dólares, es decir 45 mil millones de pesos, y por otro, un pago presuntamente ilegal por 98 millones de dólares Tal información se divulga a un día del segundo aniversario del triunfo de Vicente Fox, al tiempo de informarse que todas las anomalías fueron denunciadas por escrito directamente al primer mandatario Según apunta el diario, los fraudes cometidos en las mencionadas refinerías datarían de 1997 Del otro caso ya se habría presentado una denuncia, en agosto del 2001, ante la Procuraduría General de la República Tanto los fraudes en las refinerías como el pago ilegal involucrarían a numerosas personalidades empresariales y políticas, entre ellas al excontralor federal Arsenio Farell Cubillas y al exdirector de Pemex Refinación Jaime Mario Willars Andrade Además, empresas como Triturados Basálticos (Tribasa), Siemens, Sungkyong y la afamada empresa constructora ICA También estarían involucrados cuatro exfuncionarios del Instituto Politécnico Nacional en un fraude de 566 millones de pesos cometido en la adjudicación de un contrato para la modernización de Cadereyta En las refinerías se habrían adjudicado contratos de manera ilegal y los contratistas se habrían conducido fuera de los términos establecidos en los concursos, puesto que se emplearon materiales de baja calidad que ahora han derivado en la mala operación de las plantas y continuos accidentes Los trabajos en Cadereyta y Madero estuvieron inscritos en el magno proyecto de reconversión y modernización de las refinerías de Pemex que pretendió llevar adelante el gobierno de Ernesto Zedillo y que buscó disminuir la importación de gasolinas, diesel y otros productos Pero, presuntamente debido a los malos manejos, los costos de la reconversión de Cadereyta se incrementaron de mil 160 millones de dólares a 2 mil 160 millones En Madero también hubo severos daños financieros por incumplimiento de contratos y corrupción en el concurso de licitación, incluido el favoritismo para hacer ganar a la empresa Bufete Industrial, con detrimento de otras empresas concursantes En estas maniobras se habrían cometido tanto desvíos de recursos como tráfico de influencias, así como ingreso ilegal de obreros y técnicos extranjeros con la complicidad del Instituto Nacional de Migración Se habrían constituido, además, decenas de empresas fantasma de todo tipo, con el fin de justificar la estancia de dichas personas y que las mismas trabajarían para Pemex

Comentarios