Resurge el repudio contra el gobierno de Chávez

jueves, 11 de julio de 2002
Miles de venezolanos exigen la renuncia del mandatario Caracas, Venezuela - El escenario venezolano de abril pasado, cuando el día 11 el presidente Hugo Chávez perdió fugazmente el poder, parece repetirse Alrededor de un millón de personas, en masiva marcha en memoria de quienes murieron entonces, exigieron nuevamente la renuncia del mandatario y el esclarecimiento de las muertes ocurridas en esa jornada Las consignas principales: "Ni un paso atrás" y "ni un muerto más" En la protesta estuvo presente la agrupación empresarial venezolana Fedecámaras, la cual se pronunció por la inmediata renuncia de Hugo Chávez "Ante la negativa del gobierno a rectificar el rumbo, no nos queda otra opción que exigir el cambio de dirigencia", dijo el líder empresarial Carlos Fernández Chávez, señaló, ha instrumentado una política económica "incoherente y propiciadora de hambruna" A su vez, el líder obrero Alfredo Ramos, de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, misma que encabezó la marcha, anunció que llamará a Carlos Ortega, líder de la Central Obrera, para que ambos organismos lleven a cabo una huelga nacional indefinida, que sólo terminaría con la renuncia del presidente De antemano, Carlos Fernández aseguró que apoya la medida El anuncio de la huelga, dijo Ramos, podría realizarse esta misma tarde de jueves, aunque todavía no es definitivo La protesta, a la que acudieron un millón de personas, según los organizadores, fue convocada por la organización Coordinadora Democrática, que originalmente proyectó llegar hasta el palacio presidencial de Miraflores, pero debido a que el gobierno determinó poner un cerco en torno al edificio, los manifestantes optaron por desviar su ruta y bloquear la carretera Francisco Fajardo --principal avenida de la capital venezolana-- en ambos sentidos, y aseveraron que no levantarán el bloqueo vial hasta que se les permita llegar a Miraflores El desvío de la ruta original fue una "decisión espontánea" de los manifestantes, según dijo el concejal metropolitano, Enrique Ochoa Antich "Fue una reacción espontánea del pueblo sabiendo que nos estaban preparando una emboscada", señaló Antes, mientras el vicepresidente José Vicente Rangel aseguraba que no habría una sola medida de emergencia ante la marcha, el Ministerio del Interior informó que el área a próxima a Miraflores quedaba "excluida" para manifestaciones, en aplicación de un decreto presidencial de 1992 El área en cuestión fue rodeada con valla metálica Además, se apostaron policías armados con gases lacrimógenos, lo cual levantó fuertes protestas El vocero la Coordinadora Democrática, Antonio Ledezma, apuntó que la decisión de cercar Miraflores contradice la supuesta voluntad de diálogo que el presidente Chávez dijo tener ante el expresidente norteamericano James Carter, quien estuvo de visita en el país y se ofreció para mediar en el conflicto "Si el gobierno trata de impedir con un cerco policial el desarrollo de esta marcha allá el gobierno con su responsabilidad moral ante el mundo", advirtió el líder Por otro lado, el diputado Andrés Velázquez llamó a los manifestantes a hacer llegar la marcha a la Base Aérea de La Carlota, para convertirla, dijo, "en otro centro y punto de protesta nacional" Ante esta manifestación, puntualizó, "es imposible que Chávez se pueda hacer el loco es el país entero diciéndole que no se rinde frente a su arbitrariedad, frente a la situación de desastre nacional no tiene otra alternativa que renunciar" No sólo en Caracas se registraron protestas También en las ciudades de Valencia, Maracaibo y La Victoria la oposición al actual gobierno ha ocupado las calles Pero mientras en la capital no ha habido enfrentamientos, en dichas poblaciones se han registrado fuertes altercados con la policía y con simpatizantes chavistas Ante el anuncio de la multitudinaria protesta, hecho desde principios de semana, el primer mandatario dirigió un mensaje a la nación, en el cual pidió, tanto a sus simpatizantes como a sus detractores, evitar actos de violencia Específicamente, pidió a sus fieles no molestar a la prensa Así mismo, se comprometió a respetar los derechos humanos de los manifestantes Chávez agregó que está dispuesto a aceptar una mediación internacional para solucionar la crisis política que vive su país Y es que el expresidente norteamericano James Cartes llegó el sábado a Venezuela por invitación de Chávez, con el fin de ayudar a que el presidente y sus opositores se sentaran a dialogar Los esfuerzos del expresidente estadunidense no fructificaron, puesto que la oposición condicionó la reunión a la mediación de la Organización de Estados Americanos, algo que Chávez rechaza Carter se dijo desalentado por el fracaso, pero confió en que se logrará una solución Un día antes, el martes, la oposición acusó a Chávez de querer impedir la marcha mediante la represión El diputado Nelson Chacín dijo que el gobierno tenía proyectado usar a las fuerzas armadas para reprimir a los manifestantes La marcha fue convocada para el mediodía del jueves A la cabeza del contingente se colocó la CTV, a continuación los legisladores de oposición, grupos empresariales, partidos y asistentes de todo el país

Comentarios