Caso Atenco: Pide AMLO no caer en el maniqueísmo de buenos y malos

viernes, 12 de julio de 2002
México, DF - El jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, consideró que la inconformidad de los ejidatarios de San Salvador Atenco le ha estallado al gobierno federal debido a que ha soslayado el problema y no ha sabido escuchar ni informar a la gente en torno a la problemática que rodea la construcción del nuevo aeropuerto "Problema que se soslaya, estalla", sentenció Luego del fuerte enfrentamiento que se registró entre policías y campesinos la tarde del jueves, el jefe de gobierno dijo que para lograr resultados positivos en un conflicto no basta "nada más estar hablando de pluralidad" y diálogo, hay que llevarlos a la práctica En su habitual conferencia de prensa, el jefe de gobierno fue cuestionado en torno a las declaraciones del procurador mexiquense, Alfonso Navarrete Prida, quien aseguró que el movimiento de Atenco recibe financiamiento "externo" de grupos políticos y sociales de corte radical Ante la pregunta expresa de un reportero, López Obrador afirmó: "No tengo nada que ver en el asunto Si él tiene elementos, tiene que presentar acusaciones y tiene que presentar pruebas" Cuando le preguntaron si el gobierno local apoya económicamente al movimiento campesino, el perredista negó tal cosa y aseguró que a él le gusta actuar de frente "No nos gusta tirar la piedra y esconder la mano Cuando no estamos conformes con algo, lo decimos de frente O sea, no andamos por las ramas, no susurramos, no hablamos quedito, no mandamos a decir las cosas", dijo Agregó que desde antes de que iniciara el movimiento campesino en San Salvador Atenco, su administración ya había hecho pública su oposición al proyecto de construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, y recordó que se presentó un proyecto de controversia constitucional en contra del mismo Luego, refirió, "vino la expropiación, que fue lo que levantó la inconformidad de los campesinos, pero son dos cosas diferentes", puesto que ellos se inconforman por el precio que les quieren pagar por sus tierras --un despojo, dijo-- y el gobierno local se opone a pagar mejor y no acepta que un aeropuerto en Texcoco traerá graves consecuencias a la ciudad Dijo que la única salida al conflicto es el diálogo Y pidió "que no vayan a prosperar tentaciones autoritarias, la violencia no conduce a nada ¿Qué no estamos viendo todo esto del juicio a Echeverría? Aquí tenemos que utilizar todo el instrumental de la política y no caer en el maniqueísmo de los buenos y los malos" Respecto de la intención de los campesinos de acudir a la capital a manifestarse, dijo que en su gobierno "no vamos a apostar a la represión", sino al convencimiento y a la persuasión" que ha sido útil en otros casos Finalmente, señaló que el nombramiento de la nueva fiscal del caso Digna Ochoa fue hecho a raíz de la propuesta presentada por los tres miembros de la sociedad civil a quienes se les pidió su opinión, Rosario Ibarra, Miguel Angel Granados Chapa y Magdalena Gómez "Ellos ayer nos informaron que su propuesta era la licenciada Margarita Guerra y se aceptó esta propuesta" En entrevista por separado, el subsecretario de Gobierno, Alejandro Encinas, dijo que es deseable que el problema con los ejidatarios de Atenco se resuelva pronto, puesto que de lo contrario provocará graves problemas a la ciudad cuando el Papa Juan Pablo II llegue a la capital12/07/02