Llama Fox al diálogo ante la violencia latente en Atenco

viernes, 12 de julio de 2002
México, D F- Ante la ola de violencia que se desató el jueves en Acolman, Estado de México, el presidente Vicente Fox llamó al diálogo y la negociación a los campesinos de San Salvador Atenco Y mientras en ese poblado, que sería afectado por la construcción del nuevo aeropuerto internacional de México, los campesinos se preparan con bombas molotov --240 dijeron en una estación de radio--, el ejecutivo federal lanzó el llamado a la calma En su primer acto de una gira de trabajo por Querétaro, en la que puso en marcha las obras para un nuevo aeropuerto intercontinental, Fox manifestó: "Aprovecho la ocasión para reiterar una invitación para avanzar en la vía del diálogo y la negociación para sacar adelante ese proyecto" En tanto, en las afueras de Atenco se mantienen los elementos de la Policía Federal Preventiva, enviados el jueves por la noche por la Secretaría de Gobernación, que ha tomado las riendas para solucionar este conflicto Los pobladores de Atenco, por su parte, se mantienen alertas Al mediodía hicieron tañer las campanas de la iglesia y llamaron a los habitantes a colocarse de inmediato en las improvisadas trincheras, para defenderse ya ante la advertencia de la presencia de la PFP y de elementos de la policía del Estado de México Según los reportes oficiales, los tráiler y camiones de carga que tomaron el jueves son utilizados como escudos para evitar la entrada de cualquier vehículo oficial o fuerza publica La situación es tensa En la plaza principal del pueblo se colocaron dos cañones y se lanzaron cohetes para mantenerse alerta ante cualquier intento de la fuerza publica por penetrar el cerco De acuerdo con la información de los gobiernos estatal y federal, alrededor del pueblo de San Salvador Atenco hay poco más de 200 policías estatales y unos 2 mil de la PFP con equipo antimotín Los efectivos están distribuidos en cuatro puntos: el primero sobre la carretera federal Lechería-Texcoco, otro en las inmediaciones del aeropuerto internacional, uno más en la caseta de cobro de la autopista Peñón-Texcoco y el último en la central de Abasto de Ecatepec La población, mientras tanto, mantiene a los 13 funcionarios y policías secuestrados tras la refriega del jueves Los ejidatarios demandan la liberación de sus 15 compañeros que fueron detenidos y consignados en penales de la entidad La situación se mantiene complicada, pues las autoridades rechazan el trueque que proponen los de Atenco, que tienen en su poder a funcionarios de la PGJEM como el subprocurador regional, José Andrés Mendiola Valdes; el jefe de averiguaciones previas, Guillermo Fragoso Martínez; los agentes David Gallardo y Alberto Temple Márquez, así como los secretarios del MP, Alfredo Chávez Reyes, Leonel Medina Sánchez y René Limón Monterrosas, entre otros El conflicto de Atenco inició a partir del decreto expropiatorio de sus tierras por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), emitido el 22 de octubre del 2001, para despojarlos de 4 mil 500 hectáreas que por años han tenido en su poder Desde entonces han realizado marchas con machetes en la ciudad de México, con la intensión de bloquear el Aeropuerto Internacional Benito Juárez o de tomar el Senado, Los Pinos y la Secretaría de Gobernación

Comentarios