Buscan acelerar el PPP en la selva Lacandona

domingo, 14 de julio de 2002
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- Desde trece campamentos militares se hostiga y amenaza a indígenas que viven en al menos 49 comunidades asentadas en la Reserva de la Biosfera Integral de Montes Azules, en el centro de la selva Lacandona, con la finalidad de que abandonen la zona En un informe de 28 páginas, elaborado por el Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas (CAPISE), tras un recorrido que hicieron algunos de sus miembros, se detalla la situación de tensión e incertidumbre que vive la región ante un supuesto desalojo o reubicación que tiene proyectado el gobierno federal en coordinación con el estatal Los pobladores de varias comunidades indígenas sostienen "que el último de los proyectos de los gobiernos federal y estatal es desalojar a 49 comunidades de los Montes Azules y de la selva Lacandona y que, dada la belleza natural de la zona, también están amenazados por proyectos ecoturísticos, que dañarán los ríos y el medio ambiente Afirman que los grupos de poder quieren apropiarse del ?ojo de agua? de Santo Domingo, y que ya hay empresas programadas en el lugar" Dice el informe del CAPISE que el desalojo se quiere resolver pronto, porque el Plan Puebla Panamá quiere avanzar, pero los indígenas alegan tener el derecho histórico de vivir en ese territorio y que la ley también está de parte suya, motivo por el cual solicitan que se revise el Convenio 169 de la OIT, los acuerdos de San Andrés y la Carta Magna, para que se pueda comprobar que la razón les asiste "Aquí murieron nuestros padres y aquí moriremos nosotros", es la constante de las entrevistas recogidas por miembros del CAPISE, y los indígenas dicen que defenderán sus tierras como se pueda y que no aceptarán que las empresas se adueñen de ellas; de ninguna manera, pues, aceptan la reubicación En tanto, para lograr su objetivo, el gobierno federal ha optado por la militarización, y prueba de ello es todavía la permanencia de trece campamentos en la selva de Montes Azules; éstos se encuentran ubicados en las comunidades Península, Crucero Monte Líbano, (dos) en Taniperla, El Ocotalito, Peña Limonar, San Jerónimo Tulijá, Cintalapa, San Caralampio, El Calvario (Carival), Lacanjá Tzeltal, Crucero Piñal y en el Crucero Palestina Algunos campamentos ocupan predios de ejidatarios sin su consentimiento, tales los casos del crucero de Monte Líbano, donde tienen ocupada una hectárea, propiedad de Marcelo Gómez Sánchez "Su tierra padece ocupación militar desde el 9 de febrero de 1995" El segundo campamento se ubica en la población de Taniperlas y ocupa la parcela de la escuela; los uniformados no cuentan con el consentimiento de sus propietarios El otro campamento en la misma situación es el de San Jerónimo Tulijá, pues ocupa la parcela escolar dedicada a educación primaria monolingüe "Cuauhtémoc" La parcela está ocupada desde el 28 de febrero de 1998 El cuarto y último campamento militar con ese mismo problema es el de Cintalapa, pues los soldados tienen invadidas tierras comunales que pertenecen a todos los ejidatarios desde la primera ampliación El Ejército Mexicano la ocupa desde el 9 de febrero de 1995 Desde estos campamentos militares "ha aumentado alarmantemente el número de soldados vestidos de civiles y que son de los que más hostigan a las poblaciones Ponen como ejemplo el crucero de Monte Líbano, donde este tipo de soldados toman fotografías y controlan a los que pasan Lo mismo ocurre en San Jerónimo Tulijá", dice el informe Destaca que los soldados vestidos de civiles van directamente a las casas, con el pretexto de comprar alguna cosa y, mediante engaños, revisan el lugar y reparten dulces entre los niños con la finalidad de extraerles información Continuamente el Ejército Mexicano patrulla las comunidades buscando a zapatistas y la ubicación de sus casas Además, los soldados entrenan por los caminos de la vecindad, apuntan con sus armas a los pobladores y asustan a mujeres, niños y hombres de las comunidades Esto se ha vuelto cotidiano, debido a la regularidad con que sucede Además, los habitantes de las comunidades en cuestión se quejan de que el Ejército ocupa caminos y veredas que ellos utilizan para ir a sus milpas En algunas zonas, cuando los soldados recién se instalan, realizan continuos destrozos en los campos de cultivo, debido a que desconocen la zona; también efectúan patrullajes a pie o en carro, y asustan a las mujeres y a los niños, y en ocasiones se oyen disparos en la noche Continuamente se dan patrullajes aéreos de aviones y helicópteros El informe agrega que los soldados "dan un pésimo ejemplo a los niños, paseando delante de ellos todo el día con las armas y exhibiéndose con prostitutas", y son los mismos militares los que están involucrados en el tráfico de maderas preciosas, así como en la introducción de alcohol, drogas y mariguana en las comunidades Informa que en las zonas zapatistas no se vende alcohol, pero que los mismos soldados obligan a simpatizantes priistas a que se les facilite la bebida "Nos dicen que el alcohol influye de forma negativa en la juventud y que afecta a las mujeres, ya que los hombres gastan el poco jornal que tienen en la bebida y se ponen agresivos con sus esposas" Denuncia que en el caso de Cintalapa, lo que en un principio era un campamento se ha convertido en un cuartel, y explica que, a diferencia del pasado, ahora utilizan la fórmula de los "retenes móviles" Dice el informe: "Ahora aparecen aquí y luego allá, realizando revisiones exhaustivas a todo el mundo" El mismo día en que se dirigían a la reunión con CAPISE, muchos de los asistentes fueron interrogados por patrullas de soldados en el camino a La Culebra Comenta que el 17 de mayo hubo una reunión de comunidades en La Culebra Y denuncia que el Ejército Mexicano movilizó en la zona de Santo Domingo unos 30 camiones con soldados armados y también realizó sobrevuelos en La Culebra y en laguna Cieval Considera que la excusa del narcotráfico no es válida, ya que en la zona de Marqués de Comillas se producen muchos asaltos y el Ejército Mexicano no patrulla Afirman que ellos, como municipio autónomo, controlan e intentan evitar los asaltos El extenso documento da cuenta de grupos paramilitares, los nombres de sus integrantes, según datos proporcionados por prozapatistas, y también argumentos de lugareños que se resisten a dejar la selva Lacandona 05/07/02

Comentarios