"Carpetazo" a las investigaciones de 1968 y 1971, piden diazordacistas

lunes, 15 de julio de 2002
México, D F- En representación del presidente Vicente Fox, el subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, José Luis Durán Reveles, fue testigo de recriminaciones en contra del movimiento estudiantil de 1968, en una ceremonia para conmemorar el 23 aniversario luctuoso de Gustavo Díaz Ordaz En el evento, el funcionario foxista acompañó a los familiares del expresidente de México y a sendas representaciones de las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina Durán Reveles escuchó una petición: "dejar a un lado deseos revanchistas" y, en consecuencia, dar carpetazo a las investigaciones que hoy sigue la justicia mexicana en torno de las masacres del 68 y el 71 Fue un amigo cercano a la familia que le sobrevive a Díaz Ordaz el que leyó el discurso al respecto y durante el cual, además, vertió calificativos hacia los líderes estudiantiles que hoy, junto con la justicia federal, tienen sentado en el "banquillo de los acusados" al también expresidente de México Luis Echeverría Álvarez, para deslindar su responsabilidad respecto de las masacres mencionadas Desde nostálgicos hasta insolentes, temerarios e irreflexivos, fueron ubicados los líderes estudiantiles por parte de Carlos Aguilar Rodríguez en su discurso Pero no fue esto lo que provocó que el subsecretario de Gobernación frunciera el ceño, como lo hizo cuando el único orador del evento sostuvo que durante su mandato, Díaz Ordaz entendió la problemática nacional reconociendo rezagos ancestrales, pero también señalando logros "Él no culpó a otros por las carencias, las deficiencias y necesidades del país, es decir, nunca recurrió a la demagogia ni a la injuria estéril para justificar errores u omisiones Todos sus actos de gobierno fueron planeados con determinación y nunca dudó", manifestó En ese momento, Durán Reveles quitó su mirada del orador y apuntó el nombre de éste en un pedazo de papel En la ceremonia realizada en el panteón Jardín, los hijos del expresidente, Gustavo y Guadalupe, se hicieron acompañar por amigos y familiares, así como por el gobernador de Puebla, Melquiades Morales, quien llevó consigo una ofrenda floral, al igual que la Presidencia de la República, al busto y ataúd en que reposan los restos de Díaz Ordaz, de su esposa Guadalupe y de uno de sus hijos de nombre Alfredo Con música de cámara, los asistentes escucharon la marcha solemne de Saint Saint Camille, entre otras Durán Reveles, junto con el mandatario poblano, quien se dijo paisano de Díaz Ordaz, montaron una guardia de honor y escucharon las estrofas del Himno Nacional En otra parte de su discurso, Carlos Aguilar Rodríguez calificó al expresidente como un político dedicado y empeñado en satisfacer las necesidades del pueblo de México que en ese entonces, dijo, era un campo de cultivo para que anidaran subversiones de diferentes tintes ideológico-políticos, unos de manera sutil y otros en franca asonada Incluso sostuvo que para Díaz Ordaz la juventud fue centro de sus mensajes y en todo momento los exhortaba a no ser utilizados por intereses espurios En entrevista, Melquiades Morales consideró que el hecho de que hoy la justicia mexicana tenga abierta la investigación sobre la matanza del 68 no es positivo ni sano para el país y muy a su estilo lo expresó: "No es bueno desenterrar a los muertos para tratar de juzgarlos, máxime que la historia ya dictó su veredicto, y desenterrar a los muertos ?insistió-- es dividir a los mexicanos" La prensa presente en el evento cuestionó de manera reiterada a los hijos de Díaz Ordaz, para saber su opinión respecto de la nueva coyuntura que hoy se vive en el país sobre el movimiento estudiantil del 68, pero ambos se rehusaron a hacer comentarios

Comentarios