La extradición de Villanueva, a cambio del arresto de Montemayor

lunes, 15 de julio de 2002
Washington - Ante la negativa del Departamento de Justicia de Estados Unidos de girar una orden de arresto provisional contra Rogelio Montemayor, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), el gobierno de Vicente Fox respondió con una táctica política: atorar la solicitud de extradición que hizo el gobierno norteamericano del exgobernador priista de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid Apenas hace unos días, Washington pidió a México la extradición del exgobernador de Quintana Roo, a quien acusa de tráfico de cocaína "La solicitud está atorada Hay algunos detalles que no están muy claros", dijo a Proceso un funcionario mexicano que condicionó esta breve declaración a que se le mantuviera bajo el anonimato Fox, además de usar la represalia política y judicial que implica el caso de Villanueva Madrid, mandó a Washington en viaje relámpago y casi secreto al subprocurador Alejandro Ramos, quien el viernes 12 se reunió con funcionarios del Departamento de Justicia para entregarles "más pruebas judiciales en contra de Montemayor" que garanticen la orden provisional de arresto del exdirector de Pemex "Estamos analizando los documentos, los estamos revisando, y cuando tengamos la respuesta se la daremos a conocer al gobierno de México", declaró uno de los voceros del Departamento de Justicia El gobierno de México tiene urgencia de que ahora sí Washington le responda positivamente sobre el caso Montemayor, tomando en cuenta que el Departamento de Justicia aún no encuentra la tipificación en sus leyes de los cargos que México le presentó contra el exdirector de Pemex desde el 21 de mayo La embajada mexicana en Washington entregó al Departamento de Estado la nota diplomática que pedía primero el arresto y después la extradición Lo más importante para la PGR es que Montemayor no se vuelva a reír de ellos y se anote otra victoria en la audiencia que tendrá el miércoles 17 ante la juez Nancy Atlas, en una Corte Federal de Distrito en Houston, de la cual ya en dos ocasiones anteriores, y de manera consecutiva, salió libremente porque no existe un solo cargo en su contra A diferencia de Montemayor, hasta estos momentos Villanueva Madrid sí tiene tipificados en las leyes de México y Estados Unidos los delitos que le achacó el gobierno de Fox: narcotráfico y lavado de dinero, por lo cual suena extraño y tendencioso, en términos políticos, el accionar de México atorando el pedido que le hizo Estados Unidos sobre el exgobernador priista Sobre todo si se toma en cuenta que el presidente mexicano se ha cansado de repetir que extraditaría a Estados Unidos a los peces gordos del narcotráfico y, según la DEA, Villanueva Madrid está dentro de esta categoría La administración de George W Bush se negó a dar detalles de las nuevas pruebas contra Montemayor que Ramos les llevó la semana pasada Y el subprocurador también se encargó de dejar todo en el misterio, porque rechazó encontrarse con la prensa mexicana acreditada en Washington, y la embajada de México ni siquiera dio a conocer el nombre de los funcionarios estadunidenses con quienes se reunió A sólo dos días de la audiencia de Montemayor ante la juez Atlas, el gobierno de Fox espera que Washington le responda positivamente y que no lo vuelva a poner en ridículo por la falta de una orden de arresto contra el exdirector de Pemex Lo raro de la forma en que actúa la PGR es que si son tan claros los cargos contra Montemayor que le presentó a Estados Unidos desde el 21 de mayo, ¿por qué el Departamento de Justicia no ha ordenado su arresto? ¿Por qué mandar en misión casi secreta a Ramos cinco días antes de la audiencia en Houston? En contraste con lo que está haciendo el gobierno de Fox, el de Bush, antes de pedir formalmente la extradición de Villanueva, dio a conocer públicamente los cargos contra el exgobernador priista La Corte Federal de Distrito de Manhattan, en Nueva York, develó dos encausamientos judiciales, uno por conspiración para exportar cocaína a la Unión Americana, por el cual solicitó la extradición, y otro por el delito de lavado de dinero (unos 75 millones de dólares) procedente de la venta de drogas, por el cual más adelante emitirá una segunda solicitud de extradición Bajo este panorama de ineficiencia judicial por parte del gobierno mexicano, Montemayor, asesorado por su abogado Mike DeGeurin, se le adelantó a Fox y voluntariamente se presentó ante la juez Atlas Tal vez, como dicen algunos analistas políticos, haya sido para enviar un mensaje de que hay un trasfondo político o partidista en las acusaciones que le imputa el gobierno de México Desde la primera ocasión que el exdirector de Pemex salió libre de la Corte de Houston, la cancillería mexicana respondió amenazando con mandar al Departamento de Estado una nota diplomática de protesta, pero no lo hizo, ni cuando el exdirector de Pemex por segunda ocasión salió con toda libertad del magistrado texano Si no funcionan ni el atorón a la petición de extradición de Villanueva Madrid o las pruebas que de manera secreta entregó Ramos al Departamento de Justicia para que dicte una orden de arresto contra Montemayor, a más tardar el mismo miércoles 17 de julio, los expertos en materia judicial pronostican que políticamente Fox sufriría un fuerte revés, además de causar daño a la relación bilateral que aun con estos problemas sigue calificándola de excelente y amistosa

Comentarios