Los conflictos

miércoles, 17 de julio de 2002
(Parte II) En sus alegatos, la defensa del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) recuerda que en 1999, el último año de la administración de Adrián Lajous al frente de Pemex, las relaciones laborales con el sindicato se deterioraron De hecho, se rompió el diálogo entre Lajous y el secretario general del STPRM durante más de 10 meses El sindicato estaba inconforme porque no se habían resuelto diversos planteamientos y había demora en el cumplimiento de compromisos contractuales de años anteriores La negociación contractual de 1999 se realizó sin la participación de Lajous, quien tampoco estuvo presente en la firma del contrato colectivo Precisamente la renuncia de Lajous se atribuyó a sus diferencias con el sindicato En virtud de estos antecedentes, el nuevo director de Pemex, Rogelio Montemayor, buscó restablecer la relación con el STPRM, cuyas quejas principales eran: Realización de trabajos con personal ajeno a Pemex; revisión del método de valorización de puestos sindicalizados; regularización de las categorías del Sistema de Control Distribuido; oposición al cambio de estructuras laborales de Pemex-Exploración y Producción, y en la Unidad Autónoma de Perforación; cumplimiento del programa de normalización y regularización de servicios médicos; obligación de proporcionar guarderías infantiles; cumplimiento de obligaciones en materia de vivienda; mantenimiento de Escuelas "Artículo 123", instalación de campos deportivos y respeto a la ley laboral por las contralorías internas Según la minuta de la reunión realizada el 31 de mayo de 2000 entre representantes del STPRM y Pemex, el sindicato solicitó un préstamo por 640 millones de pesos ?recuperable con las cuotas sindicales-- para atender los gastos y costas originadas por las demandas de carácter laboral, fiscal, penal y civil, interpuestas en contra del comité ejecutivo general y de las 36 secciones que lo integran Expuso otras razones para su petición: "Elevados débitos heredados de directivas anteriores, tanto en lo que corresponde a gasto corriente como en lo relativo a financiamientos concertados con diferentes instituciones; sensible disminución de los ingresos por cuotas sindicales, con motivo del reajuste de más de 100 mil trabajadores sindicalizados, de planta y transitorios "Importante descenso de las contribuciones a la tesorería sindical, por parte de los trabajadores que el sindicato proponía para laborar al servicio de contratistas; supresión, a partir de 1989, de los ingresos por utilidades resultantes de los contratos de obra concertados directamente con Pemex o subcontratados con terceros, para la realización de obras y servicios como los de perforación de pozos, construcción, mantenimiento, transporte y otros "Decremento, casi total, de los superávit registrados por empresas auspiciadas por el sindicato, como ranchos, granjas, fábricas, talleres y otros, y creciente insuficiencia de la hacienda sindical por la disminución de los ingresos en términos absolutos y relativos, dado el constante deterioro del poder adquisitivo" A través del convenio administrativo 9399 del 5 de junio del 2000, se concedió el préstamo de 640 millones de pesos, el cual sería pagado en un plazo de 20 meses, contado a partir de noviembre del 2000, en cantidades fijas mensuales Con el convenio 9412 del 11 de septiembre de 2000, Pemex terminó de negociar las demandas del STPRM Se acordó otorgar al sindicato 850 millones de pesos como indemnización "por no cumplir con los compromisos acordados en el Contrato Colectivo de Trabajo y Convenios Administrativos-Sindicales, en las revisiones integral del Pacto Laboral de 1997, salarial de 1998 y contractual de 1999" Así mismo, se aprobó una ayuda al STPRM por 250 millones de pesos "para que esté en condiciones de atender en forma adecuada la resolución de la demanda entablada en su contra por la empresa Arriba" En el convenio se menciona que el sindicato reiteró su petición de apoyo económico "para estar en condiciones de atender en forma adecuada la resolución de la demanda que la empresa ?Arriba? entabló en 1985 en contra del contrato que suscribió la Comisión de Contratos en octubre de 1984 (bajo la dirigencia de Joaquín Hernández Galicia), mediante el que se comprometió a vender a dicha empresa un mínimo de 6 millones de barriles de petróleo residual ?A? de la Refinería de Minatitlán Este contrato se firmó en Houston, Texas, señalando la competencia de leyes y tribunales del Estado de Texas "La empresa ?Arriba? ha obtenido sentencias favorables en rebeldía en dos ocasiones, en 1986 por 92 millones 226 mil dólares y en 1989 por 180 millones 750 mil dólares, e inclusive dicha empresa, en los años de 1990-1992, exigió el pago de sus sentencias a Pemex, que perdió el caso en primera instancia, pero en la apelación mediante la teoría de ?estado soberano?, ganó la apelación en forma definitiva y quedó liberado de responsabilidad "Conforme a los estudios y asesorías efectuadas, dicho juicio a la fecha tiene un valor aproximado de 1 mil 400 millones de dólares, por lo que hace al capital e intereses actualizados, independientemente de los gastos y costas que se originen, así como los honorarios de los abogados" En total, el sindicato recibió mil 100 millones de pesos y decidió pagar por anticipado su adeudo de 640 millones, por lo que se le entregó el cheque 15185 de Inverlat por 460 millones de pesos, el 19 de octubre de 2000

Comentarios