Caso Montemayor: Desestima EU quejas de México

martes, 2 de julio de 2002
Washington, EU - Estados Unidos se mantiene indiferente ante las quejas y protestas del gobierno mexicano por la falta de una orden de arresto temporal para una extradición eventual contra Rogelio Montemayor, exdirector de Pemex, pese a que el 21 de mayo el Departamento de Estado norteamericano recibió la petición de las autoridades mexicanas a través de la embajada en México "No existe ninguna orden de arresto contra el señor Montemayor aquí en el Distrito del Sureste del estado de Texas", declaró a Proceso Nancy Herrera, directora ejecutiva de la oficina del procurador General de Estados Unidos en el distrito texano Sin embargo, el fiscal federal del Distrito, Michael Shelby, "se comunicó hoy directamente con el consulado mexicano aquí en Houston, para ponerse a la disposición del gobierno mexicano a través de los acuerdos de asistencia mutua en materia judicial para actuar en consecuencia", explicó Herrera Montemayor se presentó el lunes ante una corte federal en la ciudad de Houston, pero como no existía ninguna orden de aprehensión en su contra en Estados Unidos, se fue con toda libertad En tanto, el asunto del exdirector de Pemex se convierte en un problema diplomático entre México y Estados Unidos Un vocero del Departamento de Estado que habló bajo la condición del anonimato aseguró que "nosotros recibimos la nota diplomática y rápidamente la turnamos al Departamento de Justicia, nosotros cumplimos con nuestro trabajo Esto es algo que le corresponde a la justicia" Pero en la oficina de John Ashcroft, el procurador General de Justicia de Estados Unidos, los portavoces ni siquiera estaban enterados del caso, pese a que salió en los diarios más importantes de su país "Estamos revisando el asunto, por ahora no podemos decir nada", fue la respuesta que dio Dena Perino, una de las voceras del Departamento de Justicia La forma tan simple con la que el propio Montemayor se entregó y posteriormente salió libre, dejó de manifiesto que no son más que palabras las que dice el gobierno de Estados Unidos cuando insiste en que "la relación con México es prioritaria" en la política exterior del presidente George W Bush México solicitó oficialmente el arresto temporal y eventual extradición de Montemayor desde hace 42 días, y pareciera que la nota diplomática en la que lo hizo, simplemente se quedó traspapelada en algún escritorio del Departamento de Justicia La fiscalía federal del distrito del sureste del estado de Texas (Houston) entiende perfectamente la importancia que tiene para México el caso de Montemayor, por eso, según Herrera, el propio Shelby decidió comunicarse esta mañana con el consulado mexicano para ofrecerles su apoyo El gobierno de Vicente Fox, extrañado por la indiferencia de sus amigos del norte al caso del exdirector de Pemex, amenaza con enviar otra nota diplomática al Departamento de Estado, y aunque ahora será de protesta, tampoco le quita el sueño a Washington "Quieren cuidar el buen nombre del presidente Fox aquí las cosas se han manejado conforme a los tiempos y canales adecuados", declaró otro funcionario de la administracion Bush que habló bajo la condición del anonimato

Comentarios