Según Navarrete, Espinosa no era ejidatario y fue forzado a participar

miércoles, 24 de julio de 2002
México, D F- José Enrique Espinosa, quien falleció tras ser golpeado por policías del Estado de México durante la trifulca del pasado día 11 con campesinos de San Salvador Atenco, no era ejidatario de esa comunidad y fue forzado a participar en ese evento y en los demás de su tipo, según afirmó el procurador mexiquense, Alfonso Navarrete Prida Era dueño de "un lote en la zona de Atenco, pero no era ejidatario, y su esposa declaró que no comulgaba con el movimiento opositor al aeropuerto", dio a conocer el funcionario en conferencia de prensa Explicó que la presencia de José Enrique Espinosa en la zona donde tuvo lugar la trifulca entre activistas de Atenco y policías se debió a que "había mucha presión de compañeros de él para que los acompañara" Navarrete Prida no accedió a dar a conocer el nombre de la esposa del occiso a la que atribuyó esta información y sólo indicó que la Procuraduría del Estado de México comenzará a investigar sobre las razones que tenía Espinosa para estar en el enfrentamiento donde resultó lesionado, el pasado 11 de julio El procurador refrendó que el deceso de éste se debió, más que a los golpes recibidos, a un mal tratamiento de una enfermedad crónica Sin embargo, dijo que también se investigará si no hubo negligencia médica ya que fue dado de alta respecto al traumatismo que presentaba en la cabeza y posteriormente, una vez en el Ministerio Público al que se le llevó para que respondiera por la orden de aprehensión en su contra, empeoró su salud En el mismo sentido, Navarrete Prida exculpó al Ministerio Público de cualquier responsabilidad ya que, sostuvo, José Enrique Espinosa fue remitido al hospital en cuanto se le vio desmejorado Pero indicó que ya solicitó la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que analice la necropsia practicada al cuerpo 24/07/02

Comentarios