Gana Montemayor otro round

viernes, 26 de julio de 2002
México, D F- El exdirector de Pemex Rogelio Montemayor se vanaglorió de la decisión de la Corte Federal de Estados Unidos, en Houston, Texas, que decidió posponer el juicio de extradición al que el exfuncionario quería someterse voluntariamente, hasta que el gobierno mexicano haga la solicitud formal "El día de hoy, 26 de julio, la juez de distrito en Houston, Nancy Altlas decidió que mi solicitud para someterme voluntariamente a un juicio de extradición debe esperar hasta que el gobierno de México presente la solicitud para que se me extradite y hasta que el fiscal de Estados Unidos decida si acepta o no la solicitud del gobierno mexicano", indicó el exfuncionario Montemayor reiteró su opinión emitida el 1 de julio cuando se entregó a las autoridades de Estados Unidos y exigió que el gobierno federal cesara el clima de linchamiento en su contra, generado por la "intervención indebida del presidente de México y de algunos de sus colaboradores" en la investigación del Pemexgate Recientemente la Secretaría de la Contraloría turnó a la PGR una investigación sobre un presunto fraude millonario en el sindicato de Pemex, utilizado para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa En este asunto estaban involucrados miembros del equipo de campaña del priista, así como funcionarios del sindicato petrolero y de la paraestatal, entre los que destacó Montemayor "Sólo aspiro a un juicio imparcial a lo que tengo derecho y de esta forma superar el clima de linchamiento generado en mi contra y en contra de mis excolaboradores por la intervención indebida del presidente de México y de algunos de sus colaboradores en este asunto", expresó Sin aceptar o desmentir si es responsable de los cargos que se le imputan, Montemayor recordó que el 1 de julio de 2002 se entregó a las autoridades de Houston para enfrentar los efectos de las acusaciones formuladas en su contra, en el caso del presunto fraude en Pemex El exfuncionario informó que ese día solicitó por escrito el inicio del procedimiento de extradición y a partir de entonces "me he presentado en la corte en varias ocasiones, según me han requerido Y "como respuesta a mi solicitud, la Fiscalía estadunidense informó a la corte que todavía no está en condiciones de iniciar un juicio de extradición en mi contra", recalcó Esta decisión, insistió, "sé finca en el deseo inquebrantable de enfrentar los cargos que se me han hecho y probar su naturaleza política y su falsedad" Así mismo, el extitular de Pemex, expresó su "solidaridad" con Manuel Gómez Peralta, quien fungió como director de administración y finanzas de Pemex y es el único funcionario preso por el "Pemexgate" Contaba con un amparo, pero fue aprehendido porque dejó de asistir a firmar, como lo establece la ley, al juzgado cuarto de distrito en materia de amparo Y confió en que el Sistema Judicial Mexicano con la información completa del asunto le permita a Gómez Peralta "enfrentar con libertad las falsas acusaciones que se han hecho en su contra con respecto a su garantía de presunción de inocencia" Después de seis meses de haber abandonado el país para eludir la acción de la justicia, Montemayor se entregó el 1 de julio ante la corte federal de Houston, Texas De acuerdo con un comunicado divulgado ese día por su defensa, su entrega obedeció a tres motivos principales: "Mi firme deseo de demostrar mi inocencia y la de mis colaboradores Mi preocupación por el bienestar y seguridad de mi familia, a la que mis acusadores siguen hostigando, y finalmente la necesidad de llevar al ámbito judicial por la vía del ejercicio de la defensa en la extradición todos los procesos legales que las autoridades mexicanas, en esta intensa persecución, decidan iniciar en mi contra" Y agregó que desde que se enteró de los cargos en su contra, a la fecha se ha dedicado a preparar la documentación necesaria para obtener un trato justo Aunque ha sido blanco de escándalos recurrentes, Montemayor nunca antes había sido procesado legalmente o recibido alguna sanción administrativa, y la investigación por el desvío de mil 100 millones de pesos de Pemex es la primera acusación formal que enfrenta el exgobernador de Coahuila y amigo cercano de Carlos Salinas de Gortari 26/07/02