Los artífices del "trabajo sucio" del PRI en el 2000

sábado, 27 de julio de 2002
De origen distinto, Carlos Romero Deschamps y Emilio Gamboa escalaron posiciones políticas arropados por los hombres del poder Procesocom presenta en tres partes, un reportaje sobre ambos personajes Cobijados por el poder (Parte I) México, DF (apro)- De orígenes distintos --uno acomodado, el otro humilde-- Emilio Gamboa Patrón y Carlos Romero Deschamps son dos personajes que escalaron la sinuosa vereda de la política y los negocios, arropados por los hombres del poder: Miguel de la Madrid y Joaquín Hernández Galicia "La Quina" Son muy distintos A sus 30 años, el primero ya era el secretario particular del presidente De la Madrid; el segundo, en plena bancarrota también a sus 30 años, pasaba largas horas de antesala para hablar unos minutos con "La Quina" Después de ganarse la confianza del presidente De la Madrid, Gamboa adquirió mayor poder Recuerda la instrucción de su jefe: "Quiero que empieces a tener mayor influencia en el gabinete" Y la tuvo Tanto, que logró venderle a Carlos Salinas la idea de que él influyó en su designación como candidato a la Presidencia de la República El diputado Romero, en cambio, era mal visto en el gremio petrolero, pese al respaldo de "La Quina" Salvador Barragán, otro hombre poderoso en su gremio, solía advertir a Hernández Galicia: "Carlos no me parece un hombre confiable" Y quienes lo conocen lo describen como "un hombre proclive a la traición" Así, por caminos opuestos, Gamboa y Romero se ligaron al círculo más estrecho de Francisco Labastida y cada uno con su estilo desplegó lo que se llama el "trabajo sucio" de la campaña presidencial del 2000: las negociaciones, el tejido de las complicidades, las presiones políticas, el manejo de medios, el trasiego de recursos públicos y privados? Es por ello que sus nombres salieron a flote en la investigación del llamado Pemexgate Romero es acusado por el gobierno de Vicente Fox de ser el artífice de la triangulación de recursos de Pemex que llegaron a las arcas del PRI Al igual que el tesorero del sindicato petrolero, el senador Ricardo Aldana, Romero habría recibido unos mil 500 millones de pesos para solventar litigios y demandas gremiales, según se documentó Aun sin una acusación formal en su contra, el senador Gamboa, junto con los labastidistas Guillermo Ruiz de Teresa y Jorge Cárdenas, son señalados por los testigos protegidos de la PGR en este caso de ser los receptores de una parte de esos dineros, a través de las asociaciones civiles "Nuevo Impulso" e "Impulso Democrático" Un dato: tan sólo en junio del 2000 hubo transferencias por 500 millones de pesos; se contabilizaron más de un centenar de depósitos bancarios por esas asociaciones Una coincidencia más es que, frente a la investigación, los dos están protegidos con el fuero constitucional por ser legisladores federales

Comentarios