Dolores Olmedo: Último homenaje en vida

lunes, 29 de julio de 2002
México, D F (apro)- El último homenaje en vida a la coleccionista Dolores Olmedo fue en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (Marco) el pasado 10 de julio, en la inauguración de la exposición "Siglo XX: grandes maestros mexicanos" Entre las 130 obras de 43 artistas que integran la muestra, se expone "Retrato de Dolores Olmedo" (1955), de Diego Rivera Según Márgara Garza Sada, consejera fundadora de Marco, es la primera vez que esa obra sale del museo que lleva el nombre de la coleccionista, ubicado en Xochimilco En la ceremonia de inauguración de "Siglo XX: grandes maestros mexicanos", Dolores Olmedo fue el centro de atracción Se le ofreció un reconocimiento por su destacada labor en la promoción y difusión del arte mexicano y en la conservación del patrimonio nacional Ella asistió en silla de ruedas, vestida de negro con un collar de piedras y recorrió la exposición Le dijo a la reportera de "Proceso", Sanjuana Martínez: "Para mí es muy importante que mi cuadro esté en este museo" Y luego evocó cuando posó para Rivera: "Hasta los últimos años de mi vida recuerdo esos momentos" La coleccionista nació el 14 de diciembre de 1908 en la Ciudad de México Su abuelo paterno fue Pedro Patiño Gallardo, compañero de armas de José María Morelos y Pavón Fue una de las primeras cinco egresadas de la Escuela Normal para Señoritas No concluyó su carrera de derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) porque decidió estudiar en el Conservatorio Nacional de Música y en la Academia de San Carlos También tomó cursos libres de historia del arte En el extranjero efectuó estudios de historia del arte y museografía Conoció a Diego Rivera en 1930 por casualidad, en la Secretaría de Educación Pública (SEP) Varias veces recordó en los medios de comunicación ese momento Comentaba que había ido con su mamá, María Patiño Suárez, a hacer un cobro cuando se topó con Rivera y captó su atención porque iba vestida de tehuana Entonces el pintor le pidió permiso a su mamá para retratarla La señora aceptó y, al otro día, citó en su estudio a Dolores Olmedo, quien decía: "Como mi madre no pudo ir, fui yo sola; lo que no sabía mi madre es que se trataba de desnudos, me hizo 27, y nunca se lo dije" Entonces le regaló un autorretrato y le surgió la idea de coleccionar las obras del artista Se casó con Howard S Phillips, editor y director de la revista "Mexican Life" Ella obtenía dinero de tortas que vendía en las escuelas, después compró una fábrica de ladrillos y luego realizó actividades dentro de la construcción Fue colaboradora de ICA y directora de sus propias compañías, CICSA, Tauro y Docar Así obtuvo el dinero, recalcó varias veces, para comprarle obra a Diego Rivera y adquirió una colección completa de Frida Kahlo Fue presidenta vitalicia del Fideicomiso Diego Rivera (instituido por el propio artista en el Banco de México en 1955), coordinadora general del Consejo Nacional de Turismo (1962-1965) y directora de los museos Diego Rivera y Frida Kahlo Ocupó puestos públicos en el Distrito Federal y en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) La crítica de arte Raquel Tibol expresa: "Se fotografió con todos los presidentes y a muchos les debía grandes favores, pero a ninguno tanto como a Miguel Alemán Fue una alemanista de hueso colorado y gran colaboradora de grandes negocios del alemanismo" Unos días después del terremoto de 1985, el Instituto Nacional de Bellas Artes organizó una subasta en el Museo Carrillo Gil del sur de la Ciudad de México, con el acervo aportado por los más destacados pintores y escultores del país El cuadro principal, la joya de la subasta, sería un cuadro de Diego Rivera donado por Dolores Olmedo y cuyo costo estimado era de 21 millones de pesos Hacia las 20:00 horas apareció doña Lola La sala estaba todavía a reventar, y a ella entraban y salían constantemente miembros de la comunidad artística, a pesar de lo exhausto del día Hacia las 21:00 comenzó la puja por el cuadro de Rivera El subastador llegó hasta los 19 millones, y se detuvo, un poco desilusionado porque nadie, al parecer, estaba dispuesto a dar más "¿Diecinueve millones? ¡Caray! Bueno, 19 millones a la una 19 millones a las dos --aquí hizo todavía una pausa más grande--, y 19 millones" En eso, una mano derecha, ensortijados tres de los dedos con brillantes, se levantó: --La señora Olmedo --dijo el subastador --Veintiún millones ?respondió y, quitándose el collar, lo puso en prenda El proyecto de su vida, el Museo Dolores Olmedo Patiño, alberga 145 obras de Rivera, 25 de Kahlo, 45 de Angelina Beloff y 900 piezas de arte prehispánico y popular Son patrimonio nacional bajo régimen federal y declaradas monumento artístico El recinto es una hacienda del siglo XVII conocida como "La Noria" y, al parecer, estuvo dedicado a la producción de forrajes y maíz En 1962, Dolores Olmedo adquirió el lugar y desde ese momento se convirtió en su casa, hasta 1992, cuando decidió cederlo al pueblo de México para convertirlo en museo Parece que dejó varios proyectos Tenía planeada la edición de un libro con las cartas que Rivera le escribió a María Félix y que la actriz le entregó para que ella las difundiera No logró la apertura de un museo en su casa de Acapulco Tampoco se sabe si escribió sus memorias, que quería se publicaran después de su muerte 29/07/02

Comentarios