El INBA retiró obras a sugerencia de Dolores Olmedo

lunes, 29 de julio de 2002
En medio del escándalo que ocasionó el enojo de la señora Dolores Olmedo Patiño por la exposición Fe, arte y cultura, Blanca Garduño salió de la dirección del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo en febrero del 2001 La remoción sucedió en el contexto de los cambios que, a cuentagotas, se daban desde diciembre del 2000 en las instituciones culturales, en las cuales los criterios parecían tan disímiles que lo mismo habían nuevos nombramientos, que ratificaciones en tanto que otros funcionarios sólo iban de un puesto a otro Luis Martín Lozano llegó entre los "aires nuevos" a la dirección del Museo de Arte Moderno, a relevar a Teresa del Conde después de 11 años de gestión; Graciela de la Torre fue ratificada al frente del Museo Nacional de Arte, al cual dirige desde hace 12 años; y Osvaldo Sánchez pasó de la dirección del Museo Carrillo Gil, a la del Museo Rufino Tamayo, en lugar de Teresa Márquez Sin ambages, el diario Reforma publicó el jueves 8 de febrero: "Destituye Toscano a Blanca Garduño", y señaló que la decisión fue precedida por la polémica desatada por Olmedo en torno a la muestra, ya porque no se respetaba el espacio de Rivera en lo que fuera su casa o se contravinieran las ideas del artista sobre la religión Al teléfono, Ignacio Toscano, director del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dio en ese entonces la versión oficial, "la real" Aseguró que la remoción de Garduño obedeció a una reflexión que inició cuando tomó las riendas del Instituto y no a ningún tipo de acuerdo con la señora Olmedo "Sin duda, la labor de gentes queridas como Blanca Garduño, Teresa del Conde, Teresa Márquez, ha sido espléndida, respondió al momento en que se estaba haciendo y ahora queremos enriquecer estos espacios con gente que inyecte oxígeno Blanca tenía muchos años en el museo, hizo una gran labor, lo volvió un espacio vivo y creemos necesario sabemos que es necesario -corrige- darle una oxigenación" Mencionó como caso aparte el de Graciela de la Torre porque, dijo, ahí se consideró la necesidad de que ella consolidara el proyecto Munal 2000 Aunque trascendió que fue decisión del patronato El diario Reforma publicó: "Olmedo acepta que no es la primera vez que manifiesta su desacuerdo con las políticas de Garduño, ?sólo que hasta ahora me hicieron caso?" Toscano, por su parte, rechazó "Es sabido", aseveró, que Olmedo no tiene buena relación con Garduño, pero "no es asunto reciente" ni motivó su salida ¡Ay Santo Niño! A punto de entregar el Museo Casa Estudio, Blanca Garduño no opinó igual Platicó a este semanario que en sus 14 años de gestión se consultó continuamente a Olmedo, quien "siempre" reconoció el trabajo del recinto Rememoró que en muchas ocasiones recibió felicitaciones de su parte y la coleccionista prestó obras de su acervo para exposiciones en la Casa Estudio Citó como ejemplo la exhibición, en septiembre de 1999, de Francisco Miguel, "uno de los enamorados de Dolores Olmedo", para la cual prestó el retrato que el pintor le hizo: "Ella asistió a la inauguración, tengo fotografías, estuvo muy complacida, muy aplaudida, muy saludada y brindamos con tequila Ella me ha recibido en su casa no una, cientos de veces, la he consultado cuando ha sido necesario, y también ella me habla a mi casa, me saluda, me pregunta, creo que ha habido una relación de respeto" Añadió que Fe, arte y cultura no es la primera exposición de exvotos en el museo que dirige; antes se presentó Milagros en la frontera Por ello, no ocultó su sorpresa ante los comentarios hechos por la señora Olmedo el 24 de enero al diario Excélsior: "¡Cómo es posible que en la Navidad haya puesto en el estudio de Diego Rivera una Virgen de Guadalupe y toda una muestra del Santo Niño de Atocha, sabiendo que el maestro Rivera no era creyente! No tenía ningún derecho a faltarle al respeto; menos en su estudio donde pasó los últimos dos meses postrado en una camita antes de morir y donde fue velado No tenía ningún derecho esa señora" Garduño narró que Olmedo visitó la exposición el 22 de diciembre del 2000, pero no se vieron pues se encontraba de vacaciones Fue al volver a su casa el 8 de enero, justo un mes después de la inauguración de la muestra, cuando se encontró con múltiples mensajes tanto de Toscano como de la propia Olmedo Jamás imaginó la causa Relató que se reportó con el director del INBA, quien -agregó- le habló de la molestia de la señora Olmedo y le dio instrucciones para retirar las obras del estudio, siete imágenes del Santo Niño, tres de ellas propiedad de Manuel Ávila Camacho, y dos obras realizadas por las monjas del Santuario de Plateros con miles de milagritos tejidos, que dan cuerpo a la Virgen de Guadalupe y al propio santo de Atocha: "Me opuse y le comenté que no veía la ofensa a Diego Rivera y que esto sería un retroceso en la libertad de expresión, por un lado, además que pensaba que Rivera estaría muy contento de tener esta exposición aquí, donde ha sido visitadísima, ha sido de lo más exitosa, la gente va emocionada a ver al Niño de Atocha" Y agregó firmemente: "No quité las obras porque Lola me lo haya dicho, sino porque recibí la instrucción de Toscano" Comentó también que Olmedo, presidenta vitalicia de la Fundación Diego Rivera y Frida Kahlo, envió al INBA, al INAH y a la propia presidenta del Conaculta, Sari Bermúdez, sendas cartas, "muy ofensivas", en las cuales manifestó su inconformidad por la exposición Bochornoso Toscano admitió haber recibido una sola misiva, que no calificó de dura, sino de "firme, en cuanto a lo que ella piensa", y señaló: "Respetamos a la señora Olmedo, ha sido firme en sus convicciones y gracias a ella tenemos lo que tenemos" Reconoció también que la coleccionista y administradora de la obra de Rivera y Kahlo le pidió retirar la obra del estudio, dado que alteraba el habitat del artista guanajuatense: "Pensamos que era natural, saludable que el espacio quedara tal y como estaba" -¿Pero las obras le afectaban en algo al estudio? -Yo diría que no es que afectara, simplemente queremos el estudio como era No tiene nada que ver ni con coartar la libertad de expresión ni mucho menos Cuando el 5 de diciembre del 2000 Sari Bermúdez tomó posesión como presidenta de Conaculta reiteró los ofrecimientos de "cero censura" hechos por Vicente Fox en su campaña y tajante leyó en su discurso: "No cederemos ni un ápice a la intolerancia, al dogmatismo, ni al autoritarismo" Toscano explicó que, por sus dimensiones, las obras retiradas del estudio no pudieron reacomodarse en otros espacios del museo y "no iban a exponerse a la intemperie", por lo cual, por una razón "de orden práctico", sencillamente se quitaron de la exposición La prensa consignó que Ávila Camacho calificó como "bochornoso" que le devolvieran sus obras y comentó que ser la mayor coleccionista de Rivera no autorizaba a Olmedo a descalificar proyectos relacionados con él Garduño rememoró que luego de retirar las obras habló por teléfono con Olmedo y le comentó que las obras expuestas eran una manifestación social de la religiosidad del pueblo mexicano a través del exvoto, y que si le hubiera quitado al título de la colección la palabra fe habría omitido -"como historiadora del arte"- un elemento que forma parte de ese estudio: "Me dijo: tú lo hiciste por quedar bien con Fox Y le contesté que de ninguna manera" Se explayó entonces en explicar que esta exposición se planeó desde hace cuatro años y contó con una "profunda investigación" sobre la evolución de las figuras religiosas desde los moros, su paso por España, Cuba y su llegada a México y Estados Unidos "Eso no me lo invento en quince días", anotó y abundó que era imposible pactar con los museos estadunidenses y europeos que prestaron obra, de la noche a la mañana Igualmente aludió al libro-catálogo que refleja el trabajo de investigación que implicó este proyecto Ante estas explicaciones señaló que la señora Olmedo sólo le respondió: "Le voy a decir a Fox que te quite" -¿Usted esperaba ser ratificada? -No lo quiero decir así Creo que Toscano contaba conmigo y ni influyo en él, ni lo coacciono Tuvo la libertad absoluta de mi parte de hacer los cambios si eran necesarios, no me manifestó ni sí ni no Sin embargo, juzgó como "contradictorios" los comentarios de la señora Olmedo, pues primero calificó de ofensiva la exposición y luego dijo a la prensa: "A mí no me molestó la exposición, sino que no mantengan el lugar como él (Rivera) lo dejó" 14 años En su defensa, Garduño aludió al trabajo que ha realizado en los 14 años de su gestión Enumeró su intervención en el rescate de las casas "abandonadas y enterradas metro y medio", que se hizo con base en los planos de Juan O?Gorman y tomando en cuenta las opiniones de los familiares de Rivera y de diversos investigadores y especialistas Sumó las 70 exposiciones organizadas, y el igual número de libros publicados, las muestras que se habían llevado al interior del país o naciones como Argentina, Chile, Estados Unidos, España y Nueva Zelandia, entre otros; así como haber dado espacio a personajes relacionados con Rivera, entre ellos Pita Amor, Nahui Ollin, Rosario Cabrera y Luz Jiménez Además, la creación de una fototeca y un archivo documental Invitó entonces a la presidenta del Fideicomiso Rivera a hacer un recuento de lo que ha hecho en más de 40 años esa institución "Yo he vivido de mi salario y estoy más allá de herencias, de derechos de autor, de la comercialización y de las autentificaciones" Apuntó que el INBA había respaldado su trabajo porque todos los libros llevaban textos de los titulares del INBA y de Conaculta Hizo referencia a que en la Casa Estudio siempre hubo objetos de culto popular como judas, calaveras y nacimientos, y destacó que si bien Rivera no practicaba la religión, sí criticó a la Iglesia como institución, pero fue siempre respetuoso de la religiosidad popular Agregó que en su casa de Londres y Berlín coleccionaba exvotos, y sugirió a Frida Kahlo que trabajara en pequeñas láminas a la manera de esos objetos En varias obras y murales de Rivera están plasmadas imágenes religiosas como el señor de Chalma, la Virgen de Guadalupe, San Francisco; el pintor, dice, fue bautizado, fue padrino de bautizo de mucha gente, se casó por la iglesia con Guadalupe Rivera Marín y fue fundador de los rosacruces y miembro de los masones "El ser comunista no significa pelearse con el culto del pueblo" En opinión del historiador de arte, Alberto Híjar, quien escribió para el catálogo de la exposición el texto Identidad, religión y pueblo, era necesario discutir la religiosidad popular, "cosa que Diego y Frida cultivaron de manera constante como parte de sus preocupaciones populares" Consideró que a Diego y Frida les habría gustado el conjunto de piezas que, en la muestra, rodea un sombrero de fieltro que Pancho Villa mandó al Santo Niño Menciona también las dos obras realizadas por las monjas del Santuario de Plateros "Gracias a la ignorancia de Lola Olmedo se retiraron del estudio de Diego Rivera Es muy grave que las autoridades se dejen intimidar por una mujer que lo único que hace es ostentar su riqueza material y la influencia que dice tener por su amistad personal con todos los presidentes, desde Miguel Alemán hasta Carlos Salinas Es lamentable que éste sea el principio de autoridad para objetar una exposición" Y coincidió con Garduño en cuestionar el trabajo que ha hecho la Fundación que preside Olmedo: "De esa fundación que es nada menos que presidenta vitalicia, no ha salido un solo texto, una sola investigación importante ni sobre Diego ni sobre Frida" En su texto del catálogo pone a manera de epígrafe una cita de Diego Rivera: " ser solidario de los católicos de buena fe en lo que ellos practican realmente de la doctrina del Maestro que predicó con palabras y ejemplo la fraternidad y la solidaridad humana" Híjar consideró que la destitución de Garduño no tiene que ver con "este pequeño escándalo"; en todo caso "sería excesivo y monstruoso", porque si ha habido una directora eficiente ha sido ella: "Me niego a creer que después de un trabajo de tantos años, con esta calidad, el capricho de una señora ignorante haya motivado su salida Seguramente habrá motivos de renovación y de otra naturaleza Si así fuera, si de verdad fue porque doña Dolores Olmedo habló con el presidente Fox o no sé quién, entonces sí estamos fritos" Garduño explicó que aún no tiene la fecha precisa en la cual dejará el Museo Casa Estudio, lo que sí sabe es que seguirá investigando sobre la obra del muralista y su esposa porque es algo que "me ha enriquecido como persona" (Proceso No 1267, 12 de febrero de 2001)

Comentarios