El Papa sí recibirá a Fox y Martha Sahagún

martes, 30 de julio de 2002
El encuentro, gracias a la mediación del cardenal Norberto Rivera México, D F (apro)- Al cabo de intensas negociaciones en las que estuvo de intermediario el cardenal Norberto Rivera, en su calidad de anfitrión, el sumo pontífice dará una entrevista a Vicente Fox y Marta Sahagún en la sede de la nunciatura este miércoles, a la siete de la noche De acuerdo con la información oficial, el encuentro entre el representante del Vaticano y del Estado mexicano es de "cortesía", y por ende no representa ningún problema que el matrimonio Fox no esté unido por la liturgia católica Debido al estado de salud de Juan Pablo II, la entrevista con el presidente mexicano y su esposa se realizará en las instalaciones de la nunciatura, ubicadas en la colonia Guadalupe Inn, al sur de la Ciudad de México Desde que el presidente Fox estuvo en la Santa Sede el 18 de octubre del año pasado, Marta Sahagún quiso ver al Papa en una audiencia privada Pero ante las dificultades que tenía por su reciente matrimonio con Fox, que no fue reconocido por la Iglesia católica, el encuentro tuvo que negociarse a través de las influencias del padre Marcial Maciel, fundador los Legionarios de Cristo y paisano de la esposa del guanajuatense Tras los escándalos de pederastia y homosexualismo de varios sacerdotes católicos en el mundo, entre ellos el padre Marcial Maciel, en esta ocasión el cardenal Rivera fue el enlace para el encuentro, este miércoles, del Papa y Fox De hecho, desde que el guanajuatense invitó al sumo pontífice, su idea era tener una entrevista en privado con él, pero acompañado de Marta Sahagún La Presidencia de la República informó que el encuentro será absolutamente privado y que, si acaso, se dará a conocer un comunicado de prensa y se difundirán imágenes del evento a través de la oficina de Comunicación Social Mientras tanto, en la nunciatura apostólica poco se informó del encuentro entre Juan Pablo II y Fox Sin embargo, trascendió que el cardenal Rivera se mostró satisfecho con haber conseguido su cometido, pues entre sus aspiraciones está apuntalarse como uno de los sustitutos de Juan Pablo II y quiere sumar puntos como un eficaz negociador

Comentarios