Análisis político: Fox y los medios

jueves, 4 de julio de 2002
México, D F (apro)- Uno de los aspectos que hay que revisar a dos años de la derrota presidencial del PRI es la relación que se ha formado entre los medios de información y el primer gobierno federal surgido de la oposición y encabezado por Vicente Fox Es bien sabido que durante los regímenes priistas las directrices constantes para la mayoría de los medios eran la censura, la manipulación informativa, el control de la noticia y la dependencia política y económica con el gobierno en turno Los medios en México crecieron y se desarrollaron bajo los gobiernos priistas con sus consabidas consecuencias Bien es conocido que el Tigre Azcárraga, el mayor magnate de la información que ha tenido el país hasta ahora, decía que en Televisa trabajaban "los soldados de la información" y él mismo se definía políticamente como priista Imevisión y Canal 11, con Notimex, Imer y El Nacional, eran los órganos de información y de defensa de la figura presidencial de la época A través de sus canales y de sus páginas se desplegaban panegíricos, alabanzas, y se hacía proselitismo sobre las labores del gobierno federal y, concomitantemente, de las administraciones estatales y municipales emanados también del PRI Salvo raras excepciones, la cooptación de los medios y de los reporteros por parte del gobierno y sus secretarías era constante, y se hacía a través de la venta de publicidad, de la compra de papel ?hasta la desaparición de PIPSA--, y de manera más directa mediante el famoso "chayo" o entrega de dinero a los reporteros por una nota favorable o por cerrar los ojos ante un hecho negativo para cierto personaje o institución Una nota informativa en contra del presidente inmediatamente era objeto de una llamada telefónica por parte de las autoridades que, con toda impunidad, llamaban la atención al director del medio, al jefe de redacción o directamente al reportero, que era reprendido e incluso despedido Así, la dependencia de la mayoría de los medios al poder político gubernamental era total Pocos se escapaban de este manto poderoso, de este Golem que de muchas maneras encontraba las formas para tener el control de la información Los casos de Excélsior, cuyo director Julio Scherer fuera expulsado por una trama bien orquestada por el presidente Luis Echeverría, y las órdenes para no informar de las matanzas del 68, 71 y la guerra sucia de la época, son ejemplos del control que tenía el gobierno sobre la prensa Una de las máximas del presidente José López Portillo para con la prensa era: "No te pago para que me pegues" Y los reporteros y sus jefes entendían bien la orden Cuentan que en esa época un viejo jefe de prensa de la Presidencia de la República daba un consejo a sus subordinados, cada vez que iba a dejar una oficina gubernamental: "Hay que llevarse todo, porque los que vienen son unos rateros" Así se comportaba también la prensa oficial en los tiempos del PRI Con la derrota del Revolucionario Institucional propinada por Vicente Fox, muchos de los reporteros, analistas y representantes de los medios pensamos que las relaciones prensa-gobierno iban a cambiar Y así ocurrió, pero sólo de forma y no de fondo Fox ha planteado una administración transparente a la opinión pública y, bajo esta línea, se aprobó la ley de transparencia y acceso a la información, y se entregaron los archivos políticos de las últimas cuatro décadas, en los cuales se espera encontrar "perlas negras" del poder Así mismo, el presidente se comprometió a respetar las libertades de prensa y expresión Sin embargo, en el fondo poco ha cambiado Desde que era gobernador en Guanajuato, Fox desarrolló una estrategia de relación con los medios de información --a través de Marta Sahún? y, al parecer, esta misma mecánica es la que desplegaron desde la Presidencia de la República Se trata de sustituir el control directo sobre los reporteros y jefes de redacción, con el establecimiento de convenios de publicidad negociados directamente con los dueños de los medios Así, a los que se portan bien y no golpean tanto al gobierno foxista, les va bien económicamente Tampoco ha cambiado la actitud de intolerancia gubernamental con aquellos reporteros, columnistas o articulistas que se atreven a criticar o sacar información que afecta la imagen presidencial En el medio periodístico son conocidas las llamadas telefónicas de Marta Sahagún, cuando era vocera presidencial, a las redacciones, acusando a los reporteros que sacaban una información en contra de Fox o de ella misma Sobre esta situación escribió el columnista Raymundo Rivapalacio, quien siendo director de Milenio fue presionado por la ahora esposa de Fox, luego que se revelaron los gastos del menaje de Los Pinos con toallas con un valor de 4 mil pesos Con el nuevo jefe de prensa de Los Pinos, Rodolfo Elizondo, la revista Proceso ha sido vetada de los viajes presidenciales, luego que se publicaron las aportaciones del extranjero y de empresarios importantes a la campaña foxista Sólo los medios que el gobierno foxista considera afines tienen acceso a la información y a las entrevistas, como en los mejores tiempos del PRI, con funcionarios y amigos de Fox Tal es el caso de El Universal y la revista Cambio, dirigidos por Ramón Alberto Garza, quien fuera nominado para sustituir a Marta Sahagún en la dirección de comunicación de Los Pinos Así, la intolerancia y el autoritarismo del PRI sobre la prensa se han vuelto a presentar con el gobierno "democrático" de Fox

Comentarios