Ciudad Juárez, la historia de la impunidad

lunes, 8 de julio de 2002
* Homicidios femeninos: sexismo reiterado México, D F (apro-cimac)- La historia de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez (poco más de 280) data de hace nueve años Durante ese tiempo han pasado dos gobernadores y cuatro fiscales especiales, sin que hasta la fecha hayan logrado esclarecer fehacientemente por lo menos un asesinato Y, para colmo, la mesa interinstitucional que debería haber iniciado sus trabajos para avanzar en la justicia está detenida La suma de anécdotas y declaraciones sesudas se suman Por ejemplo, para el exgobernador panista Francisco Barrio Terrazas, hoy contralor federal, los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez eran una situación natural en virtud de que las víctimas caminaban por sitios oscuros y se vestían de manera provocativa con minifaldas Y el gobernador Patricio Martínez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se negó a instalar la mesa interinstitucional en la que participarían representantes de la sociedad civil y familiares de las víctimas con el fin de contribuir en las investigaciones Los primeros homicidios de mujeres en Ciudad Juárez empezaron a registrarse en 1993 Hasta la fecha suman más de 280 --de los cuales 30 por ciento son seriales-- y 500 desaparecidas, sin que ninguno se haya esclarecido Procesocom presenta un reportaje sobre este tema, dividido en tres partes Como "Penélope": tejen y destejen (Parte I) En 1994, la subprocuraduría de Justicia del estado inició 11 averiguaciones previas en Ciudad Juárez por el mismo número de homicidios de mujeres encontradas en diversos predios de la ciudad De esas averiguaciones, en apariencia cinco se resolvieron y seis quedaron pendientes; de éstas, la mitad aún están pendientes de identificar En 1995, organizaciones de mujeres del estado y del país pidieron la apertura de la agencia especializada de delitos sexuales en Ciudad Juárez, a la vez que solicitaron la creación de una comisión especial en el Congreso local, con el fin de darle seguimiento a las investigaciones judiciales Tuvieron que pasar seis años, cuando el número de mujeres asesinadas ascendía a más de 250, para que se formara, en el 2001, la comisión especial con el voto unánime de las fracciones parlamentarias del Congreso En 1997, con la entrada de la nueva Legislatura al Congreso de la Unión, el caso llegó hasta la tribuna de la nación Por vez primera, el 15 de noviembre se conformó una comisión especial para que acudiera a Ciudad Juárez a verificar la situación de las investigaciones Mientras tanto, las organizaciones no gubernamentales (ONG), conformadas en la Coordinadora de ONG en Pro de la Mujer, pidieron la creación de una fiscalía especial para que se abocara a investigar los crímenes El entonces gobernador de la entidad, Franciso Barrio Terrazas, sostuvo que las "fiscalías nunca han servido" y puso como ejemplo las creadas para los casos Colosio y Posadas En ese mismo año de 1997 se registraron 27 asesinatos más Pasó todo el año y Barrio Terrazas se negó a crear la fiscalía No fue sino hasta enero de 1998 cuando lo aceptó y nombró a María Antonieta Esparza como su titular Un mes después recibiría a una delegación de 15 legisladoras federales de todos los partidos políticos integrantes de la Comisión de Equidad y Género En ese 1998 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) atrajo el caso y emitió una recomendación al respecto en la que hablaba de impunidad y deficiencia en las investigaciones Por primera vez en al historia la CNDH emitía una recomendación por sexismo en la investigación Poco antes de concluir su gestión, el gobernador Francisco Barrio señaló que los crímenes de mujeres constituyen un porcentaje que puede ser considerado "normal"