No se obliga al Papa a venir a México, aclara el CEM

lunes, 8 de julio de 2002
México, D F- En medio de la incertidumbre porque se maneja la posibilidad de que el Papa Juan Pablo II cancele su visita al país para encabezar la canonización de Juan Diego, el presidente de la Comisión de Migración de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Renato Asencio, aclaró que desde la iglesia católica mexicana no se ejerce presión al Vaticano para que tenga lugar el viaje A unos días de que se divulgó el rumor de que la cancelación del viaje sería anunciada este mes, mismo que fue desmentido, Asencio dijo que nadie está obligando al Papa a venir y que sigue decidido a hacerlo En el mismo tono, el integrante del MEM reveló que algunos funcionarios del Vaticano habrían sugerido al Papa que la canonización tuviera lugar en la sede de la iglesia católica, propuesta que Juan Pablo II reprobó con un manazo en su escritorio y exclamó: "ese viaje lo hago yo", relató Asencio Ascenció agregó: "él quiere desgastar su vida al encuentro con los jóvenes, que lo fortifican mucho; al encuentro con los indígenas, a los que quiere mucho; al encuentro con México, al que quiere mucho y nosotros no lo vamos a impedir" Por su parte, el obispo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Ricardo Watty, consideró que el Papa llegará a un México con más respeto a la división de poderes y donde la relación entre éstos y la iglesia ha cambiado08/07/02