Culpa LEA a Martínez Domínguez de la matanza del Jueves de Corpus

martes, 9 de julio de 2002
México, D F (apro)- El expresidente Luis Echeverría Alvarez señaló a Alfonso Martínez Domínguez, jefe del Departamento del Distrito Federal (DDF) en 1971, como el responsable de la matanza de estudiantes el 10 de junio de ese año, a manos del grupo paramilitar "Los Halcones" En una conferencia de prensa realizada la tarde del martes en su casa de San Jerónimo, el exmandatario insistió en que por dicha razón pidió en ese entonces la renuncia de Martínez Domínguez, al considerar que no hubo razón para que interviniera el grupo paramilitar En una de las salas de su casa, en donde recibió a la prensa, repuesto ya de la sacudida que se llevó al salir de las instalaciones de la Fiscalía Especial para la Investigación de Movimientos Sociales del pasado, Luis Echeverría afirmó que no se siente perseguido por las autoridades judiciales Estableció, además, que se careará con quien sea necesario, y aseguró que comparecerá ante el Ministerio Público Federal cuantas veces sea necesario Rodeado por más de 60 periodistas que lo siguieron hasta su residencia, después de que compareció por segunda vez ante el Ministerio Público, el exmandatario, acusado de genocidio, privación ilegal de la libertad y asesinato, en dos averiguaciones previas que se le siguen por los hechos del 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971, negó toda responsabilidad en los sucesos por los que se le acusa --¿Va a huir del país? ?le cuestionaron En el rostro duro de Echeverría se dibujó una tenue sonrisa, seguida de un tajante "no tengo por qué" Enseguida, agregó que tiene planeado viajar al Caribe por lo menos una semana Luego volvió al gesto adusto y, envalentonado, sostuvo que él no cometió ningún error en el 68 y en el 71, por lo que no tiene por qué pedir perdón "No tengo ninguna responsabilidad", insistió Luego de atribuir al movimiento estudiantil la responsabilidad de los enfrentamientos con las fuerzas armadas ?"por la euforia de la Revolución Cubana se organizaron con el propósito de instaurar un régimen socialista en el país"--, Echeverría reiteró que no se siente perseguido por las actuales autoridades federales Además, desde su perspectiva, Estados Unidos no tuvo injerencia en la masacre de Tlatelolco, pero documentos desclasificados del FBI ?presentados en exclusiva por Proceso-- demuestran que tanto el presidente del vecino país en aquella época, Richard Nixon, y Echeverría sabían de tales acontecimientos y hasta se dio entrenamiento a militares mexicanos en aquella nación "Al presidente ?dijo? toda la vida se le atribuye lo bueno y lo malo; eso ha sido siempre" El expresidente aceptó que la represión de estudiantes fue un hecho "grave", y recordó que por ese motivo le pidió la renuncia al entonces jefe del Departamento del Distrito Federal (DDF), Alfonso Martínez Domínguez, con quien, dijo, está dispuesto a carearse si es necesario De esta forma, señaló con claridad que el priista y exsenador fue el culpable de la represión del 10 de junio De igual forma, expresó que cuando llegó a la Presidencia, en 1970, desconocía la existencia de Los Halcones, el grupo paramilitar que intervino en los hechos del 10 de junio de 1971 Es la primera ocasión, en 23 años, que el expresidente responde a las imputaciones que le hizo Martínez Domínguez, acusándolo de ser el único responsable de la matanza En junio de 1979, Martínez Domínguez declaró a Proceso: "La matanza del Jueves de Corpus fue preparada por Luis Echeverría para matar dos pájaros de un tiro: escarmentó a quienes, decía él, querían provocar a su gobierno al inicio de su mandato, y se deshizo de mí Yo tenía pasado, fuerza política Le hacía sombra" Alfonso Martínez Domínguez está citado a comparecer el próximo martes, para responder por los acontecimientos del 10 de junio de 1971Por la mañana del 9 de julio, Luis Echeverría compareció, por segunda ocasión, ante la Fiscalía Especial para la Investigación de Movimientos Sociales del pasado Durante la diligencia, y por segunda ocasión, el expresidente se excusó de responder a las acusaciones y al interrogatorio relacionados con la matanza de estudiantes ocurrida el 10 de junio de 1971, en apego a las garantías consagradas en la Constitución Ante ello, el Ministerio Público dio al expresidente un plazo de 30 días para responder al cuestionario y a la demanda penal interpuesta por Jesús Martín del Campo y Raúl Alvarez Garín El primero es actualmente funcionario del gobierno del Distrito Federal En la Averiguación Previa FEMOS/11/2002, dentro de la cual Echeverría está acusado del delito de asesinato, se incluyen diversas pruebas documentales publicadas por la revista Proceso, entre ellas declaraciones que el exregente capitalino Alfonso Martínez Domínguez hizo a Heberto Castillo en junio de 1979, así como la carta que el expresidente Echeverría envió al semanario el 1 de junio de 2001 Según el dicho del exjefe del DDF en aquel tiempo, Echeverría le confió el mismo día de los hechos durante una comida lo siguiente: "Quieren a mi gobierno, pero los vamos a escarmentar? la izquierda me está toreando, quieren que muestre debilidad y entonces se me subirán a las barbas Los meteremos al orden" A pesar de los testimonios de víctimas y familiares de éstas, Echeverría envió ?el 1 de junio del 2001? una carta al semanario, en la que aseguró, tajante, que durante el jueves de Corpus "no hubo muertos ni desaparecidos ni secuestrados, como se ha repetido" El martes, Echeverría llegó a la Fiscalía diez minutos antes de la siete de la mañana La camioneta que lo transportó se introdujo por el estacionamiento, ubicado en la calle de Iturbide, seguido de otro auto, en el que viajaban sus ayudantes personales La audiencia comenzó a las 09:00 horas y terminó tres horas después Mientras esperaban, un grupo de exlíderes declamó y cantó himnos alusivos al movimiento estudiantil, al compás del fondo musical interpretado por músicos "democráticos" No faltaron las mantas, en las que se exigía castigo al responsable de la matanza del Jueves de Corpus Cuando todo parecía haber concluido, exintegrantes del CGH vieron a Echeverría salir por la puerta principal y de inmediato se escuchó un coro de voces "a-se-si-no", "a-se-si-no" --¿No es esto una provocación, sobre todo cuando sabe que no lo quieren? --preguntó un reportero Echeverría sólo atinó a murmurar: "Están bien correspondidos" En medio de empujones, otro reportero inquirió: "¿Se siente lejos de la cárcel?" "Sí, bastante lejos", dijo el exmandatario Echeverría no pudo dar un paso más porque los exdirigentes del 68 le comenzaron a gritar "a-se-si-no" Preocupados por seguridad, sus ayudantes lo metieron de nuevo al edificio Y ya no se le volvió a ver

Comentarios