Envían evangélicos "extrañamiento" a Fox por besar la mano al Papa

jueves, 1 de agosto de 2002
* La Confraternice asegura que el presidente quebrantó el principio histórico de la separación Iglesia-Estado México, D F (apro)- Con la representación de 97 asociaciones religiosas adscritas a la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Farela Gutiérrez envió al secretario de Gobernación, Santiago Creel, un extrañamiento "por el quebranto al principio histórico de separación Iglesia-Estado", con la conducta del presidente Vicente Fox y demás funcionarios asistentes durante la visita papal También pide a Creel que, en ejercicio de sus facultades, tome las medidas previsoras para que no se quebranten las disposiciones legales relativas al culto religioso En el documento, precisa que la visita del Papa Juan Pablo II tuvo un carácter de visita pastoral, no diplomática, por lo cual el evento de recepción en el hangar presidencial tuvo el carácter de culto religioso extraordinario "El señor Vicente Fox dirigió palabras de bienvenida al señor Karol Wojtyla a nombre (supuestamente) de los mexicanos, entendiéndose en calidad de presidente de México, por lo tanto, asumiendo las funciones o carácter oficial, contraviniendo el artículo 25 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público", plantea el documento Así mismo, explica, "las convicciones religiosas (incluyendo al presidente), no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país Nadie (incluyendo al presidente) podrá alegar motivos religiosos para evadir las responsabilidades y obligaciones prescritas en las leyes, como el principio de laicidad y separación" En conferencia de prensa, la tarde del jueves, Javier Moctezuma Barragán, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de dicha Secretaría, desechó que haya habido violación alguna a la legislación con la presencia del mandatario en los actos del Papa ni con el beso que el mandatario dio al anillo del jerarca religioso "En México existe libertad religiosa y, como en el pasado, es posible que en el futuro existan presidentes ateos, presidentes que tengan otra religión o presidentes agnósticos, y el trato será diferente Hay que ver con naturalidad está situación", dijo "Venimos de una cultura política en la que cualquier gesto del presidente, cualquier actitud del presidente cimbraba a la clase política, cimbraba a los medios de comunicación y, en ocasiones al país entero", comentó 01/08/02