Intenta el Papa justificar las contradicciones de la beatificación

jueves, 1 de agosto de 2002
"Aunque me voy, de corazón me quedo": el Papa a los mexicanos México, D F- Al beatificar a los indígenas Jacinto de los Angeles y Juan Bautista, el papa Juan Pablo II sostuvo el discurso pro indígena que ha manejado durante toda su estancia en México, en un esfuerzo por empatar las contradicciones que implica la situación en la que éstos fallecieron Y es que los ahora beatos fueron fiscalizadores al servicio de la corona española y fueron linchados por miembros de su propia etnia, a quienes delataron por practicar cultos tradicionales zapotecas, propios de la cultura indígena a la que ahora se quiere exaltar La vida de ambos "mártires de la fe" ?cuya encomienda era ayudar a la Iglesia a combatir la idolatría y con ello quitar a los indígenas sus costumbres--, es un ejemplo de cómo se puede "llegar a Dios" sin renunciar a la propia cultura, según afirmó el Sumo Pontífice Aseguró además que el ejemplo de ambos beatos anima a los indígenas de hoy a apreciar sus lenguas y culturas, pero dejando de lado la idolatría Al encabezar la homilía posterior a la beatificación, en la Basílica de Guadalupe, el Papa dijo que los nuevos beatos son "fruto de la Santidad" de la primera evangelización realizada a partir de 1529 entre los indios zapotecos de Oaxaca También manifestó que ambos mártires son modelo para los servidores públicos que deben favorecer el interés común, aun en detrimento de su interés personal Tal como lo hizo el miércoles, durante la misa dedicada a la canonización de Juan Diego, el Papa hizo varias alusiones a la naturaleza mestiza de la nación mexicana "Vuestra tierra es una rica amalgama de cultura Aquí llegó el Evangelio en 1529 con los padres dominicos, sirviéndose de las lenguas nativas y los usos y costumbres de las comunidades locales", remarcó Pidió a los presentes estar dispuestos a construir una nación que sea como una familia a la vez plural y unificada Plural en el origen, y unificada en la justicia y la solidaridad, dijo No olvidó señalar que los ahora beatos son ejemplo de fidelidad a la "religión verdadera", el catolicismo, pues a pesar del martirio que sufrieron ?a manos de su propia gente? nunca abjuraron de su fe recién adquirida "Dichosos los perseguidos por la causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de Dios", dijo, citando el Evangelio Por ello, exhortó a todos los fieles mexicanos a renovar su compromiso con la difusión de la fe, tal como lo hicieron los beatos oaxaqueños La beatificación de los zapotecos que en el siglo XVI, y luego de su conversión al catolicismo, fueron linchados por miembros de su etnia por haber delatado prácticas idólatras, fue celebrada por un grupo de oaxaqueños que viajaron hasta la ciudad de México Antes de llegar a la Basílica, procedente de la Nunciatura Apostólica, el Papa hizo un breve alto para bendecir lo que fue el afamado "Cine Lindavista" Este inmueble será transformado en el primer santuario oficial de San Juan Diego, canonizado el miércoles La salida del Papa de la sede de la Nunciatura fue acompañada de cantos de mariachis, que tocaban "Las Golondrinas" A su llegada a la Basílica fue recibido de forma similar y también con porras de todos los asistentes Al finalizar la celebración religiosa, que tuvo numerosos toques indígenas ?incluso el Papa fue ataviado con una casulla artesanal? dirigió a los presentes y a todo México un mensaje de despedida en el que aseguró que a pesar de su partida, no estaría ausente "Me voy, pero no me voy Me voy, pero no me ausento, pues aunque me voy, de corazón me quedo", afirmó, frase que levantó el entusiasmo de los miles de asistentes a la Basílica de Guadalupe Al igual que el día anterior, el Sumo Pontífice recibió obsequios de personalidades destacadas de las cúpulas mexicanas, como el gobernador oaxaqueño José Murat Luego, dio inicio el último recorrido, con rumbo al aeropuerto Para el despegue del avión, las autoridades dispusieron que ninguna otra aeronave aterrizara o despegara del aeropuerto internacional de la Ciudad de México Las televisoras enfatizaron, reiterativamente, que "si usted ve un avión en el cielo, ése es el del Papa" Hicieron además la invitación a hacer a la aeronave señales con espejos, para "despedir" al pontífice, tal como se hizo en su anterior visita El Papa Juan Pablo II partió en un avión de Aeroméxico al que se le dio el nombre de "México siempre fiel", con rumbo a la ciudad de Roma A despedir a Karol Wojtyla en el hangar presidencial acudió el primer mandatario Vicente Fox y su esposa Marta Sahagún, quienes agitaron la mano en señal de despedida Con la voz quebrada por la emoción, el primer mandatario ofreció un mensaje en el que dijo que la visita del Papa fue "una promoción" de valores espirituales entre los mexicanos